Tag Archives for desarrollo-empresarial

La primavera está a punto de llegar. Según las indicaciones del Ministerio de Fomento, será esta misma noche. Es el "primer verdor" en el que se da la renovación, el despertar, nuevos brotes que florecen, con temperaturas cada vez más cálidas y lluvias que alimenten los terrenos para que el crecimiento sea completo.

 Primavera

¿Y qué tiene esto que ver con la empresa? Después de este primer trimestre del año, en el que ya hemos comenzado a sembrar, es momento de revisar lo que estamos haciendo, de poner una mirada hacia la creatividad, para reinventarse, permitirse tomar nuevas perspectivas e innovar. Es un momento de crecer, de coger confianza y fuerza, de relacionarse y salir de nuevo al mercado aprovechando el "buen tiempo" del entorno.

Os dejo unos clásicos de música para acompañaros en esta inspiración, la "primavera" de Vivaldi o la "sexta sinfonía" de Beethoven.

¿Cómo podemos favorecer el espíritu de la primavera en nosotros y en nuestra empresa?

Renovar la motivación: ¿Qué te hace recargar tus pilas y dar lo mejor de ti?. ¿Cómo vas a fomentar la motivación de tus colaboradores? Recuerda lo que te gusta hacer, lo que haces muy bien, y revisa las acciones que hacen que tus colaboradores quieran permanecer en tu equipo. Es importante que no se nos olvide el ¿para qué? de estar donde estamos y haciendo lo que hacemos como lo hacemos.

Enriquecerse: suma a tu equipo brotes verdes, anímate con nuevas contrataciones, acuerdos de colaboración, alianzas estratégicas, etc. Nuevas personas traen aire fresco a la rutina. Aprovecha a salir y relacionarte. Eso sí, elige bien. Siempre de acuerdo a los valores de la empresa y sin perder de vista los objetivos marcados. Es tiempo de apostar por el crecimiento de la empresa.

Nutrirse: para aprovechar el espíritu de la primavera qué mejor que seguir formándonos. Estar en aprendizaje continuo. Puede ser una formación dentro de nuestro puesto de trabajo, o mostrando interés por lo que hacen nuestros compañeros, superiores, subordinados... Y también es momento para atreverse con esas facetas que nos gustan y a las que no solemos dedicarle tiempo. Profundiza en el desarrollo de habilidades, en hobbies,... ¡despierta tu curiosidad!

Florecer: desplegar nuestro encanto, sonreír más, tener detalles con las personas que apreciamos, relativizar lo que, en el fondo, no es tan importante. Aprovechar a dar sin esperar recibir, llegar al corazón de quienes tenemos alrededor. Fomentar un clima emocional saludable, soltar lastres, decir las cosas con elegancia y respeto, con asertividad. Que se note que estamos y que sabemos cómo brillar. Cree en ti.

Salir de la rutina: ¿has probado a llegar al mismo punto por una camino diferente? Desde cómo llegar hasta el trabajo a cómo obtener más ventas. ¿Qué podemos mejorar?, ¿qué podemos hacer distinto? ¡Prueba! Así iremos desarrollando nuestra creatividad y practicando, llegaremos a tener muy buenas ideas que permitirán innovar y mejorar procesos e incluso nuestra propia vida, porque nuestro cerebro estará más alerta y renovado.

 Así que para poner un poco de primavera, como dice Laura Pausini, "demuestra lo que puedes hacer".

¿Cómo vas a comenzar esta estación del año? ¿Qué vas a poner en marcha esta primavera?

Te espero aprendiendo en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills

Querido compañero,

¿Sabes si creas una impactante primera impresión? ¿Cómo te preparas para crear una primera buena impresión?

impactante impresión

La primera impresión que ofrecemos a los demás es importantísima, pues no hay una segunda oportunidad para causar esta primera impresión.

Tan solo tenemos unos segundos para crear nuestra primera impresión: resultar del agrado del otro, inspirar confianza o no… Y esto sucede porque necesitamos hacer evaluaciones instantáneas para tomar decisiones en el momento, como por ejemplo: salir corriendo si nos resulta una persona amenazante o quedarnos a conversar si nos resulta interesante. Estos análisis tan rápidos tienen mucha relación con nuestra personalidad, con nuestras necesidades, con nuestros miedos, nuestra cultura, nuestros hábitos familiares, el grado de formalidad de la situación... 

Para poder hacer estos análisis interviene nuestra parte instintiva y también nuestra experiencia. Al eliminar la distracción que producen las palabras, la primera impresión de una persona vendrá dada por los movimientos que realicemos con nuestro cuerpo y todos cuentan. Por ejemplo: ya solo en nuestra cara tenemos 40 músculos, la forma de andar, si sonreímos o no, juguetear con los dedos, gestos enfáticos…

Te dejo algunas imágenes que te den claves para crear una primera buena impresión

 ¿Qué puedes preparar para crear una impactante primera impresión?

  • Se puntual.
  • Cuida tu imagen personal. Los clientes suelen relacionar nuestra imagen con la calidad de servicio que se presta. Es recomendable ir vestidos acorde con la situación, el lugar, la persona a la que nos vayamos a dirigir o la entidad que representas. Ojo con estrenar ropa que puede hacer que puede hacer sentirnos incómodos y pendiente de nuestra ropa y no del interlocutor. En la película Armas de Mujer citaban a Coco Chanel “Viste vulgar y sólo verán el vestido; viste impecable y sólo verán a la mujer!” 

En el caso de las mujeres que nuestro vestuario nos permite más alternativas y accesorios que en el caso de los hombres. Es conveniente: no llevar faldas no muy cortas ni escotes muy pronunciados (de esta forma será más fácil que la prioridad esté en nosotras y nuestro mensaje), collares y pendientes discretos que no se enganchen para evitar jugar con ellos y cuidado con los tacones que no te desequilibres.

¡Ojo!  manchas, corbatas mal anudadas, braguetas desabrochadas, camisas que se abren en el pecho… todas ellas son distracciones de la comunicación.

  • Revisa tu actitud. Ten en cuenta que la actitud se transmite mediante el tono de voz y el lenguaje corporal.
  • Evalúa tu seguridad en ti mismo. Para ello prepara todo aquello que puede hacerte dudar de ti o de lo que sabes: revisa tus pensamientos, asegúrate que llevas la documentación o material que vas a necesitar, prepara la reunión (conoce a la persona y empresa que representa…)
  • Chequeate. ¿Cómo estás? ¿Hay algo que te preocupe? ¿Qué vas a hacer para que no haya nada que te distraiga de lo que vas a acomenter?
  • Practica la empatía. Esta no es otra cosa que la capacidad de ponerse en los zapatos del otro. O lo que es lo mismo, ser capaz de identificarse con los sentimientos de la otra persona.
  • Relájate antes del encuentro: respira profundamente 3 veces antes de acercarte a tu interlocutor/es.

 

¿Qué haces cuando ya estás en la situación con tu/s interlocutor/es?

 A continuación te comparto algunas claves que tengo en cuenta para crear una primera impactante impresión:

  • Mira a los ojos.
  • Sonríe.
  • Da la mano con confianza. Apretón cálido., manos colocadas en vertical.
  • Cuida tu postura corporal. Mantente erguido y con los pies en paralelo hacia tu interlocutor bien enraizados en el suelo. Cuerpo relajado y abierto y cabeza alta. Brazos en postura abierta, ojo manos no en los bolsillos.
  • Evita tocarte el pelo, la barba…
  • Siéntate adecuadamente.
  • Muestra las manos. Ponlas en una situación visible.
  • Mantén una deseable distancia social, suficientemente distante para no intimidar y suficientemente cercana para estar presente.
  • Exterioriza la alegría, contagia al otro, por ejemplo: sé agradecido, da las gracias por el tiempo que te van a dedicar.
  • Desarrolla una frase acertada de introducción.

 

Voy a compartir contigo la regla del 4 x 10:

  1. En los diez primeros segundos: demuestra seguridad.
  2. En las diez primeras palabras: no dudes al hablar.
  3. En los diez primeros pasos: acércate con aplomo.
  4. A diez centímetros de cara: expresiones agradables.

 Con el fin de aportarte más datos sobre la importancia del cómo nos presentamos, te dejo un vídeo que seguro te aportará nueva claves 

 

Y tú, ¿qué tienes en cuenta para crear tu primera impresión? ¿Qué cuidas para que tu primera impresión sea impactante y positiva?

 Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

 No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García