por 9 de enero de 2023Coaching

8 pasos para mantener las buenas intenciones que te has propuesto este Año Nuevo

Querido compañero,

¿Qué proyectos quieres abordar este año? ¿Qué acciones quieres llevar a cabo?

Cada comienzo de año hacemos una reflexión de lo que somos y tenemos, y nos planteamos ser más “felices” si logramos nuevos propósitos como: estar más en forma, adelgazar, buscar un nuevo trabajo, llevar una vida más saludable, ampliar el círculo de amistades, encontrar pareja, mejorar algo personal, promocionarte laboralmente… y al cabo de unas semanas nuestra intención de llevarlos a cabo desaparece y, como consecuencia, ese deseo se esfuma. Esto nos frustra.

¿Por qué abandonamos nuestros objetivos?

¿Qué ocurre para que cesemos en nuestro intento? ¿Qué podemos hacer para mantenernos y lograr lo que es importante para nosotros, lo que queremos conseguir?

Normalmente hay 2 razones para abandonar nuestros objetivos:

  • Una razón es no desear realmente hacerlo, que te parezca aburrido o aversivo.
  • La otra razón es el continuarlo en el tiempo, es decir, no puedes dedicarle tanto tiempo como te gustaría, no eres capaz de organizarte, o te sientes abrumado por lo que te has propuesto lograr.

Claves para lograr lo que te propongas

Quisiera compartirte algunas claves que te llevarán a lograr lo que te propongas:

  1. Haz una lista de todo lo que te gustaría alcanzar. Seguramente escribas una larga lista. Ahora lee esta lista y mientras lo haces respira profundamente. Elige como máximo 3 de las cosas que quieres obtener, teniendo en cuenta las que son más importantes para ti y las que sientes que puedes conseguir, así como las más beneficiosas, si las logras, para ti y para tu entorno. Te recuerdo que “si quieres comerte un elefante has de hacerlo por partes”.
  2. Ahora escribe el objetivo que quieres lograr con cada uno de tus deseos. Te recuerdo que una técnica que puedes usar para saber si tu objetivo está bien definido es SMART-E. Te invito a revisar, si no la conoces, el artículo que habla de esto ¿te animas a definir tus objetivos?
  3. Haz un listado de todos los beneficios que obtendrás si logras cada uno de los objetivos elegidos. Encuentra el significado que hay detrás de cada objetivo, con él es mucho más fácil persistir cuando las cosas se complican o cuando hay algún bache en el camino. Si te conectas con la razón y el propósito por el que quieres lograrlo serás capaz de encontrar la motivación para afrontarlo.
  4. Haz un brainstorming de todas las acciones que puedes llevar a cabo para alcanzar cada uno de tus objetivos. De todas esas ideas, elige como máximo 3 acciones concretas que quieras realizar. Cuando ya las tengas elegidas, evalúa del 1 al 10 cuál es tu motivación para llevarlas a cabo, sabiendo el beneficio que te va a repercutir. Te recuerdo que si tu motivación no es al menos un 8, cesarás en el intento, así que plantéate lo que puedes hacer para que suba tu motivación.
    • Te pongo un ejemplo, quieres ponerte en forma, pero te da mucha pereza ir al gimnasio 3 veces por semana ¿de qué otras maneras puedes lograr estar en forma? Andar, correr por un parque cercano a tu casa… ¿Qué podrías hacer para que la actividad que vayas a realizar te resulte más motivadora? Quizás, ¿hacerlo en compañía de un amigo o de tu pareja? Busca alicientes para que tu ánimo no decaiga y lo consigas. La motivación, cuando está presente, da como resultado emoción, energía positiva, confianza y enfoque.
  5. Escribe tus acciones en tu agenda y los recursos que necesitarás para realizarlas. ¿Cuándo vas a empezar? ¿A qué hora y día vas a realizarlas? ¿Qué necesitas para realizar la tarea que te has propuesto? Las buenas intenciones son maravillosas, pero cuando no tienes el hábito de hacer algo, no te va a salir de forma natural y automática. Si no está agendado es mucho más fácil que no ocurra. Reserva huecos durante la semana y sé realista en el tiempo que vas a dedicar. Póntelo lo más fácil que puedas, elige los mejores momentos para acometer tus acciones y que no te falte lo necesario para ponerte manos a la obra.
  6. Comunica a tus seres queridos tus propósitos. Busca aliados para que favorezcan el logro de lo que quieres conseguir. Está demostrado que el apoyo emocional de quienes nos quieren mejora nuestra motivación.
  7. Si fallas sigue adelante. Te invito a que, si en algún momento, no haces lo que te has propuesto, te perdones y sigas confiando en ti y valores lo que sí ya has hecho en pro de tu objetivo. Sigue visualizando tu objetivo, céntrate en el proceso y no en el resultado final.
    • Intenta disfrutar del camino ¡Anímate! ¡Tú puedes conseguirlo! Y si decides no seguir adelante porque te das cuenta que ha cambiado tu situación o ya no te interesa tu objetivo, acéptalo y no te culpes por abandonar o haberlo intentado. Recuerda que rectificar es de sabios.
  8. Celebra lo que vayas logrando y aprende cuando fallas. Recompénsate y celebra tus pasos, son innumerables los efectos positivos que se pueden lograr cuando uno es agradecido.

Para acabar este artículo me gustaría compartirte que es genial que quieras mejorar y conseguir nuevos propósitos o sueños, aunque quisiera recordarte que también es tanto o más motivador el parar, reconocerte y disfrutar de todo lo que has conseguido hasta el momento.

Te deseo de corazón que logres todo lo que te propongas y que este año Nuevo cubra todas tus ilusiones. Recuerda: ¡Tú puedes ser líder de tu vida!

Después de lo que te acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿Qué vas a hacer para lograr lo que te has propuesto este año nuevo?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

Comparte este artículo en tus redes

SOBRE LA AUTORA:

<a href="https://2miradas.es/blog/author/mila/" target="_self">Milagros García</a>

Milagros García

Ingeniera que pronto reconduce sus pasos hacia la administración empresarial, siendo Master Business in English: International Trade, Business negociations & Marketing. Más tarde da el salto a la Consultoría, Formación y Coaching Personal, Profesional, Grupal y Organizacional. Cuenta con 20 años de experiencia en dirección de compañías internacionales.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar:

Escribir para gestionar emociones

Escribir para gestionar emociones

Cuando decimos “no tengo tiempo”, “no me da la vida”, “no llego a todo”, “no puedo”, “no sé”, nuestro cuerpo se pone en modo estrés. Si además le añadimos la percepción de no tener recursos suficientes para abordar la demanda que tenemos delante...

¿Qué cambios quieres ver este año?

¿Qué cambios quieres ver este año?

"Locura es esperar algo distinto haciendo lo mismo", decía Einstein. Es año nuevo y es el momento de dejar atrás lo que ya no nos conviene, lo que ya no queremos en nuestra vida, de dejar en el pasado el pasado, de soltar. También, es tiempo de...