Querido compañero,

¿Crees que es importante aprender en la vida? ¿De qué formas aprendes? Las publicaciones que he realizado este verano han versado sobre diferentes formas de aprender y es que considero que aprender es necesario si quieres crecer personal y profesionalmente.

Aprender te proporciona un crecimiento intelectual y cultural, además, puedes desarrollar nuevas habilidades o mejorarlas, tomar buenas decisiones, vencer tus miedos, te ayuda a alcanzar objetivos y a enfrentar las diferentes situaciones que van surgiendo en tu vida y, sobre todo, te lleva a ser una mejor persona y un mejor profesional.

Como dice Pascal Quignard: “Aprender es un placer intenso. Aprender equivalía a nacer. Se tenga la edad que se tenga, el cuerpo experimenta entonces una especie de expansión.”

6 Diferentes caminos de aprendizaje

El proceso de aprendizaje de todos los seres humanos es algo que debe tener lugar durante toda nuestra vida ¿de qué maneras aprendes?

  1. Una de las formas que tenemos para aprender es leer, investigar, estudiar, interesarte por un tema y explorarlo. Está demostrado que leer favorece la concentración, la empatía y desarrolla las habilidades comunicativas. Alimenta la imaginación, modifica positivamente el cerebro, previene la degeneración cognitiva, nos hace progresar y nos prepara para el éxito. Ojo, no hay que refugiarse en la lectura, sino utilizar el poder de la lectura para transformar la sociedad.
  2. Otra forma de aprender es viajando, sal de los lugares comunes que frecuentas en tu día a día. Recorrer el mundo y viajar a diferentes lugares implica descubrir nuevas y diferentes culturas, conocer antiguas creencias y escuchar historias increíbles sobre la vida en los entornos de las personas que viven allí. Viajar supone una experiencia autentica, ya que cuando viajamos sentimos otras emociones diferentes a las cotidianas, exploramos y admiramos vistas espectaculares, lugares únicos… que te llevarán a vivir experiencias célebres.
    • También viajar supone conectar con personas nuevas que enriquecerán la experiencia y aumentará tu red de contactos, viajar te aporta independencia, a resolver problemas y sobrevivir por nosotros mismos.
    • Otra de las ventajas que supone viajar, como ya he comentado en publicaciones de mis redes, es que cuando viajamos encontramos respuesta para muchas de las preguntas importantes de la vida, pues ponemos distancia física y mental en nuestra vida cotidiana y esto es una receta para poder resolver todo tipo de problemas.
  3. Realizar actividades sensoriales, para despertar los sentidos. La rutina de hoy en día ha creado unos mecanismos automáticos internos que nos permiten realizar operaciones casi de forma involuntaria, dejándonos llevar sin pensar, clasificando rápidamente nuestros estímulos en nuestros pequeños espacios mentales y esto provoca que nuestros sentidos permanezcan pasivos ante los estímulos entrantes. Lleva su tiempo reactivar los sentidos, algunos ejercicios que puedes hacer para lograr: visita la naturaleza, vete a un parque o campo… y conseguirás estos fines:
    • Despertar la vista: observa todos los detalles que te rodean: colores, texturas, formas, tamaños… compara flores, árboles, plantas…
    • Despertar el olfato: cierra los ojos y huele, trata de notar los matices más sutiles que flotan en el ambiente, haz tu valoración y busca la correspondencia entre el matiz y su origen.
    • Despertar el tacto: cierra los ojos, palpa la rugosidad de las hojas, del tronco, nota su textura, si la corteza está fría o caliente.
    • Despertar el oído: cierra los ojos y concéntrate en los sonidos ¿hay viento? ¿cantan los pájaros? ¿qué sonidos son los más lejanos y los más cercanos?
    • Despertar el gusto: Muerde una fruta y pruébala como si fuera la primera vez, distingue los componentes y sabores que lo componen ¿es dulce, amarga o ácida? ¿cuál es su textura?
  4. Aprendiendo lecciones de vida.  Algunas de las lecciones de la vida son:
    • Vive la vida si miedo, deja de quejarte, atrévete a correr riesgos, no pierdas oportunidades, sé sincero, vive el hecho de que el verdadero amor es la aceptación de lo que es el otro, cada persona tiene su propia visión del mundo, no existe falta de tiempo, sino de interés, encuentra el sentido de tu vida, la vida es corta aprovéchala, conquista tus miedos, aprecia lo que tienes, cuida a tus seres queridos y a las personas en general, valora a quien es real, la familia no siempre es de sangre.
    • Como dice Emma Dancourt: resistir a lo que nos aprisiona, a los prejuicios, a los juicios precipitados, a las ganas de juzgar, a todo lo que es malvado en nosotros y que sólo quiere expresarse, a las ganas de abandonar, a la necesidad de quejarse, a la necesidad de hablar de uno mismo en detrimento del otro, a las modas, a las ambiciones malsanas, al desconcierto ambiente. Resistir, y… sonreír, etc.
  5. También puedes aprender rodeándote de gente sabia (forma de desarrollo cognitivo y emocional avanzado) y con ideas. Te recuerdo que para rodearte de las personas adecuadas es importante identificar a las personas equivocadas y mantenerse alejado de ellas, así como, es crucial identificar a las buenas personas para mantenerlas en tu vida.
    • La sabiduría emerge de la trascendencia de las propias limitaciones, por una parte, y de su aceptación, por otra. Las situaciones en las que tenemos que decidir lo que podemos cambiar y lo que no, ponen a prueba nuestra sabiduría. Las personas sabias y con ideas te sumarán, te ayudarán a ver otras opciones y posibilidades, te llevarán a nuevos retos y planteamientos, te aportarán experiencias de vida, te culturizarán…
  6. Asiste a cursos, formaciones o másters.  A veces creemos que con lo que sabemos es suficiente y no es así. No hay nada más alejado de la realidad, porque si queremos ser los mejores de nuestro nicho, siempre debemos estar educándonos en busca de la actualización y de la excelencia, además, formándote evitarás el sentimiento de estancamiento que puedes percibir en determinados trabajos y situaciones personales.

Y tú, ¿de qué otras formas aprendes?

Después de lo que te acabo de comentar ¿De qué te has dado cuenta? ¿Qué vas a hacer para seguir aprendiendo?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García Arranz