Querido compañero,

¿Qué planes tienes para este año nuevo? ¿Qué vas a hacer para mejorar los resultados del año pasado?

“Año nuevo, vida nueva” es un dicho popular que significa que con todo inicio de ciclo se abren nuevas oportunidades, incluso para renovar nuestras vidas. Recuerda que la vida está constituida por una sucesión de ciclos, y que cada ciclo es una nueva ocasión para concretar nuestros deseos, objetivos y metas y ahora tienes delante todo un año para poder lograrlo.

Reflexiones ante las nuevas oportunidades: la mirada interna

Antes de comenzar un año nuevo empiezo con una serie de reflexiones que te voy a compartir, por si son de tu interés, que te pueden llevar a saber reconocer y gestionar las nuevas oportunidades que se te van a presentar o las que vas a crear para mejorar tu vida.

Antes de acabar cada año hago un balance del año anterior y me hago una serie de preguntas para reflexionar y hacer un balance de los logros y contratiempos, de lo realizado y lo no conseguido durante el año.

Comienzo aplicando la mirada interna y me analizo desde las cuatro partes de todo ser humano, que te recuerdo que son: mente, emoción, cuerpo y energía. Algunas de las preguntas que me formulo son: 

  • Referente a la energía: ¿Cómo me he sentido en general anímica y energéticamente? ¿Cuáles han sido los agujeros negros de energía? ¿Qué o quién me ha robado alegría, energía o espontaneidad?
  • Respecto a las emociones: ¿Cómo he manejado mis emociones más incómodas? ¿He satisfecho mis mayores deseos? ¿Qué me resultó desafiante o decepcionante de este año? ¿Qué actividades, pensamientos, actitudes o rutinas me hacen sentir bien?
  • Sobre la mente: ¿De qué manera he avanzado intelectualmente? ¿Qué tipo de proyectos he realizado? ¿Qué objetivos he logrado? ¿Cómo he avanzado personal y profesionalmente? ¿Qué acciones he llevado a cabo para mejorar personal y profesionalmente y cuáles han sido los resultados? ¿Qué errores he cometido y cuál ha sido mi aprendizaje?
  • En cuanto al cuerpo, la parte física: ¿Qué he hecho para continuar con buena salud? ¿Sufrí algún tipo de enfermedad o herida? ¿Qué tipo de autocuidados he llevado a cabo? ¿Ha sido suficiente el tiempo que he dedicado a mis hobbies y aficiones? ¿Cuáles han sido mis rutinas?

Reflexiones ante las nuevas oportunidades: la mirada externa

En segundo lugar empleo la mirada externa y reflexiono sobre todo lo relacionado con mi entorno o lo que no depende solo de mí, algunas preguntas que me hago son:

  • ¿Cuánto de satisfactorias han sido mis relaciones familiares? ¿y mis relaciones sociales? ¿Con quién o quiénes he tenido las relaciones que más valoro?
  • ¿Quién se comportó de manera decepcionante y qué hizo que me alejara? ¿Quién fue la mejor persona que conocí? ¿A quién extrañé? ¿Qué personas favorecen el sentirme bien y el que sea yo misma?
  • ¿Ha sido mi trabajo fuente de satisfacción? ¿He sido bien remunerada por mis proyectos e ideas? ¿Ha mejorado mi economía?
  • ¿Qué hay en mi entorno y en el espacio a mi alrededor que me llena de alegría o que me produce tensión

Reflexionadas estas preguntas, sigo indagando con el fin de descubrir el aprendizaje, tanto de lo que he hecho bien y he obtenido resultados satisfactorios, como de los errores o lo no conseguido. Además, busco si ahora tengo nuevos recursos y la ayuda necesaria para abordar situaciones similares de forma más adecuada en el futuro.

Nuevas cuestiones para nuevos horizontes

Lo siguiente que realizo es plantearme nuevas cuestiones antes de afrontar un nuevo año y para ello te propongo algunas preguntas:

  • ¿Qué desearías haber hecho más este año, y quieres hacer en el que viene? 
  • Si el tiempo y el dinero no importaran, ¿qué te gustaría hacer el año que viene?
  • Para que el año que viene sea exitoso, ¿en qué conviene enfocarme? 
  • ¿Cómo podría llenar de sentido mis próximos 365 días? 
  • ¿A qué propósito quieres dedicar tu energía, tu inteligencia y tu fortaleza este nuevo año?
  • ¿Con quién quiero celebrar mis éxitos y reconocer mis fracasos este nuevo año?
  • ¿Cómo puedo hacerme la vida más fácil durante este año?

¿Se te ocurren otras preguntas que formularte este nuevo año 2022?

Te invito a que te visualices realizando y consiguiendo todo lo que te propongas, como si hicieras un recorrido por el año hasta llegas de nuevo al 31 de diciembre, es una manera de enfocar a tu cerebro en la dirección que quieres ir

Después de lo que te acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿Qué quieres cambiar y mejorar? ¿Quieres avanzar en tu desarrollo personal y profesional? ¿Qué vas a hacer para lograr tus deseos y objetivos este año 2022?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García