Archives by milagrosgarcia

23 noviembre, 2021

¿Vives con Pasión? ¿Qué haces para vivir con Pasión?

La pasión , viene del verbo en latín, patior, que significa sufrir o sentir. Es una emoción definida como un sentimiento muy fuerte hacia una persona, tema, idea u objeto. Así, la pasión es una emoción intensa que engloba el entusiasmo o deseo por algo. El término también se aplica a menudo a un vivo interés o admiración por una propuesta, causa, actividad, y otros. Se dice que a una persona le apasiona algo cuando establece una fuerte afinidad, a diferencia del amor que está más bien relacionado con el afecto y el apego.

vivir-con-pasion

 Foto de Unsplash

 “Cuando una gran pasión se apodera del alma, el resto de los sentimientos se apretujan en un costado” Luci Montgomery

Ya escribí sobre la necesidad de tener pasión en lo que haces como una de las características necesarias de un emprendedor en el entorno VUCA en el que nos movemos y otro artículo que habla sobre la pasión, un don que se puede lograr y mantener. Hoy quisiera compartirte cómo puedes vivir con Pasión.

¿Qué significa vivir con pasión?

Conozco a muchas personas que tienen una vida rutinaria con los mismos quehaceres diarios y viven la vida sin pasión. Un ejemplo típico sería alguien que se levanta, se dirige a su trabajo, regresa al hogar, comparte lo mínimo con los suyos, si no vive solo, ve la televisión o lee y se va a la cama. ¿Qué piensas de esto? No sé tú, para mí esto no es vida.

Observo que quien lleva este tipo de vida con el paso del tiempo se vuelve gris; es decir, una persona sin apenas sentido del humor, con baja energía, predecible, común y que normalmente no deja huella. Una persona que vive así no logrará tener lo que desea en la vida a menos que se decida a cambiar y comenzar a brillar.

Para mí, la Pasión y el Amor son las dos emociones más intensas que vivo. No entendería este mundo sin vivir todo lo que hago en mi día a día con amor de forma apasionada.

Saber si sientes pasión es relativamente fácil averiguarlo teniendo en cuenta tres premisas: la primera sería fijarte si el tiempo pasa o no deprisa con lo que estés haciendo, la segunda podría ser si te supone placer o un gran esfuerzo lo que realizas y la tercera, pon el foco en si la tarea o el proyecto podrías abordarlo en cualquier momento o no.

Vivir con pasión mi vida supone vivir cada día como si fuera el último, disfrutando de cada cosa que decido hacer (sea o no habitual), intensamente y con plena consciencia, con agradecimiento de todo y por todo, creciendo constantemente y sin lugar a duda, compartiendo ese Amor por la vida y las personas, con la mayor cantidad de seres humanos posible.

5 pasos para vivir con pasión

Recientemente leí un artículo de la mente maravillosa que nos habla de seguir 5 pasos, si eres de las personas que desean sentir pasión por lo que hacen, sueñan o viven en su día a día:

  1. Escribe una lista de tus 15 pasiones: lo que más te guste, sea más especial para ti o forme parte de la base de tu felicidad.
  2. Ahora escoge las 3 que más te gusten.
  3. Escribe 4 o 5 sensaciones que describan lo que ocurrirá cuando estés viviendo cada una de las 3 pasiones.
  4. Escribe los pensamientos negativos que te impiden hacer realidad y vivir estas pasiones.
  5. Piensa cómo podrías hacer de tus hobbies una forma de vida que te facilite recursos o ingresos, teniendo en cuenta que pasión y éxito son dos ingredientes inseparables.

Con el fin de complementar lo que te he comentado, te dejo un vídeo que habla de cómo vivir con pasión, más allá de la edad

Después de lo que te he compartido, ¿Qué vas a hacer para vivir la vida con pasión? ¿Cuándo vas a empezar a llevarlo a cabo?

"Tu propósito te apuntará a la dirección correcta pero la pasión será lo que te impulse" Travis Mc Ashan

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

Querido compañero,

¿Lideras tu vida? ¿Qué haces para liderar tu vida?

¿Qué es autoliderar? Según la RAE liderar es “estar en la cabeza de un grupo” y auto hace referencia a “propio o por uno mismo”. Así que podríamos decir que autoliderar significa que eres capaz de ser proactivo en tus propios pensamientos y acciones para conseguir tus objetivos.

Cuando te autolideras eres dueño de tu vida, llevas las riendas de tu destino y te diriges hacia el camino que deseas.

¿Qué beneficios obtienes autoliderando tu vida?

Saber liderar tu vida conlleva muchos beneficios en diferentes aspectos y ámbitos:

  • Mejorar tu rendimiento profesional.
  • Mejorar tus relaciones personales y profesionales gracias a conseguir tus objetivos a corto, medio y largo plazo.
  • Una mayor motivación para realizar lo que te propongas
  • Un mayor entusiasmo frente a los nuevos retos, las adversidades y los cambios.
  • Una mayor confianza en ti mismo en todo lo que acometes.

En definitiva, cuando lideras tu vida eres más feliz.

¿El autoliderazgo es para ti?

Muchas personas hoy en día creen que no pueden ser líderes y que es para grandes empresarios o directivos. Sin embargo, el liderazgo requiere de un conjunto de habilidades, que nos permiten gestionar de forma más eficiente los recursos que tenemos dentro de nosotros. Pienso que el liderazgo es una actitud ante la vida más que una cuestión de estatus.

Todos nacemos con ciertas habilidades innatas para liderar nuestra vida, aunque se necesita entrenamiento y conocimiento para llegar a ser un gran líder y es que tal y como indico en mi libro: “Tú puedes ser líder de ti mismo y de tu organización” un buen líder se hace, no nace.

¿Qué pasos puedo seguir para lograr mi autoliderazgo?

¿Cómo enfocar esta necesidad de autoliderazgo? Quisiera compartirte algunas claves para que puedas liderar tu vida.

  1. Conócete y explórate. Busca espacios para ti, descubre y potencia tus fortalezas y transforma en oportunidades tus debilidades. 
  2. Comprométete contigo. Sé coherente contigo, con tus valores y convicciones y con tu forma de hacer en el mundo. Te recuerdo mi anterior artículo sobre las 8 claves para ser coherente.
  3. Cuida tus pensamientos automáticos. Los pensamientos crean realidades, así que es necesario que no dejemos a su libre albedrío los cerca de 70.000 pensamientos que producimos diariamente y que, más de un 90% son negativos. Cambia tu mente, ya que te traerá exactamente lo que tú le ordenes.
  4. Practica la mejora continua. Aprende y evoluciona permanentemente para lograr la mejor versión de ti mismo y acepta todas tus experiencias como una oportunidad de crecimiento, desarrollo y de autoaprendizaje.
  5. Programa tu mente. En todo lo que hagas o te pase, sé realista, haz una lectura objetiva apreciando lo ocurrido de una forma positiva y optimista. De esta forma tu intención marcará la diferencia en todo lo que hagas. Enfócate en soluciones, en lugar de en problemas o dificultades y atraerás energía positiva.
  6. Prioriza tus acciones y sé proactivo. Define tus objetivos, te dejo la técnica SMART-E para definir tus objetivos. Te recuerdo la ley de Pareto, que dice que el 80% de tus resultados provienen del 20% de tus actividades. Es necesario conocer qué actividades generan la mayoría de tus resultados y realizar una buena planificación. Ante los obstáculos, sé persistente y ten paciencia.
  7. Trabaja la gestión de tus emociones. Te dejo 7 pasos para poder gestionarte emocionalmente. Es de sobra conocido las ventajas que nos aporta el practicar una adecuada gestión emocional, y mucho más para liderarnos.
  8. Sé empático. La habilidad de identificarnos con las emociones y sentimientos de los demás para poder entenderlos mejor es clave para poder desarrollar tu auto-empatía; es decir, el reconocer lo que sientes y de qué forma eso limita o expande tu campo de acción y de conocimiento.
  9. Sé transparente, honesto y sincero. Un líder practica la comunicación asertiva y pone límites desde la tranquilidad. De esta manera, se gana la confianza y el respeto propio y de los demás.
  10. Ten vocación de servicio. Estoy convencida que no se puede ser mejor líder que persona. Si hay algo que puedes ofrecer al mundo, entrégalo. No lo guardes para ti. Un líder es ejemplar también para los demás. Ese servicio puedes aplicártelo también a ti, ofreciéndote lo que necesitas para estar mejor.
  11. Responsabilízate de tus actos y decisiones. La responsabilidad personal hacia lo que hacemos y lo que no hacemos es esencial para tu autoliderazgo. Si has decidido irte de algún sitio, asume que ha sido decisión tuya para no culpabilizar a nadie si luego no conseguiste lo que querías. Si decidiste coger aquel trabajo era porque pensabas que era lo mejor, aunque luego la realidad no fuera tan bonita como pintaba. Nadie te obligó a hacerlo. Para ti era la mejor elección en cada momento. No supiste hacerlo mejor. Responsabilidad, es asumir consecuencias, que si las puedes prever ¡cuánto mejor! Porque estarás más preparado.
  12. Mantén la confianza en ti. Ser líder es una cuestión de confianza y la confianza es costosa de conseguir, muy fácil de perder y prácticamente imposible de recuperar cuando se ha perdido. Así que asegúrate de seguir confiando en tus capacidades porque las tienes y todas son desarrollables.

¿De qué otras maneras lideras tu vida?

Después de lo que te acabo de comentar ¿De qué te has dado cuenta? ¿Qué vas a hacer para liderar tu vida?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García Arranz

Querido compañero,

¿Eres congruente entre lo que dices, haces, piensas y sientes? ¿Vives tu vida con coherencia?

No hay nada más desconcertante y desesperante que tratar con alguien que no es claro sobre lo que quiere o que no sabe comunicarlo o que dice algo y hace lo contrario. Casi seguro que has tenido alguna vez una relación con alguien que te dice que quiere algo o que va a hacer algo, pero todas sus acciones demuestran lo contrario.

Ser una persona coherente te puede garantizar una posición de confiabilidad ante los demás en cualquier área de tu vida, siendo uno de los enemigos mortales de la coherencia: la mentira.

En mi último artículo te hablé del porqué ser coherente para encontrar más bienestar y felicidad, hoy quisiera compartirte claves para poder ser coherente, pues la coherencia es una cualidad que puedes desarrollar poniendo en práctica determinadas acciones.

8 claves para ser más coherente en tu vida

Algunas maneras para lograr ser coherente son:

  1. Establece tu escala de valores y sé firme a tus principios. Medita y establece tus parámetros y tu guía (como la ética, la moral, la honestidad…) para determinar los límites entre los que te moverás en tu coherencia personal e intégralo en tu manera de actuar, de expresarte y de mostrarte ante los demás. Intenta que no te falte el ánimo para ser una persona íntegra sean cuales sean tus circunstancias. Por ejemplo, si decides que la honradez es un principio o valor para ti, no te quedarás nunca con el dinero de nadie, volverás a bar del que te fuiste sin pagar por despiste para pagar lo que debías, etc.
  1. Elige modelos de coherencia; es decir, escoge alguna/s persona/s que consideres son coherentes entre sus pensamientos, dichos y acciones y que puedan ser tus modelos. Imita las acciones del otro procurando igualarlo o superarlo.
  1. Infórmate. Lee libros especializados, ve vídeos sobre ética, habla con personas coherentes… te ayudarán a encontrar argumentos para defender tus posturas y para saber mejor expresar tus ideas.
  1. Piensa, antes de hablar o decidir hacer algo. Es fundamental que antes de hacer o contestar algo y con mayor motivo si eres apasionado, que reflexiones y que te asegures de tu comportamiento. Tómate el momento para evaluar y detectar tus emociones, gestiónate.
  1. Observa, detecta tus contradicciones y aprende de tus errores. Conócete y analízate para que puedas recapacitar y que el principio de la coherencia sea lo que rija tu vida y como inevitablemente, cometemos errores, estate dispuesto a rectificar y mejorar.
  2. Cuida las amistades que eliges, cuida los eventos y lugares a los que asistas. De esta manera tu comportamiento será más fácil que vaya alineado a tus principios. Evita a personas y ambientes que pueden llevarte a tener serios problemas.
  3. Escucha a los demás y acepta diferentes formas de pensar. Ábrete a los demás y escucha sus formas de pensar, pues de casi todo se puede aprender y esas diferencias pueden ser muy enriquecedoras para ti.
  4. Discute pero no te enfades, ni te enfrentes. Intercambia opiniones con los demás y mantén la calma y la comprensión.

Ser coherente conlleva trabajar en ti, de dentro hacia afuera, para ajustar todo tu ser, con lo bueno y con lo malo. Cuando nos aceptamos tal cual somos, imperfectos, apasionados… y que, como seres humanos que somos, no siempre actuamos como pensamos, nos estamos reconociendo. A partir de este punto, nos queda decidir si queremos mejorar y ser más coherentes.

Después de lo que te acabo de comentar, ¿de qué te has dado cuenta? ¿Qué vas a hacer para mejorar y ser más coherente? ¿De qué otras maneras mejoras tu coherencia? 

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García Arranz

11 octubre, 2021

Querido compañero,

¿Eres coherente? ¿Promueves la confianza con tu comportamiento? 

¿Qué es la coherencia?

Se denomina coherencia a la relación, conexión o unión de unas cosas con otras, o aquello que interconecta o mantiene unidas las partes de un todo. También se conoce la coherencia como la relación lógica y adecuada que se identifica entre las distintas partes que conforman una totalidad.

La coherencia es la congruencia entre lo que dices, haces, piensas y sientes; es decir, la actitud consecuente de una persona en relación con una postura asumida anteriormente.

Ser coherente supone un aspecto muy positivo para el vínculo con uno mismo, con el entorno y con los demás. Ya lo decía Gandhi: “La felicidad consiste en poner de acuerdo tus pensamientos, tus palabras y tus hechos”.

En la coherencia reside nuestra verdad, nuestra paz interior, el bienestar y nuestra felicidad. La incoherencia te aleja de la integridad y es la puerta a la desconfianza, a la duda, a la decepción y la frustración. A través de ella te sumerges en un espacio de pérdida, de sinsentido en la vida.

Si nuestra incoherencia no nos crea incomodidad, entonces es posible que tengamos otros problemas diferentes, como falta de conciencia de un problema, falta de disciplina, falta de autocontrol o falta de motivación.

Vivimos en un momento en el que los cambios a todos los niveles, se suceden a gran velocidad, generando un estrés y una gran inseguridad. De modo que, evidentemente, bajo estas condiciones es muy difícil ser coherente.

¿Qué conlleva ser coherente?

  1. Ser coherente con uno mismo es saber en qué momento estoy y aceptar que mi momento no tiene por qué coincidir con el de los otros, ni tan siquiera con el de la pareja.
  1. Ser coherente conlleva trabajar para armonizar todo nuestro ser, lo bueno y lo malo, nuestras virtudes y errores, nuestras fortalezas y debilidades. En el momento que nos aceptamos tal cual somos, imperfectos, impetuosos, impulsivos y que a veces actuamos distinto a como pensamos, nos estamos reconociendo como seres humanos. A partir de aquí podemos comenzar a establecer el principio de la coherencia.
  1. Ser coherente consiste en convertir las limitaciones en oportunidades y abrirnos a nuevas realidades y experiencias, colocándonos en nuevas perspectivas.
  1. Ser coherente es cuidar nuestras circunstancias con dedicación y respeto, mientras, paralelamente, desarrollamos nuestro respeto y empatía por las circunstancias de los demás.
  1. Ser coherente es asumir que la propia naturaleza de la evolución humana tiene como recurso principal la relación con otros miembros de la especie y con el entorno que nos acoge.
  1. Ser coherente es aceptar que somos seres espirituales en proceso hacia una mayor consciencia, aceptando la soledad individual y sintiéndonos solidarios con aquellos que no pueden mirar dicho proceso evolutivo por el miedo y el vértigo que les produce.

Encontrar el sentido de por qué estamos juntos en este tiempo y en este espacio pasa por ser coherente con nosotros mismos y con los demás.

¿Qué otras cosas conlleva para ti ser coherente? Después de lo que te acabo de comentar ¿De qué te has dado cuenta? ¿Qué vas a hacer para ser coherente?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García Arranz

14 septiembre, 2021

Querido compañero,

¿Crees que es importante aprender en la vida? ¿De qué formas aprendes? Las publicaciones que he realizado este verano han versado sobre diferentes formas de aprender y es que considero que aprender es necesario si quieres crecer personal y profesionalmente.

Aprender te proporciona un crecimiento intelectual y cultural, además, puedes desarrollar nuevas habilidades o mejorarlas, tomar buenas decisiones, vencer tus miedos, te ayuda a alcanzar objetivos y a enfrentar las diferentes situaciones que van surgiendo en tu vida y, sobre todo, te lleva a ser una mejor persona y un mejor profesional.

Como dice Pascal Quignard: “Aprender es un placer intenso. Aprender equivalía a nacer. Se tenga la edad que se tenga, el cuerpo experimenta entonces una especie de expansión.”

6 Diferentes caminos de aprendizaje

El proceso de aprendizaje de todos los seres humanos es algo que debe tener lugar durante toda nuestra vida ¿de qué maneras aprendes?

  1. Una de las formas que tenemos para aprender es leer, investigar, estudiar, interesarte por un tema y explorarlo. Está demostrado que leer favorece la concentración, la empatía y desarrolla las habilidades comunicativas. Alimenta la imaginación, modifica positivamente el cerebro, previene la degeneración cognitiva, nos hace progresar y nos prepara para el éxito. Ojo, no hay que refugiarse en la lectura, sino utilizar el poder de la lectura para transformar la sociedad.
  2. Otra forma de aprender es viajando, sal de los lugares comunes que frecuentas en tu día a día. Recorrer el mundo y viajar a diferentes lugares implica descubrir nuevas y diferentes culturas, conocer antiguas creencias y escuchar historias increíbles sobre la vida en los entornos de las personas que viven allí. Viajar supone una experiencia autentica, ya que cuando viajamos sentimos otras emociones diferentes a las cotidianas, exploramos y admiramos vistas espectaculares, lugares únicos… que te llevarán a vivir experiencias célebres.
    • También viajar supone conectar con personas nuevas que enriquecerán la experiencia y aumentará tu red de contactos, viajar te aporta independencia, a resolver problemas y sobrevivir por nosotros mismos.
    • Otra de las ventajas que supone viajar, como ya he comentado en publicaciones de mis redes, es que cuando viajamos encontramos respuesta para muchas de las preguntas importantes de la vida, pues ponemos distancia física y mental en nuestra vida cotidiana y esto es una receta para poder resolver todo tipo de problemas.
  3. Realizar actividades sensoriales, para despertar los sentidos. La rutina de hoy en día ha creado unos mecanismos automáticos internos que nos permiten realizar operaciones casi de forma involuntaria, dejándonos llevar sin pensar, clasificando rápidamente nuestros estímulos en nuestros pequeños espacios mentales y esto provoca que nuestros sentidos permanezcan pasivos ante los estímulos entrantes. Lleva su tiempo reactivar los sentidos, algunos ejercicios que puedes hacer para lograr: visita la naturaleza, vete a un parque o campo… y conseguirás estos fines:
    • Despertar la vista: observa todos los detalles que te rodean: colores, texturas, formas, tamaños… compara flores, árboles, plantas…
    • Despertar el olfato: cierra los ojos y huele, trata de notar los matices más sutiles que flotan en el ambiente, haz tu valoración y busca la correspondencia entre el matiz y su origen.
    • Despertar el tacto: cierra los ojos, palpa la rugosidad de las hojas, del tronco, nota su textura, si la corteza está fría o caliente.
    • Despertar el oído: cierra los ojos y concéntrate en los sonidos ¿hay viento? ¿cantan los pájaros? ¿qué sonidos son los más lejanos y los más cercanos?
    • Despertar el gusto: Muerde una fruta y pruébala como si fuera la primera vez, distingue los componentes y sabores que lo componen ¿es dulce, amarga o ácida? ¿cuál es su textura?
  4. Aprendiendo lecciones de vida.  Algunas de las lecciones de la vida son:
    • Vive la vida si miedo, deja de quejarte, atrévete a correr riesgos, no pierdas oportunidades, sé sincero, vive el hecho de que el verdadero amor es la aceptación de lo que es el otro, cada persona tiene su propia visión del mundo, no existe falta de tiempo, sino de interés, encuentra el sentido de tu vida, la vida es corta aprovéchala, conquista tus miedos, aprecia lo que tienes, cuida a tus seres queridos y a las personas en general, valora a quien es real, la familia no siempre es de sangre.
    • Como dice Emma Dancourt: resistir a lo que nos aprisiona, a los prejuicios, a los juicios precipitados, a las ganas de juzgar, a todo lo que es malvado en nosotros y que sólo quiere expresarse, a las ganas de abandonar, a la necesidad de quejarse, a la necesidad de hablar de uno mismo en detrimento del otro, a las modas, a las ambiciones malsanas, al desconcierto ambiente. Resistir, y… sonreír, etc.
  5. También puedes aprender rodeándote de gente sabia (forma de desarrollo cognitivo y emocional avanzado) y con ideas. Te recuerdo que para rodearte de las personas adecuadas es importante identificar a las personas equivocadas y mantenerse alejado de ellas, así como, es crucial identificar a las buenas personas para mantenerlas en tu vida.
    • La sabiduría emerge de la trascendencia de las propias limitaciones, por una parte, y de su aceptación, por otra. Las situaciones en las que tenemos que decidir lo que podemos cambiar y lo que no, ponen a prueba nuestra sabiduría. Las personas sabias y con ideas te sumarán, te ayudarán a ver otras opciones y posibilidades, te llevarán a nuevos retos y planteamientos, te aportarán experiencias de vida, te culturizarán…
  6. Asiste a cursos, formaciones o másters.  A veces creemos que con lo que sabemos es suficiente y no es así. No hay nada más alejado de la realidad, porque si queremos ser los mejores de nuestro nicho, siempre debemos estar educándonos en busca de la actualización y de la excelencia, además, formándote evitarás el sentimiento de estancamiento que puedes percibir en determinados trabajos y situaciones personales.

Y tú, ¿de qué otras formas aprendes?

Después de lo que te acabo de comentar ¿De qué te has dado cuenta? ¿Qué vas a hacer para seguir aprendiendo?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García Arranz

22 julio, 2021

Querido compañero,

¿Crees que el Amor va unido al sufrimiento? ¿Sufres por Amor? 

Muchos de nosotros en algún momento hemos creído que el Amor y el sufrimiento van unidos y es que lo llevamos en nuestro ADN, ya que desde pequeños nuestros padres, abuelos o maestros nos han dicho frases como: “quien bien te quiere te hará llorar”, “para estar guapa hay que sufrir”, “para alcanzar cualquier tipo de placer, te tiene que doler” … Tenemos la creencia masoquista de que el sufrimiento es una prueba de Amor.

Defiéndete de creencias erróneas

Nos han hecho creer que el sufrimiento forma parte de vivir una relación, que resulta “inevitable” y que este sufrimiento es directamente proporcional a la profundidad e intensidad del Amor. Desde luego nos han vendido una mentira. ¿Acaso harías algo que conscientemente supieras que iba a causar dolor a alguien que realmente te importa y quieres?

Aquellas personas que no saben vivir el querer o el Amor sanamente y que lo tienen asociado al sufrimiento, te harán daño una y otra vez sobre temas similares. O cuando les menciones que algo te ha dolido, te dirán frases como: “eres una exagerada”, “tienes la piel muy fina y no aguantas nada”, “solo me pasa contigo”, “desde luego, ¡qué cosas tienes!, este tema es tuyo”… Incluso no te escucharán o te dirán que son tonterías. También apoyándose en buenas intenciones habrá algunas personas que te digan que van a cambiar y, sin embargo, es probable que continúen haciéndote daño ya con conocimiento.

Las personas que piensan que el Amor duele es porque sus experiencias pasadas así se lo han confirmado y vuelcan sobre su actual pareja el dolor de relaciones anteriores, donde la amargura y la desconfianza están muy presentes.

Quien te quiere de forma sana puede hacerte daño una vez, pero evitará que vuelva a pasar cualquier situación similar y cuando le digas que algo te ha dolido, te atenderá, te escuchará empáticamente y sabrá conectar con tu dolor. Además, te cuidará, apreciará, te dará paz frente a la adversidad, sabrá crecer a tu lado sabiendo sobrellevar las dificultades y participará en crear una relación sincera basada en la reciprocidad.

 Claves para vivir de manera más sana un Amor o un querer

En mi desarrollo personal sobre este tema me he dado cuenta, de algunas claves para vivir de manera más sana un Amor o un querer:

  1. Trabajar mi consciencia. El Amor es algo que se aprende. Como he indicado tenemos una serie de creencias que nos llevan al dolor, a la dependencia y la carencia afectiva y, por lo tanto, a desarrollar relaciones complejas, muy lejos de lo que es el Amor. Por eso Amar requiere esfuerzo y conocimiento. Erich Fromm nos habla en su libro: “el arte de Amar” que podemos descubrir que el amor más que suerte, es un arte.
  2. Mejorar mi autoestima y mi honestidad conmigo. Amándonos a nosotros mismos y aceptándonos lograremos relaciones sanas con los otros. No podré dar lo mejor de mí al otro sin aprender a amarme a mí. Crea tu propia frase, tu propio mantra, la mía es: “me separo del sufrimiento, elijo vivir en Paz y en Amor”.
  3. Desarrollar mi madurez emocional. Así deja de tener cabida el sufrimiento en una relación donde hay verdadero Amor porque me comprendo, me acompaño, me recompongo, me quiero también cuando algo no me gusta, aprendo a superar situaciones difíciles, a reequilibrar mis emociones para seguir adelante.
  4. Conectar conmigo y lograr mi tranquilidad personal, por ejemplo, practicando mindfulness o meditación. Dedicarme tiempo para escucharme, para darme lo que necesito y para atender a la sabiduría de mi cuerpo. Buscar momentos y espacios de quietud. Respirar.
  5. No abandonarme y ser yo misma; es decir, ser natural, hacer lo que me sienta bien y me parece correcto. Ser auténtica, no tratar solo de agradar y complacer dejando mi forma de proceder, pensar y sentir de lado. Poder compartir mis propias maneras de ver el mundo y expresarme en libertad.
  6. Practicar el hecho de que yo soy tan importante como lo es mi pareja. No olvidar vuestros hobbies, gustos, aficiones, expectativas y sueños, sean compartidos o no. 
  7. Cada persona es diferente. No tenemos que querer todo al mismo tiempo, no tenemos por qué darle la misma importancia a un hecho, no tenemos por qué ser iguales, pero sí tenemos que respetarnos. Y para llevarlo a cabo en la práctica es necesario el permitir al otro ser, no que sea como nosotros queremos que sea, y darle su espacio para lo que quiera. Si le quieres cambiar, no es la persona porque el amor es aceptación de lo que es y ve la belleza en lo que haya, tal cual sea.
  8. Comunicación, comunicación, comunicación. Casi todo se puede resolver hablando. Hasta en una discusión, podemos dejar que pase la tormenta y después con calma retomarlo. Seguro que has experimentado algunas tormentas y diferencias de opinión, porque podemos pensar, actuar y reaccionar de manera muy diferente.  Así que hemos de aprender a escuchar y comprender las diferencias y apoyarnos y reforzar las similitudes. 
  9. Tener el pasado resuelto es fundamental para afrontar de manera sana el presente y, por supuesto, una nueva relación. Tomar el pasado como experiencias y mucho aprendizaje. Si hemos aprendido, el pasado no tiene por qué repetirse.

Como suele decir Raquel Bonsfills, “el amor está en los ojos del que mira”, por lo que has de hacerte consciente de cómo estás mirando a tu pareja, a tus hijos, a tus familiares, a tus amigos para aprender a diferenciar cuando miras con amor, con juicio, con desprecio o con anhelo. Cuando miras para ver la realidad tal cuál es o cuando miras desde la nebulosa de cómo te gustaría que fuese. Cuando es una proyección tuya lo que ves o cuando eres capaz de ver al otro como la persona más bonita del mundo. 

Después de lo que te acabo de comentar espero que veas que el sufrimiento está excluido de lo que es vivir un Amor sano, pues el dolor, lo envenena y lo termina matando.

¿De qué te has dado cuenta? ¿Qué vas a hacer para eliminar la creencia de que dolor va de alguna manera unido al Amor?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García Arranz

Querido compañero,

¿Sabes vivir cuando un ser querido no nos dedica la suficiente atención o se muestra distante y frío? ¿Cómo vives el abandono?

Esta semana de alguna manera estoy sintiendo abandono emocional porque mi querida socia Raquel Bonsfills se va a vivir fuera por un tiempo. Lo vivo con cierto sufrimiento, sin saber exactamente a qué es debido, pues nos conectamos, nos vemos y nos seguimos contando nuestro día a día como si ningún cambio se hubiera producido y he querido indagar sobre mi malestar. ¿Por qué yo lo percibo así?

En este artículo voy a hablarte del abandono emocional, sus causas y síntomas para reconocerlo y compartiré algunas sugerencias para superarlo.

¿Es el abandono real? Lo primero que hemos de valorar es cuándo se trata de un abandono real o cuándo es una sensación o un sentimiento personal. El abandono hace referencia a dejar algo o a alguien, alejarse o descuidarlo, y existen cuatro tipos de abandono: físico, médico, educativo y emocional. Me centraré en este último.

¿Qué es el abandono emocional?

El abandono emocional es el estado emocional subjetivo en el que los individuos se sienten indeseados, dejados de lado, inseguros o rechazados. Las personas que experimentan este abandono pueden sentirlo como una pérdida o como el distanciamiento de una fuente de sustento que se ha retirado ya sea de forma abrupta o gradual.

Síntomas del abandono emocional

Los tipos de síntomas son muy variados, los más comunes suelen ser de tipo depresivo, como tristeza, pérdida de interés por actividades que antes eran placenteras e incluso se puede llegar a evitar interactuar con otras personas, ya sea por miedo a ser herido de nuevo o por falta de ganas.

Cuando un niño sufre abandono emocional puede pasar por muchos sentimientos diferentes, desde odiarse así mismo, hasta tener una baja autoestima o desarrollar a un trastorno psicológico… Sufrir el abandono en la infancia supone muchas veces tener serias dificultades a la hora establecer relaciones estables en la edad adulta.

De hecho, de adultos manifestamos las consecuencias, siendo indiscutible la sensación de indefensión, que es la más impredecible, sobre todo cuando lo vivido ha ocurrido de forma súbita, llevando a la persona a un bucle del que es difícil salir. Otras consecuencias son: sabotear relaciones sanas, crear relaciones superficiales, miedo a ser rechazado, sentirse fácilmente abrumado o desanimado, dificultad en relacionarse con los demás, sensación de vacío interior o de que algo falta, muchas veces no pueden dejar relaciones abusivas o dolorosas, dificultad en comprender las emociones propias y la de los demás, falta de claridad en las expectativas, baja apreciación de uno mismo, apego despedido a una persona, perfeccionismo, ansiedad, miedo a la intimidad…

Claves para poder superar el abandono emocional

  1. Hazte consciente con amabilidad de lo que te pasa. Para y siente lo que estás viviendo. Llora si lo necesitas, no tienes por qué sentirte fuerte y da valor a tus sentimientos y emociones. 
  2. Hay veces que es un verdadero duelo, trátalo como tal. Cuida de ti. Date tiempo para avanzar en el proceso del duelo. Es un periodo de asimilación de la pérdida.
  3. Analiza racionalmente lo que te está pasando y si estás sintiendo que un ser querido te está abandonando emocionalmente, el primer paso para ver hasta qué punto esto es cierto, es hablar con tu ser querido. Echar de menos a alguien no tiene por qué ser que la otra persona te haya abandonado. 
  4. Si no puedes hablar con la persona, detén tus pensamientos automáticos destructivos e identifica tus creencias limitantes o erróneas.
  5. Ámate y siéntete digno de poder recibir amor porque si no, podrías evitar un cumplido que no sientes que mereces, no estarás interesado ni podrás mantener una relación con alguien que sea generoso al amarte.
  6. Comunícate y conecta con las personas que te apoyan y te ayudan para generar relaciones más sanas y no de codependencia. Los expertos en experiencias traumáticas sugieren la importancia aprender a comunicar necesidades emocionales.
  7. Puedes pedir ayuda y superarlo con un profesional especializado en este tema. Existen muchas técnicas para liberar ese dolor (EMDR, TCC…)

Después de lo que te acabo de compartir, ¿de qué te has dado cuenta? ¿qué vas a hacer para superar el abandono emocional?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García Arranz

28 junio, 2021

Querido compañero,

¿Aceptas la diversidad sexual y de género? ¿Respetas y apoyas que otros puedan sentir y ser diferentes a ti? 

Lamentablemente, en pleno siglo XXI en muchos países se siguen encarcelando a personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales en aplicación de leyes que penalizan su orientación sexual o su identidad de género y convierten un beso en un delito. Incluso se les tortura para obtener confesiones de "desviación" y se les viola para "curarlos" de ella.

Trabajando por la visibilización y la tolerancia

Hay muchas organizaciones que trabajan en pro de la diversidad afectivo-sexual, los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI), que en muchas partes del mundo como acabo de indicar no son respetados, una de estas organizaciones es Amnistía Internacional que trabaja desde 1991.

En 11 países la homosexualidad podría suponer la pena de muerte y en 70 países se considera ilegal y se castiga con penas de cárcel.

Con el motivo de fomentar la tolerancia y el conocimiento acerca de la diversidad sexual, se conmemora el Día Internacional del Orgullo LGBT cada 28 de junio, recordando los hechos ocurridos ese día en 1969. Entonces, los asistentes del Stonewall Inn, un bar del barrio Greenwich Village en Nueva York muy frecuentado por gays y personas trans, se cansaron del hostigamiento de la policía. Desde entonces, se ha extendido por el mundo entero la celebración de ese día para reflexionar sobre las luchas que este sector de la población mundial todavía enfrenta en la búsqueda de su inclusión social sin discriminaciones.

La pandemia y el colectivo LGTBI

Recientemente he leído un artículo en el que un experto independiente de Naciones Unidas en protección contra la violencia y la discriminación por orientación sexual e identidad de género - IESOGI habla del impacto de la pandemia de Covid’19 en las personas LGTB.

Comenta que la inestabilidad socioeconómica, la incapacidad para salir de entornos abusivos, así como la agravación de la ansiedad y otras condiciones preexistentes relacionadas con el bienestar mental y emocional, las personas LGBT han sufrido un impacto significativo en la pandemia. Los servicios de salud han informado una percepción en el deterioro de la salud mental y un aumento de la demanda de asistencia psicológica: un reporte revela que se han cuadruplicado las cifras de llamadas en las que una persona les contacta por contemplar el suicidio.

Es decir, la respuesta a la pandemia ha reproducido y exacerbado los patrones de exclusión social y violencia ya identificada, ya que, en todas las latitudes, las personas LGBT están desproporcionadamente representadas en los índices de pobreza, falta de acceso a la vivienda y falta de atención médica, lo que significa que se han visto particularmente afectadas como consecuencia de la pandemia.

Un ejemplo sería que al quedarse en casa y colaborar en la lucha contra la pandemia, los niños, niñas, adolescentes y personas mayores LGBT se ven obligados a soportar una exposición prolongada a miembros de la familia que pueden no aceptarlos, lo que ha aumentado las tasas de violencia doméstica y abuso físico y emocional, así como los daños a la salud mental.

LGTBI y el empleo

Quisiera añadir que hoy en día hay muchos estudios que avalan que las personas LGTBI siguen viviendo y percibiendo discriminación y obstáculos en el empleo. Tres de cada cuatro personas encuestadas revelan que alguna vez han sentido miedo a hablar de su orientación sexual o identidad de género.

La mayor parte de las personas LGTBI, un 90%, consideran que su orientación sexual o identidad de género es un inconveniente a la hora de encontrar un trabajo y un porcentaje similar, el 86,6%, considera necesario ocultarlo a la hora de hacer una entrevista de trabajo o para mantener el trabajo.

Un motivo muy frecuente por el que uno permanece en el armario es el temor a los insultos o al despido o a ser víctima de burlas, chistes o cotilleos, sean intencionados o no.

Otra causa principal de permanecer en silencio es el no querer que cambie la valoración profesional que se tiene de ellos. El miedo a que cuando te visibilizas abiertamente, pasas de ser el jefe o la compañera, a poder ser el jefe maricón o la compañera lesbiana.

Es necesaria la aprobación de protocolos contra el acoso laboral por orientación sexual, identidad o expresión de género y de planes de acompañamiento a personas trans y de generar espacios seguros fomentando políticas laborales de diversidad e inclusión.

Como ya os hemos compartido en nuestro blog, podéis leer algunas de las claves de la gestión de la diversidad en las empresas que también aplican para los casos de LGTBI. 

Una llamada a los Estados

Para acabar este artículo me gustaría hacer una llamada a los Estados, que recurran a todos los medios necesarios, para garantizar que no se agraven y que lleguen a desaparecer los prejuicios, estereotipos, desigualdades o los obstáculos estructurales existentes y que se volatilice la violencia y la discriminación contra las personas con diversas orientaciones sexuales e identidades de género.

Después de lo que te acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿Qué vas a hacer para ser más tolerante con la diversidad sexual?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

15 junio, 2021

Querido compañero,

¿Dejas que vaya pasando tu vida? ¿Sientes que todos los días de tu vida son iguales? ¿Tienes un sentido de vida? 

Es claro y existen muchos indicios científicos que demuestran que tener un propósito en la vida nos beneficia y mucho. El sentido de la vida es la dirección que es necesario seguir para vivir en equilibrio, para sentir toda la plenitud de tu ser.

Todo ser humano tiene su propia misión, propósito y sentido de la vida. Y el primer paso es querer encontrarlo y conectar profundamente con él, y después, comprometerte a seguirlo.

Nuestros objetivos, nuestras necesidades y pasiones están en nuestro interior y como explica el neurólogo y psiquiatra austríaco: Viktor Frankl en su libro “el hombre en busca de sentido” cada día y en cada momento tenemos la oportunidad de tomar una decisión que determinará: si quedar sujetos a las propias circunstancias, en manos del destino, o actuar con auténtica dignidad, escuchando a nuestro verdadero yo.

El croata y pionero de la psicología positiva, Mihaly Csikszentmihalyi, se centró en el estudio de los fundamentos del bienestar mental y perfil de personas creativas, artistas y científicos para entender qué les hacía invertir la mayor parte del tiempo en algo de lo que no esperaban conseguir ni fama ni fortuna, pero que sí daba un significado y valor a su existencia. Cuando entramos en estos procesos tan motivadores entramos en lo que denominó “estado Flow”; es decir, en una fluidez que pone en orden nuestro caos interior, nos hace fuertes ante a las adversidades y nos protege de trastornos físicos y psíquicos.

Claves para encontrar el sentido a tu vida

Os propongo unas claves para encontrar vuestro sentido de vida:

  • Tómate tu tiempo. Conócete. Para lograrlo, pasa tiempo de calidad contigo mismo. Te recuerdo que todas las respuestas las tienes tú, así que aprende a escucharte y una buena manera es practicando el mindfulness, la meditación, hacer mandalas… para ser consciente de ti mismo, de las otras personas y de tu entorno.
  • Disfruta y practica la contemplación. Aprecia cada pequeña cosa que sucede en tu vida, los pequeños y grandes placeres que dan sentido a tu vida: practicar un deporte, una comida, pasar el tiempo con un ser querido, ver un museo…
  • Busca modelos de personas felices. Lee libros, escucha audios, ve vídeos… de personas que expresen su felicidad y su sentido de vida y aprende y observa cómo lo hacen.
  • Conéctate con el Amor al otro.  Las personas que amamos son una inspiración constante para vivir y ser mejores.
  • Busca personas que vayan en tu dirección. Conoce gente que sientan ganas de vivir, que sientan orgullo de lo que hacen, que sientan que su vida es plena… Podréis apoyaros y crecer antes juntos.
  • Sal de tu zona de confort. Haz cosas diferentes, crea nuevas rutinas, ponte nuevos retos que te aporten nuevas emociones… nuestro cerebro necesita estimulación y nuevas experiencias. Crea rutinas, hábitos, rituales o acciones que te aporten una mayor calidad de vida.
  • Cuídate. Sigue una alimentación sana, haz ejercicio, quítate adicciones (fumar, beber…), sal de excursión a la naturaleza, vete a dormir a una hora prudente… tu bienestar mejorará notablemente.
  • Soluciona todo lo que pueda estar haciéndote sentir infeliz. Chequea tus relaciones y pon los límites que necesites o directamente, sepárate de las personas tóxicas o por las que sufres. Chequea tus actividades y observa el grado de disfrute que obtienes de cada una y si puedes eliminar o dedicar menos tiempo a las que no te gusten o te provoquen malestar realizarlas. Crea rutinas motivadoras para ti y rodéate de gente que te potencie y sume tu felicidad.
  • Lucha por algo que realmente te merezca la pena y marca tus prioridades. ¿Cuáles son las 5 cosas que tienes o que quieres tener más importantes para ti? Centra la mayor parte de tu tiempo en hacer actividades que vayan encaminadas a la conservación o a la obtención de cada una de estas prioridades. Busca el por qué luchas cada día de tu vida para que tu motivación no desfallezca. Sigue el camino que marca tu corazón para saber dónde quieres llegar.
  • Actúa. Todo lo que puedas aprender de la vida no sirve absolutamente de nada si no aplicas las enseñanzas a todos los días de tu vida.

¿Se te ocurren otras formas de encontrar tu sentido de vida? 

Puedes elegir seguir pasando por la vida de puntillas o malgastando tu vida o puedes experimentar todo lo que quieras y encontrar el sentido de tu vida, tú eliges.

Después de lo que te acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿Qué vas a hacer para encontrar el sentido de tu vida?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

31 mayo, 2021

Querido compañero,

¿Crees que te conoces? ¿Ante los sucesos de la vida o los conflictos sabes cómo vas a responder?

El pasado 30 de mayo se celebró el día mundial del eneagrama. El objetivo del eneagrama es el propio conocimiento, el propio descubrimiento interior ayudándonos a desembarazar todas las capas de cebolla que nos hemos puesto hasta descubrir nuestra esencia, la base del iceberg y descubrir nuestros automatismos. Es un viaje de autoconocimiento, reflexión e indagación... No es una charla, un libro. Cuando te conoces y te das cuenta, tienes una mirada contigo más compasiva.

Hacia el autoconocimiento con el eneagrama

Según Riso y Hudson, el trabajo que puede ayudarnos a hacer el eneagrama sugiere el siguiente recorrido:

  • Partimos de descubrir o identificar nuestra propia imagen, cómo nos vemos a nosotros mismo, qué decimos de nosotros: Soy puntual, nunca miento, pienso primero en los demás… o cosas negativas como soy torpe con las manualidades, no soy muy listo, no tengo madera de deportista… Cosas que no ponemos en duda y que reaccionamos con fuerza si nos ponen en duda, pero suelen ser aspectos de nuestra personalidad, que se ha creado con nuestro ego. 
  • Saber identificarse. Identificarse no es ponerse un número dentro de los que señala el eneagrama clásico de la personalidad. De hecho, si solo nos fijamos en comportamientos en lugar de buscar las motivaciones de fondo, nos confundiremos, por eso, hay que tener cuidado con la identificación. Muchas personas que se han identificado mal porque se han visto en un momento determinado de su vida actuando como uno de los tipos aunque en realidad sean otro. Han podido hacer test que les han dicho que son un número, han leído el resumen y les ha cuadrado más o menos, pero no han hecho el trabajo interior de descubrir de verdad cuál es su esencia. Entonces, es importante saber el tipo de personalidad correcto y comprender el funcionamiento personal interior.
Enea
Eneagrama clásico
  • Cuando empezamos a profundizar en nosotros, observamos que muchos comportamientos no cumplen esa imagen habitual que tenemos de nosotros. Por ejemplo, podemos pensar que decimos siempre la verdad, pero empezamos a detectar que decimos mentirijillas aunque sean bien intencionadas, para evitar enfrentamientos o para complacer a los demás. 
  • Al seguir trabajándonos y observándonos, podremos comenzar a percibir los motivos y actitudes que hay detrás de nuestros comportamientos, aunque no suele ser fácil decir exactamente qué los causa, sí que nos cuestionaremos ¿qué nos empuja a hacer lo que hacemos?, ¿por qué soy hostil ante una determinada persona?, ¿para qué estoy queriendo llamar la atención? Sobre todo, el miedo y el deseo básico va a ser un elemento clave que mantiene los hábitos y reacciones automáticas de la personalidad. Y de ahí vislumbrar lo que de verdad desea nuestro ser, detectar lo que nos falta y qué buscamos de una u otra forma. Por ejemplo, gracias atención que hemos puesto en nosotros, podremos reconocer que en realidad queremos alejarnos de esa persona con la que estábamos hablando.

El encuentro con uno mismo: reconocer todas nuestras facetas

Al ser más conscientes de nosotros mismos, en el presente, podremos ir percibiendo cómo estamos físicamente, los afectos a los demás, las tensiones musculares y energéticas, donde tengamos bloqueos. Se hace importante la relajación y la respiración para esa toma de consciencia. En nuestro ejemplo, podemos notar la sensación de agitación o de tensión en los hombros, o los pies se inquietan y se disponen hacia una salida.

También vamos a poder descubrir nuestros estados emocionales más primitivos y perturbadores, entre los que están las tres emociones principales del ego: la rabia, la vergüenza y el miedo que rigen lo que en eneagrama se llaman centros: instintos, sentimientos y pensamientos que poseemos todo ser humano. 

Y, además, descubriremos los instintos más primitivos como el instinto de conservación, el instinto de relación social y el instinto sexual, y, también, la relación con el apego, la frustración y el rechazo que tenemos. 

En todos estos descubrimientos habremos de cogernos con cariño, sin juzgarnos porque es la parte más fea o que menos nos va a gustar de nosotros mismos.

Una vez aquí, siendo más conscientes y perceptivos, habiendo reconocido nuestro lado más oscuro, es cuando nos damos cuenta de que con nuestra actuación temperamental, con el ego dirigiendo nuestra vida, nos separamos de nuestra bellísima naturaleza esencial. Hay pena sobre todo por ver cómo funciona el ser humano y a la vez un deseo de orientarnos a la luz. Es un momento de cambio. Estamos preparados.

El momento del cambio: hacia la Trascendencia

Pero necesitamos cierta fe que nos ayude a dar el salto, porque ahora que podemos comprender que la personalidad es un invento que nos hemos montado, una historia que nos hemos contado durante mucho tiempo, ¿cómo lo hago?, ¿qué hago si ya no funciono desde el ego?, ¿cómo actúo? Y podemos sentir cierto vacío. Pero con esa fe, seremos capaces de ver el mundo de posibilidades que se abren ante nosotros. Es nuestra libertad. Libertad para elegir la estrategia más adecuada para cada situación, no quedarnos en solo una que no tiene por qué ser la mejor para todo, pues tenemos otras ocho estrategias más identificadas en el eneagrama que están a nuestra disposición.

Ahora nos podremos centrar en nuestra esencia. Riso y Hudson dicen que nuestros actos estarán guiados por la conciencia divina de nuestro ser y no por proyectos y preocupaciones de nuestra personalidad. Seremos más capaces de ver el amor, la gratitud, el respeto desde una conciencia o percepción personal, individual. 

Hasta llegar a la unión espiritual. Un yo espiritual unido a lo divino. Trascender. Ser el yo infinito en el universo, ligado a él. Y aunque esto parezca de unos pocos místicos, podemos al menos atisbar un poquito si profundizamos en nosotros y en el descubrimiento de nuestro ser. 

Después de lo que te acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta?, ¿qué vas a hacer para conocerte mejor?, ¿quieres que te acompañemos en tu autoconocimiento?, ¿quieres descubrir el valor de esta herramienta ancestral y actual? 

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García