Archives by milagrosgarcia

Querido compañero,

¿Das mucha importancia a la belleza física? ¿Te sientes satisfecho corporalmente? En nuestra sociedad hay una obsesión por la perfección del cuerpo que está generando mucha insatisfacción, especialmente en las mujeres y que ha llevado a una creciente demanda de técnicas con fines estéticos relacionadas con una ilusoria búsqueda de la perfección física.

Insatisfacción corporal y creencias limitantes

La Insatisfacción Corporal (IC), la definen Gardner y Stark, 1999, como “la discrepancia entre la figura que se considera actual y la que se considera ideal”.

El canon de belleza es un concepto que viene de la estética del arte, pero que se utiliza para hacer referencia a las cualidades físicas que ha de tener un hombre o una mujer para ser considerados como personas bellas. El canon se ha modificado con el paso del tiempo, por eso, es una construcción social y no algo natural.

Albert Ellis dice que “las personas no se alteran por los hechos, sino por lo que piensan acerca de los hechos” y cree que buena parte de los problemas psicológicos se deben a patrones de pensamientos e ideas irracionales.

Por si no lo sabes, una idea irracional es una creencia rígida y poco realista que suele estar en lo más profundo de la conciencia y forma parte de nuestros valores fundamentales y de nuestra identidad. Suele incluir contenidos acerca de:

  1. Nosotros mismos, por ejemplo: soy gorda, no valgo nada….
  2. Los demás, por ejemplo: la gente valora a las personas delgadas, los demás me rechazan por mi físico…
  3. La vida y el mundo, por ejemplo: la vida es un asco, mi vida es muy dura…

11 ideas irracionales que dirigen nuestras conductas

Albert Ellis explica once ideas irracionales inculcadas en las sociedades occidentales que dirigen gran parte de nuestras conductas y que, según este autor, cuando estas ideas se instalan en la mente, nos generan unos pensamientos automáticos negativos, que disparan nuestras emociones negativas y nuestras expectativas sobre las diversas situaciones de la vida, haciendo que respondamos ante ellas de manera desadaptativa y fortaleciendo dichas creencias negativas. Estas ideas irracionales son:

  1. “Necesito amor y aprobación de cuantos me rodean” o “tengo que ser amado y tener la aprobación de todas las personas importantes que me rodean”. Esta necesidad de aprobación nos puede llevar a entender muchas conductas relacionadas con la insatisfacción corporal. Un ejemplo de esta idea irracional sería usar expresiones como: “sino me mantengo joven y guapa, mi novio me va a dejar”.
  2. “Para ser valioso debo conseguir todo lo que me propongo” o “si soy una persona valiosa, tengo que ser siempre competente, suficiente y capaz para conseguir todo lo que me propongo”. La autoexigencia nos puede llevar a definir objetivos inalcanzables, incluidos los relacionados con nuestro aspecto corporal. Un ejemplo de esta idea irracional sería: “aunque nos vayamos de viaje, no voy a engordar ni un kilo”.
  3. “La gente siempre debe hacer lo correcto. Cuando la gente se comporta de manera desagradable, injusta o egoísta, debe ser culpada y castigada severamente”. El perfeccionismo nos lleva a pensar que somos infalibles y perfectos, en lugar de aceptar la realidad que es que, a veces, nos podemos comportar de forma estúpida, ignorante o neurótica. Un ejemplo de esta idea irracional sería usar expresiones como: “debería estar más delgada”.
  4. “Es horrible y catastrófico que las cosas no salgan, no sean o no vayan como yo deseo o quiero”. Esta necesidad de control lleva a no aceptar la realidad inmodificable o poco modificable, en lugar de centrarte en cambiar lo que puedas cambiar para que las condiciones sean mejores y si no es posible, aceptarlo y seguir adelante. Ejemplo, “necesito controlar todo lo relacionado con mi cuerpo”.
  5. “Mi infelicidad es causada por cosas que están fuera de mi control, por lo que es poco lo que puedo hacer para sentirme mejor”. La irresponsabilidad lleva a la inacción. Te recuerdo que son tus pensamientos y no los factores externos los que causan tus sentimientos y emociones. Un ejemplo podría ser la tendencia de las personas a querer ser o tener aquello que consideran ideal, que no tienen y que ven en los demás. Un ejemplo sería: “tú lo tienes muy fácil porque eres de constitución delgada”.
  6. “Debo pensar constantemente que puede ocurrir lo peor”. Preocuparse constantemente por cosas que podrían salir mal no evitará que sucedan y te llevará a sentirte disgustado. Ejemplo: “si no me tiño el pelo, voy a parecer mucho más vieja”.
  7. “Puedo ser más feliz evitando las dificultades de la vida, lo desagradable y las responsabilidades”. Posponer los problemas puede empeorarlos con el paso del tiempo. Ejemplo: “Tengo problemas de tiroides y no puedo hacer nada”.
  8. “Hay que tener a alguien más fuerte en quien confiar”. La baja autoestima puede llevar a confiar ciegamente en otra persona y esto puede acarrearte una dependencia. Es importante buscar ayuda cuando sea preciso, pero siempre que aprendas a confiar en ti mismo y en tu propio juicio. Las personas con insatisfacción corporal suelen presentar baja autoestima. Ejemplo: “Voy a hacer lo que me ha dicho Luisa, ayuno durante 3 días seguidos”.
  9. “Mi pasado es determinante de mi presente y de mi futuro”. Algunos modelos educativos recibidos han podido tender a una excesiva rigidez, al perfeccionismo en lo corporal, a la importancia de las apariencias y el qué dirán, a la sobrevaloración de la necesidad de aprobación de los otros… y estos modelos sientes que marcan tu vida. Ejemplo: “tener una talla L o XL es que no te cuidas”. ¿Con qué creencias sobre la imagen física te han educado?
  10. “Debo preocuparme constantemente de los problemas de los demás”. No puedo cambiar los problemas de otras personas preocupándome, enfadándome o sintiéndome infeliz. Ejemplo: “Julia tiene que hacer más ejercicio, la noto muy dejada”.
  11. “Cada problema tiene una solución acertada, y es catastrófico no encontrarla”. Esperar la solución ideal o perfecta puede no llegar nunca. Ejemplo: “me muero si este tratamiento no me quita las patas de gallo”.

Además, de estas creencias irracionales pueden darse experiencias negativas. Por ejemplo, recibir críticas o burlas sobre nuestro cuerpo. Esto aumenta la insatisfacción corporal.

Tampoco están ayudando los medios de comunicación, ni las redes sociales. Es evidente la influencia de los medios de comunicación en el refuerzo de la preocupación excesiva por lo corporal.

Como hemos visto, la insatisfacción corporal lleva a problemas emocionales y malestar general y también es un acicate para tener trastornos alimenticios.

Los trastornos derivados de la excesiva preocupación por el cuerpo que nos inunda en la actualidad se están convirtiendo en un verdadero problema. ¿Vale la pena poner en riesgo nuestra salud?

Después de lo que te acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿Qué vas a hacer para sentirte mejor en tu cuerpo?

En mi próximo artículo te comentaré lo que podemos hacer para trabajar estas creencias irracionales y hasta entonces, te invito a que reflexiones sobre el impacto que generan en ti cada una de ellas.

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

Querido compañero,

¿Crees que es importante tener una actitud positiva ante la vida? ¿Qué actitud tienes para afrontar la vida?

“El mayor descubrimiento de todos los tiempos es que una persona puede cambiar su futuro simplemente cambiando su actitud”

Oprah Winfrey

¿Cuál es tu actitud ante la vida?

Según Andrés Ortiz-Osés, ante la existencia, caben tres actitudes fundamentales: la actitud optimista, la actitud pesimista y la actitud “optimopesimista”, típicamente ambivalente.

Además, puedes adoptar 3 estados mentales:

  • Actitud de víctima. Suelen ser la mayoría. Personas que quieren cambiar, pero siempre tienen una excusa preparada. La culpa está muy presente en su vida, desde uno mismo hasta cualquiera (el gobierno, los ricos, los empresarios, los padres…). Se quejan y no hacen nada para salir de ahí.
  • Actitud de optimista inconsciente. Son una minoría, pero tampoco suelen conseguir lo que se proponen. Están dispuestos a cambiar, pero cuando llega el momento de la verdad, tampoco hacen nada.
  • Actitud luchadora. Este estado mental es el que funciona si deseamos realizar mejoras y cambios en nuestra vida. En lugar de culpar a otros o ilusionarse sin más, pasan a la acción.

Si no cambias es porque realmente no quieres, porque en el fondo, seas optimista o víctima, tu situación actual tiene algún beneficio oculto.

¿Qué es tener una actitud positiva?

Lo que entiendo por tener una actitud positiva ante la vida es la disposición y el ánimo de cada uno para afrontar las situaciones o experiencias que nos suceden; es decir, tu actitud general, tu espíritu de superación, tu visión sobre lo que la vida te ofrece y lo que puedes obtener de ella.

Dicen los expertos en la materia que la actitud ante la vida lo es todo; sin embargo, el saber esto no nos lleva a saber practicarlo en el día a día y es un hecho que personas distintas ante una misma situación, lo afrontan, lo viven y lo ven de forma muy diferente.

Goleman dice que el optimismo y la esperanza impiden caer en la apatía, la desesperación o la depresión frente a las adversidades y aunque todos tenemos una actitud predominante, quisiera compartirte algunas claves que te llevarán a lograr tener una mejor actitud ante la vida:

  1. Practica el agradecimiento. Entre otros beneficios el ser agradecido te va a facilitar conectar y valorar las cosas agradables y positivas que te ocurren en tu vida diaria. También, te va a ayudar a tomar conciencia de que los demás son importantes para ti y expresarlo es una forma de hacérselo saber. El agradecimiento te proporciona bienestar emocional y fortalece tu valía personal, es decir, aumenta tu autoestima. Puedes practicarlo con un simple “gracias”, “eres muy amable por...”, “eres de gran ayuda “, “doy las gracias por…”
  2. Fíjate objetivos y traza planes de acción para lograrlos. Ayuda a que tus sueños se hagan realidad, así tu mente estará ocupada y evitará pensamientos pesimistas o negativos. Además, lograr objetivos lleva a una mayor felicidad, un mayor bienestar y también, mejora la autoestima.
  3. Pasa tiempo con personas que te sienten bien. Personas con las que puedas conversar, personas con las que aprendas, personas a las que quieras escuchar o sepan escucharte, en definitiva, personas que te carguen las pilas. Si te rodeas de personas que son creativas y exitosas, eso es lo que atraerás a tu vida.
  4. Afronta. No uses excusas que no te permitan cambiar.No uses expresiones como: “es que...”, “ya, pero...”, “sí, pero...”. Usa expresiones como: “yo puedo”, “soy capaz”, “voy a intentarlo”, “voy a probar a”…
  5. Gestiona tus emociones. Expresa asertivamente lo que sientes cuando no estés de acuerdo con algo o tengas un problema, de esta manera no vas a acumular estrés y no vas a lastimar a los demás. El equilibrio emocional ayuda al positivismo porque aporta serenidad y te permite responder de una mejor forma ante lo que te suceda.
  6. Aborda tus miedos. Aprende a superar tu miedo, vergüenza, ansiedad, frustración o culpa, pues son sentimientos negativos que nos producen una gran inseguridad, dominando y definiendo nuestra vida de forma negativa gran parte del tiempo.
  7. Dedica tiempo a tu autocuidado. Haz ejercicio, mindfulness, comida saludable, meditación, duerme 8 horas, habitúate a un estilo de vida equilibrado, practica aquello que te guste… obtendrás numerosos beneficios, incluyendo la reducción del estrés y la ansiedad.

¿De qué otras maneras puedes mejorar tu actitud?

Te invito a reflexionar un poco más...

Marco Aurelio, en su obra “Pensamientos”, dijo que «si te sientes dolido por las cosas externas, no son éstas las que te molestan, sino tu propio juicio acerca de ellas. Y está en tu poder el cambiar este juicio ahora mismo».

Goleman nos recuerda que: “Es la combinación entre talento razonable y la capacidad de perseverar ante el fracaso lo que conduce al éxito”.

Para acabar este artículo me gustaría invitarte a reflexionar esto que dijo Gandhi:

Después de lo que te acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿Qué vas a hacer para cuidar tu actitud?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

Querido compañero,

¿Qué proyectos quieres abordar este año? ¿Qué acciones quieres llevar a cabo?

Cada comienzo de año hacemos una reflexión de lo que somos y tenemos, y nos planteamos ser más “felices” si logramos nuevos propósitos como: estar más en forma, adelgazar, buscar un nuevo trabajo, llevar una vida más saludable, ampliar el círculo de amistades, encontrar pareja, mejorar algo personal, promocionarte laboralmente… y al cabo de unas semanas nuestra intención de llevarlos a cabo desaparece y, como consecuencia, ese deseo se esfuma. Esto nos frustra.

¿Por qué abandonamos nuestros objetivos?

¿Qué ocurre para que cesemos en nuestro intento? ¿Qué podemos hacer para mantenernos y lograr lo que es importante para nosotros, lo que queremos conseguir?

Normalmente hay 2 razones para abandonar nuestros objetivos:

  • Una razón es no desear realmente hacerlo, que te parezca aburrido o aversivo.
  • La otra razón es el continuarlo en el tiempo, es decir, no puedes dedicarle tanto tiempo como te gustaría, no eres capaz de organizarte, o te sientes abrumado por lo que te has propuesto lograr.

Claves para lograr lo que te propongas

Quisiera compartirte algunas claves que te llevarán a lograr lo que te propongas:

  1. Haz una lista de todo lo que te gustaría alcanzar. Seguramente escribas una larga lista. Ahora lee esta lista y mientras lo haces respira profundamente. Elige como máximo 3 de las cosas que quieres obtener, teniendo en cuenta las que son más importantes para ti y las que sientes que puedes conseguir, así como las más beneficiosas, si las logras, para ti y para tu entorno. Te recuerdo que “si quieres comerte un elefante has de hacerlo por partes”.
  2. Ahora escribe el objetivo que quieres lograr con cada uno de tus deseos. Te recuerdo que una técnica que puedes usar para saber si tu objetivo está bien definido es SMART-E. Te invito a revisar, si no la conoces, el artículo que habla de esto ¿te animas a definir tus objetivos?
  3. Haz un listado de todos los beneficios que obtendrás si logras cada uno de los objetivos elegidos. Encuentra el significado que hay detrás de cada objetivo, con él es mucho más fácil persistir cuando las cosas se complican o cuando hay algún bache en el camino. Si te conectas con la razón y el propósito por el que quieres lograrlo serás capaz de encontrar la motivación para afrontarlo.
  4. Haz un brainstorming de todas las acciones que puedes llevar a cabo para alcanzar cada uno de tus objetivos. De todas esas ideas, elige como máximo 3 acciones concretas que quieras realizar. Cuando ya las tengas elegidas, evalúa del 1 al 10 cuál es tu motivación para llevarlas a cabo, sabiendo el beneficio que te va a repercutir. Te recuerdo que si tu motivación no es al menos un 8, cesarás en el intento, así que plantéate lo que puedes hacer para que suba tu motivación.
    • Te pongo un ejemplo, quieres ponerte en forma, pero te da mucha pereza ir al gimnasio 3 veces por semana ¿de qué otras maneras puedes lograr estar en forma? Andar, correr por un parque cercano a tu casa… ¿Qué podrías hacer para que la actividad que vayas a realizar te resulte más motivadora? Quizás, ¿hacerlo en compañía de un amigo o de tu pareja? Busca alicientes para que tu ánimo no decaiga y lo consigas. La motivación, cuando está presente, da como resultado emoción, energía positiva, confianza y enfoque.
  5. Escribe tus acciones en tu agenda y los recursos que necesitarás para realizarlas. ¿Cuándo vas a empezar? ¿A qué hora y día vas a realizarlas? ¿Qué necesitas para realizar la tarea que te has propuesto? Las buenas intenciones son maravillosas, pero cuando no tienes el hábito de hacer algo, no te va a salir de forma natural y automática. Si no está agendado es mucho más fácil que no ocurra. Reserva huecos durante la semana y sé realista en el tiempo que vas a dedicar. Póntelo lo más fácil que puedas, elige los mejores momentos para acometer tus acciones y que no te falte lo necesario para ponerte manos a la obra.
  6. Comunica a tus seres queridos tus propósitos. Busca aliados para que favorezcan el logro de lo que quieres conseguir. Está demostrado que el apoyo emocional de quienes nos quieren mejora nuestra motivación.
  7. Si fallas sigue adelante. Te invito a que, si en algún momento, no haces lo que te has propuesto, te perdones y sigas confiando en ti y valores lo que sí ya has hecho en pro de tu objetivo. Sigue visualizando tu objetivo, céntrate en el proceso y no en el resultado final.
    • Intenta disfrutar del camino ¡Anímate! ¡Tú puedes conseguirlo! Y si decides no seguir adelante porque te das cuenta que ha cambiado tu situación o ya no te interesa tu objetivo, acéptalo y no te culpes por abandonar o haberlo intentado. Recuerda que rectificar es de sabios.
  8. Celebra lo que vayas logrando y aprende cuando fallas. Recompénsate y celebra tus pasos, son innumerables los efectos positivos que se pueden lograr cuando uno es agradecido.

Para acabar este artículo me gustaría compartirte que es genial que quieras mejorar y conseguir nuevos propósitos o sueños, aunque quisiera recordarte que también es tanto o más motivador el parar, reconocerte y disfrutar de todo lo que has conseguido hasta el momento.

Te deseo de corazón que logres todo lo que te propongas y que este año Nuevo cubra todas tus ilusiones. Recuerda: ¡Tú puedes ser líder de tu vida!

Después de lo que te acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿Qué vas a hacer para lograr lo que te has propuesto este año nuevo?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

Querido compañero,

¿Qué planes tienes para estas Navidades? ¿Te reunirás a celebrar estas fiestas?

Dentro de unos días nos reuniremos, los que podemos y queremos, a pasar unos días muy especiales con nuestros seres queridos e intentaremos regalarnos momentos inolvidables.

Sin embargo, los que llegamos a pasar días junto a nuestra familia o amigos, pasados los momentos de buenas intenciones, podemos repetir patrones de conducta que son tóxicos y/o nocivos para nosotros mismos y para nuestro entorno. Estos patrones son acciones que tienen relación con nuestras emociones, pensamientos y comportamiento, y que se presentan de manera constante en nuestra vida.

Los patrones de pensamiento

La gran mayoría de nuestras actividades diarias, las llevamos a cabo gracias a patrones de pensamiento, solo que no somos conscientes de la mayoría de ellos, por ejemplo: ducharnos, conducir, comer, montar en bici, andar, etc.

Nuestro cerebro usa patrones para bien y otros para no tan bien, como: la queja, acciones tóxicas ante hechos similares ya vividos., pensamientos autodestructivos, etiquetas mentales, la resistencia al cambio…

Tiene mucha importancia lo que vivimos en la infancia y esto influye en lo que somos al hacernos adultos. Seguramente que te preguntarás: ¿cómo puede ser que después de tantos años y tantas experiencias vividas podamos seguir repitiendo los mismos patrones? Pues esto ocurre porque a los 7 años formamos nuestras conductas, creencias, valores, nuestra personalidad que nos acompañará hasta la edad adulta.

Como ya decía Freud, desarrollamos impulsos a repetir: actos, pensamientos, sueños, juegos, escenas o situaciones desagradables o incluso dolorosas. Otras tendencias indican que podemos arrastrar una herencia emocional hasta de 4 generaciones, emociones no liberadas de nuestros ancestros que se transmiten a las siguientes generaciones, hasta que alguien corte el patrón y se libere de las mismas.

7 pasos para detectar y reducir patrones tóxicos

Me gustaría compartirte 7 pasos para que puedas dejar de repetir o al menos minimizar estos patrones de conducta tóxicos o nocivos, ya que nuestros patrones mentales o rutinas de vida sí se pueden cambiar gracias a la neuroplasticidad de nuestro cerebro:

  1. Observa y detecta cuáles son tus patrones. ¿Sabes cuándo saltas? ¿Cómo te sientes? ¿Qué dice tu cuerpo? ¿En qué momento sientes que contestas de malas maneras o que pierdes las formas? ¿Qué ocurre para que surja tu mecanismo de resorte y no llegues a gestionar la situación que ocurre? Es necesario el autoconocimiento porque si te cuestionas tendrás la oportunidad de ratificar y sustituir lo que quieras.
  2. Deja de decirte frases como: ¡otra vez lo mismo! ¡siempre me pasa esto! En lugar de esto, felicítate por haberte dado cuenta. Te sentirás mejor y te darás impulso a hacer un cambio.
  3. Asume tu parte de responsabilidad. Ya sabes el refrán: “dos no discuten si uno no quiere” o recuerda la ley de Pareto un 80% de todo lo que pasa en nuestra vida depende de uno y el otro 20% de los otros o el entorno.
  4. El cambio está en ti. No trates de intentar cambiar a la otra persona. La posibilidad de un cambio consciente está en ti, está en tu mente ¿Qué está en tu mano? ¿Qué puedes hacer para manejar mejor desde ti la situación independientemente de lo que haga o diga el otro, independientemente de lo que has aprendido o vivido?
  5. Haz tu propia reprogramación. Crea una nueva realidad en tu cerebro. Lo que quieres vivir, lo que quieres decir, cambia tu realidad. Frases como: “no soy lo que me ha pasado. Soy aquello en lo que decido convertirme”, ”estoy mejorando en mi crecimiento, voy a lograrlo” “no tengo que ser perfecto, basta con que sea lo mejor que pueda”… y luego, pregúntate: ¿qué es lo que te hace enfadar de una forma desproporcionada?
  6. Piensa y crea nuevas rutinas. Practica la metaprogramación esto supone dirigir o cambiar tu comportamiento y condicionamiento y para que tus neuronas se dispongan a crear una nueva vía de comunicación que alimente mejores patrones de pensamiento o de actos, debes hacer la actividad de manera consciente y continua. ¿Qué otras acciones puedes llevar a cabo? ¿Cómo quieres vivir la situación? ¿Qué quieres empezar a hacer diferente? Piensa en las consecuencias de tu comportamiento, obtén ideas para conseguir formas alternativas de actuar, sentir, creer o pensar.
  7. Pide ayuda si no logras cambiar. Hay profesionales que te pueden brindar su ayuda, que te pueden acompañar a que hagas el cambio de tus patrones tóxicos o nocivos.

También quiero comentarte que seas en esos momentos lo más consciente posible, que estés en tu ser, así que te recomiendo no abusar de sustancias que te perjudiquen o te lleven a variar tu comportamiento.

Cambiar ciertos patrones de comportamiento que influyen negativamente en la vida con la familia, amigos, compañeros de trabajo y parejas puede mejorar nuestra dinámica social y calidad de vida.

Después de lo que te acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿Qué vas a hacer para cambiar tus patrones tóxicos o nocivos?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

Querido compañero,

¿Sientes que no llegas a todo? ¿Qué haces para compaginar tu vida personal y laboral?

Desde siempre hemos dado a nuestra vida laboral una parte importante de nuestro tiempo y dedicación y, a veces, no atendemos lo suficiente a nuestra vida personal. Y aunque la conciliación laboral y familiar implica la igualdad de oportunidades en el trabajo y en la vida personal, en muchas ocasiones no desarrollamos con plenitud nuestra vida personal.

Este conflicto vida personal/vida profesional se considera un riesgo psicosocial que perjudica tanto a trabajadores como a las organizaciones. Los trabajadores afectados presentan síntomas de malestar físico y psicológico como fatiga, ansiedad, depresión y estrés. Por su parte, las organizaciones se ven impactadas por consecuencias como el absentismo, el bajo rendimiento y el abandono de los empleados.

Un informe de The Corporate Executive Board reveló que los empleados con un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida trabajan un 21 % más y tienen un 33 % más de probabilidades de permanecer en su empresa.

Tres tipos de conflicto familia / trabajo

Greenhaus y Beutell indican que el conflicto trabajo y familia puede tener tres formas: conflicto basado en el tiempo, conflicto basado en la tensión, o conflicto basado en el comportamiento.

  • El conflicto basado en el tiempo sucede cuando dedicar tiempo excesivo en un rol implica no poder dedicar el tiempo necesario a otro rol.
  • El conflicto basado en la tensión implica que la tensión generada en un rol no permite la satisfacción de las demandas en otro rol. Por ejemplo, estar absorto por un problema en el trabajo o en la familia, no permite concentrarse en el resto de responsabilidades fuera de los laboral, aun disponiendo de tiempo.
  • El conflicto basado en el comportamiento sucede cuando las expectativas de comportamiento en los dos roles son opuestas. Por ejemplo, tener que ser frío, rígido y competitivo en el trabajo, y cálido, emotivo, y generoso en casa.

8 claves para compaginar lo personal y lo laboral

Me gustaría compartirte algunas claves para que puedas compaginar tu vida personal y laboral:

  • Cuídate. El autocuidado es fundamental para sentirnos bien con nosotros mismos. Practica tu autocuidado: descansa, cuida tu dieta, haz deporte y ten un tiempo para ti, esto te va a ayudar a recargar tu energía, a mejorar tu estrés, a gestionar tus emociones…
  • Gestiona tu tiempo y prioriza lo realmente importante. Planifica y programa tu tiempo, elabora un calendario de actividades programadas que incluyan las actividades personales y profesionales. Conocer las acciones que son necesarias que lleves a cabo para cumplir determinados objetivos, así como establecer el orden y el cuándo se van a ejecutar estas acciones nos llevará a ampliar las opciones y aumentar la probabilidad de alcanzar buenos resultados. De hecho, está demostrado que por cada minuto que emplees planificando ahorrarás de 4 a 10 veces el tiempo necesario para su ejecución.
  • Pide ayuda. Analiza tus necesidades y habla con tus compañeros de trabajo y familia o amigos. Un ejemplo, si tienes una reunión y ese día se te ha puesto malito tu hijo, pide que la reunión se realice on line y no presencial o si necesitas que la casa esté más ordenada pide a quien viva contigo que te ayude a lograrlo repartiendo tareas…
  • Delega o contrata las tareas que puedas. Te propongo que hagas un cálculo de lo que vale una hora de tu tiempo ¿cuánto vale tu hora de trabajo? Haz números, luego haz un listado de todas las tareas que llevas a cabo en tu vida cotidiana y el tiempo que empleas en realizarlas. Seguramente verás que llevas a cabo tareas que no te ayudan a conciliar y que empleas mucho tiempo o energía en realizarlas, así que plantéate qué tareas puedes delegar o contratar.
  • Evita desplazamientos y usa la tecnología. Ahorra tiempo y dinero realizando gestiones por internet, desde la compra doméstica o realizar gestiones burocráticas o bancarias o comprar material que necesites…
  • Aléjate de lo que no añada valor a tu vida. Existen distracciones que te hacen perder un tiempo valioso, como sumergirte en programas de tv o en las redes sociales, jugar videojuegos o las conversaciones vacías. Esto te resta tiempo de calidad con tu familia y productividad en tu trabajo.
  • Aprende a desconectar. Deja todo lo que se relacione con el trabajo cuando termines tu jornada laboral. Establece reglas claras de contacto con clientes y compañeros de trabajo. Evita que tu cerebro se agote y realiza otras actividades de tu vida personal y familiar.
  • No te sientas culpable por estar atendiendo tu vida personal y familiar. Hazte consciente de que es preciso integrar con armonía nuestra vida laboral y personal. Nuestros momentos de esparcimiento, momentos sociales y familiares son necesarios para mantener la concentración y la estabilidad emocional.

Es un hecho que conciliar la vida familiar y laboral en España es bastante complicado. Sin embargo, existen ciertos hábitos y acciones que puedes llevar a cabo para conseguir que, al terminar tu jornada laboral, realmente puedas empezar una vida personal.

Después de lo que te acabo de compartir, ¿de qué te has dado cuenta? ¿Qué vas a hacer para conciliar tu vida profesional y personal?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

Querido compañero,

¿Sabes cómo persuadir a tus clientes? ¿De qué manera persuades con tus correos? Como ya te comenté en mi anterior post, la persuasión de la que hablamos en  2miradas no tiene nada que ver con el engaño o la manipulación del otro, sino en saber convencer a la persona de la necesidad que tiene de nuestro producto o servicio y que los argumentos que se utilicen sean en pro de influir positivamente en las personas.

¿Qué buscan los distintos tipos de copywriting?

  • El copywriting de marca busca generar emociones y crear una experiencia memorable.
  • El copywriting para las redes sociales trata de conectar con el público y será diferente para cada red social porque cada una tiene un perfil diferente de mensajes y de personas que las utilizan.
  • El copywriting de SEO busca posicionarte en los buscadores por lo que aquí el mensaje estará cargado de las palabras y etiquetas adecuadas.
  • El marketing copywriting es el adecuado si lo que buscas es ser un referente. Habrá que cargar el contenido de soluciones a los problemas o puntos de dolor del público objetivo. Tiene un contenido más educacional y de alto valor.

¿Cómo escribir un email de ventas?

Persuadir con un e-mail copywriting es todo un reto. Es necesario que el asunto y el comienzo del correo sea tan atractivo o impactante que no pueda ser borrado sin saber qué hay detrás. Y ha de tener mucha más fuerza para llevar a la acción a quien lo lee. En esta ocasión voy a compartirte los 13 pasos que en 2miradas hemos creado para escribir el copywriting para un email de ventas:

  1. Escribe un asunto. ¿Qué debe de cumplir un asunto? La clave está en que los dejes con las ganas de saber más, que des la información necesaria para que entiendan de qué va el correo pero que tengan que ir a verlo para descubrir la información. Debe ser breve, y que invite a leer el contenido del email y, además puedes:
  • Asunto con prueba social. Contar lo que otros ya han conseguido. Ejemplo: 1.000 participantes ya han logrado su sueño.
  • Asunto con cifra exacta. Ejemplo: 10 masterclass a la venta, estas 5 son.
  • Ir directo al grano. Ejemplo: 2 gafas + 1 de regalo.
  • Ofrecer asuntos de utilidad o datos de valor. Ejemplo: Conoce el crecimiento del mercado inmobiliario de este año.
  • Crear intriga o sorprender: Ejemplo: Este correo no es para ti. Otro ejemplo: Llegó el día.
  • Generar una necesidad. Ejemplo: ¿Quieres lograrlo y aún no lo has leído?
  • Generar una llamada a la acción. Ejemplo: Luis, esta oferta es la tuya.
  • Conectar con el dolor de tu prospecto. Ejemplo: ¿Te sientes apagado? Puedo ayudarte.
  • El asunto que has escrito, ¿tú lo abrirías?

2. Cuerpo inicial del email. Comienza hablando del problema que tiene tu público al que te diriges y llévale a su límite, para que se dé cuenta de que te necesita o necesita tu producto o servicio. ¿A qué situación extrema puede llegar tu cliente? Es importante que te dirijas a él/ella como si estuviera a tu lado, háblale directamente y sigue estos pasos:

  • Describe su problema de la forma más específica y clara posible, con un número importante de detalles, para que tu prescriptor se dé cuenta que sabes de lo que estás hablando.
  • Escribe lo que hace con ese problema, si sigue una rutina…
  • Háblale de cómo siente cuando actúa de esa manera.
  • Indícale incluso en lo que está pensando.
  • Hazle sentir que le comprendes. Dile, por ejemplo, “a mí me pasaba muy a menudo”

3. Continúa escribiendo sobre su frustración y muéstrale tu empatía porque ya ha probado otros productos o servicios y no le han funcionado o le ha empeorado el problema o necesidad. Hazle consciente de que sabes sus “pruebas” y de que por eso ha llegado a ti y hazle ver que entiendes todo lo que está pasando.

4. Momento de la decisión. Esta parte tiene que ser precisa y directa. Puedes hacerlo a través de una frase o una pregunta. Ejemplo: puedes seguir comprando cursos de desarrollo personal y seguir sin poner nada en práctica. Otro ejemplo: ¿Cómo vas a sentirte mañana cuando te levantes y, te des cuenta de que son las 8,00 y no quieres ir al trabajo?

5. Presentar la solución. Ahora que el lector reconoce que tiene un problema o necesidad que resolver, ya te conoce a ti, y ya sabe que le entiendes y comprendes. Ahora ya puedes plantearle directamente la solución que tienes para él. Háblale como si fuera un amigo al que quieres ofrecerle una ayuda, una solución. Ojoooo no le digas lo que tiene que hacer, sino explícale las ventajas y beneficios que va a obtener y el porqué es lo mejor para él.

6. Crea a tu público: Urgencia y Escasez. Una de las estrategias que se implementan en las campañas de marketing con la intención de que los que no se han decidido eviten posponer la compra es generando urgencia y escasez.

El sentido de urgencia está relacionado con el miedo que tenemos los seres humanos de perder algo y el sentido de escasez hace que demos un mayor valor a los productos o servicios que están por agotarse.

Algunas de las estrategias que puedes utilizar en tu email pueden ser:

  • Plazas limitadas.
  • Regístrate ahora o perderás tu plaza.
  • Ediciones limitadas.
  • Cupo limitado a cierto número de personas.
  • Pre-venta.
  • Ofertas por tiempo limitado.
  • Ofertas y ventas flash.
  • Envío gratis o con descuento.

7. Escribe Testimonios y/o brinda ejemplos comprobables y reales. Haz que otras personas hablen de ti. Escribe sobre la prueba que ha hecho la gente sobre el producto o servicio y cómo les ha funcionado nos hace querer lo que el otro ha conseguido. Nos aporta confianza. Aprovecha el feedback de clientes para determinar los puntos de dolor y los beneficios a destacar. Incluye los testimonios y casos junto al copywriting para inspirar y reforzar la acción de comprar.

8. Agrega estadísticas que respalden lo que indicas.

9. Realiza un llamado a la acción (CTA= Call To Action). Emplea llamadas a la acción claras y originales. Una CTA o llamada a la acción es una palabra, frase o botón que motiva a los usuarios a dar un próximo paso, debe indicar lo que quieres que haga el usuario, suelen ser imperativos como: “Compra Ahora”, “Leer más”, “Suscríbete”, “Regístrate”, “Apúntate”, “Suscríbete”, etc. Su objetivo es atraer a clientes potenciales y convertirlos en leads o clientes finales.

Cuando diseñes la palabra, pregunta o botón de CTA, explica concretamente qué ocurrirá cuando el usuario haga clic. Dale al usuario todo hecho.

10. Lee el texto en voz alta. ¿Te convence lo que has escrito? ¿Qué falta? ¿Qué sobra? El leerlo te va a ofrecer una oportunidad de mejora.

11. Promociona tus textos si lo ves necesario.

12. Analiza los KPI’s. Como se indica en su entrada en la Wikipedia, Google Analytics “ofrece información agrupada del tráfico que llega a los sitios web según la audiencia, la adquisición, el comportamiento y las conversiones que se llevan a cabo en el sitio web“.

Si no prestas atención a los KPI, es poco probable que tu contenido alcance su máximo potencial, lo que significa que estás perdiendo tráfico, conversiones y ventas valiosas.

Los KPI’s más importantes para un copywritter:

  • Tiempo en la página. Cuánto más tiempo pase como promedio es un buen indicador de que le parece un contenido interesante y útil.
  • Cantidad de páginas por sesión. Podemos medir cuántas páginas del sitio web ve el usuario en un período determinado.
  • Tasa de Rebote (Bounce Rate). Es el porcentaje de usuarios de un sitio web que “abandonan” su visita después de ver una sola página.
  • Profundidad del desplazamiento (Scroll). Con ella medirás la cantidad de contenido que consume la audiencia, ya que rastreas en qué parte de la página deja de leer.
  • Los Leads. Con este KPI podrás medir la frecuencia con que los visitantes realizan una acción específica.
  • Tasa de crecimiento de la lista de email. La tasa de crecimiento te permitirá conocer la velocidad a la que una lista de clientes o posibles clientes aumenta. Para calcularla puedes utilizar la siguiente fórmula: [(Número de nuevos suscriptores) – (Número suscriptores que cancelan la suscripción de correo electrónico)] / Número total de direcciones de correo electrónico en su lista]) * 100Suscriptores por correo electrónico.
  • La velocidad de la página. Es un factor crucial en la experiencia de usuario que nos deja saber cómo actúa éste con nuestro contenido, además de permitir la clasificación en los motores de búsqueda. Existe una herramienta muy práctica que se llama PageSpeed Insights de Google que se utiliza para medir la velocidad de carga de las páginas tanto en la versión de escritorio como en la de dispositivos móviles.
  • Factor conversión. Una conversión se refiere a la cantidad de visitantes que encuentran su contenido lo suficientemente atractivo como para registrarse en algo o convertirse en clientes de pago.

13. No dejes de probar y de formarte. Los gustos cambian continuamente y lo que funciona ahora puede que mañana no. Prueba si funciona con ese tipo de cliente, téstalo. Si no funciona, cámbialo. Tienes que descubrir qué te genera una mayor conversión. Algunos elementos a testar según el marketiniano Neil Patel:

  • El punto de vista que le das (no es lo mismo decir puede ahorrarte…” que “ahorra ahora”),
  • Los botones de acción (compra ahora, consigue tu descuento…),
  • Títulos y encabezados, el formato que utilizas, las llamadas a la acción.

Puedes usar Google Optimize para ayudarte a saber qué te funciona mejor.

Después de lo que acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿De qué manera vas a mejorar tu copywriting? Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

Querido compañero,

¿Qué técnicas utilizas cuando vas a hacer tus publicaciones? ¿Utilizas el copywriting? ¿Qué tienes en cuenta cuando escribes un email marketing?

Un copywriting, si lo traducimos del inglés, es el acto u ocupación de escribir un texto con fines publicitarios u otras formas de marketing.  

¿Dónde puedo usar copywriting?

Podemos usar un copywriting en nuestra web, en nuestras ofertas, en nuestra publicidad, en los flyers de información que podamos crear o en las páginas de lanzamiento de productos o servicios. Es necesario que no sea mera información, sino que tenga un propósito, que vaya destinado a una acción sin que parezca una pura venta, sino que toque emociones, que se dirija al cliente como si solo le hablases a él, como en una conversación apasionada con un amigo.

Para ello, las técnicas de copywriting son especialmente apreciadas en: temas de SEO, Social Media, publicidad, análisis de mercado, marketing de contenidos, e-commerce. Incluso, puede utilizarse en medios de comunicación tradicionales (radio o TV) o en temas políticos y religiosos.

En todo caso, esta comunicación la tienes que cuidar tanto en tus textos para redes sociales, en tu página web o blog o en los emails que envías, ya que refleja tu imagen de marca y es la forma en que te van a percibir tus clientes.

Si ya has preparado todo lo necesario para ponerte a escribir, te recuerdo mi artículo que habla sobre 5 Pasos antes de crear tu copywriting, ahora es el momento de crear el texto. Y para lograr que tu texto llegue a tu público objetivo es necesario aprender a usar el lenguaje.

Usando el lenguaje adecuado: 12 claves para un buen copywriting

¿Cómo hacerlo bien? ¿Qué tener en cuenta a la hora de escribir con copywriting? Para ponértelo fácil te voy a compartir 12 claves:

  1. Revisa el texto mientras lo escribes y cuando lo acabes. Ojo con las faltas de ortografía. Será imperdonable para muchos de tus lectores que comentas faltas. Además, hoy en día con los correctores que tenemos te puede resultar más fácil. Y, además, te recomiendo que revises el texto antes de publicar.
  2. Usa el copywriting para señalar los principales puntos de dolor del problema que tiene tu público objetivo. Corto, claro, conciso, directo al problema y a la acción. Según Rose Crompton, los seres humanos tenemos 6 puntos de dolor que son: temas financieros, riesgo y confianza, fácil y conveniente, productividad y tiempo, procesos y viaje, comunicación y apoyo. Identifica cuáles son los puntos de dolor de tus clientes y ofréceles soluciones.
  3. Utiliza el tono adecuado. No es lo mismo que suene aséptico, que cercano, que profesional, que técnico o serio. Hay herramientas similares a Grammarly (en inglés) para su uso en español que te pueden ayudar a adecuar el mensaje.
  4. Expón ventajas y beneficios. Convence a tu público explicando ¿por qué tú y no la competencia? Usa verbos y no abuses hipérboles y adjetivos. Ejemplo donde verás la diferencia, ¿con qué frase te quedas?
    • Contrata nuestra excelente formación. Es la mejor del mercado.
    • Con esta formación aprenderás técnicas para poder gestionarte desde el primer día.
  5. Evita rellenar contenido. De manera general, cuando hagas copywriting cuanto menos, mejor. Ve al grano, no hagas perder el tiempo a tu lector. Los nexos en las frases pueden evitarse. Revisa si son imprescindibles o no. Siempre podemos ser más concisos. No obstante, analiza a tus lectores e identifica su tipo:
    • El lector ansioso: siente que necesita algo YA. No piensa, prefiere actuar. En este caso es mejor emplear un copy corto.
    • El lector pensativo: no tiene prisa, le gusta comparar antes de comprar. Se lo piensa mucho. En este caso será mejor emplear un copy largo.
  6. Haz preguntas con gancho a lo largo del texto. Cada dos o tres párrafos puedes hacer alguna pregunta, consigues mantener al lector con ganas de seguir leyendo y que interactúe. Por ejemplo, ¿esto te ha pasado a ti?, ¿te lo vas a perder?
  7. Sustituye el gerundio por otra forma verbal. De esta manera lograrás un mensaje más personal. Ejemplo:
    • Logrando un equipo de alto rendimiento.
    • Logramos un equipo de alto rendimiento.
  8. Manifiesta tu seguridad en lo que escribes. No dudes, cree en ti, en tu producto o servicio. No puedes venderte o vender algo en lo que no crees. No uses expresiones como: “podrías conseguir”, “quizás”, “creo que”… Usa en cambio expresiones como: “vas a conseguir”, “seguro que lograrás”…
  9. Usa palabras positivas. Evita las palabras o los nexos negativos como: no, tampoco, nunca, pero… ¡Transmite alegría en tus textos!
  10. Aporta datos o estadísticas siempre que puedas. Los datos ofrecen a los lectores el poder visualizar mejor el beneficio que recoge tu producto o servicio y llaman la atención. Esto lleva a que confíen más en tu marca, producto o servicio y que sean más propensos a realizar la acción que esperamos. ¿Qué frase te causa más credibilidad?
    • El coaching logra grandes beneficios.
    • El coaching logra un retorno de la inversión de 7 veces su coste.
  11. Evita palabras SPAM. Si las utilizas tu email irá directamente a esta papelera, sobre todo cuando lo pones en el asunto. Algunas de estas palabras son:
    • Promoción, oferta, gratis o descuento. “Promoción especial”, “descuento del 50%”…
    • Palabras relativas a comprar como: “tarjeta de crédito”, “PayPal”, “compra ya”, “Visa”…
    • Exaltación: “increíble”, “formidable”, “maravilloso”, “no te lo vas a creer”, “impresionante”, “felicidades”…
    • Muy urgente: “no te lo pierdas”, “¿a qué esperas?”, “oferta exclusiva”…
    • Términos sexuales: “caliente”, “desnudo”, “sexo”, “viagra”…
  12. Utiliza técnicas como: FAB y 4U.
    • La técnica FAB (características / ventajas / beneficios) responde a 3 preguntas:
      • F: ¿Qué puedes hacer tú, tu producto o servicio?
      • A: ¿Por qué puede ayudar al lector?
      • B: ¿Qué conseguirá tu lector con ello?
        • Ejemplo: Realiza esta formación sobre gestión del tiempo para aprender técnicas que te llevarán a ganar más de un 20% del tiempo que empleas actualmente.
    • La técnica 4U (Urgente / Único / Útil / Ultraespecífico) responde a:
      • 1U: Haz que sientan urgencia por tenerlo. Ejemplo: Oferta solo para este mes.
      • 2U: Transmite sus beneficios como únicos. Aquí te juegas tu prestigio, si dices algo cúmplelo. Ejemplo: Solo hoy, único descuento para asistir a esta formación (no saques la siguiente semana otro descuento, porque si lo haces tu público se sentirá estafado).
      • 3U: Hazlo útil para el lector. Que suponga un beneficio para el lector. Llévate 5 técnicas para poder crear tu equipo.
      • 4U: Sé ultraespecífico y no te vayas por las ramas. Ejemplo: 5 últimas plazas para esta formación.
        • Un ejemplo usando las 4U: “Consigue tu plaza para esta formación por solo 395€. Precio único para los primeros 5 participantes”.

Después de lo que acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿De qué manera vas a mejorar cuando escribas tu copywriting?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

Querido compañero,

¿Qué haces antes de crear tu copywriting? ¿Qué preparas?

El copywriting es una técnica de comunicación persuasiva que va orientada a conseguir que el cliente pase a la acción. Se trata de crear textos persuasivos que destaquen el valor de tu marca, producto o servicio por encima del resto. Consiste en persuadir al lector de que tu artículo resolverá su necesidad y convertir y fidelizar al cliente potencial a tu marca o servicio. Es decir, vender desde un ámbito coherente, cercano y franco.

Es una técnica directa en su lenguaje, precisa y evita malas interpretaciones. Expresa lo que vendemos, por qué ha de comprarlo el cliente potencial y qué puede hacer por él. El objetivo es la venta, es decir, convertir clientes potenciales en clientes reales.

Un ejemplo de mensaje que no lleva a la acción es decir “tu coach, siempre a tu lado” Queda muy bien pero no invita a que te contraten. Si conoces lo que les duele, las preocupaciones que pueden tener con su visión, entonces podrás crear mejores mensajes, que conecten mejor con el cliente potencial. Se ha de notar que entendemos sus malestares, y que, por ello, nos necesitan. Un ejemplo, sería: ¿Tienes un sueño que no logras? Llámame y hagamos que sea una realidad.

¿Cómo hacer un buen copywriting?

Lo primero que te sugiero es prepararnos y preparar todo lo necesario para poder redactar el copywriting, porque ya sabes uno de mis refranes que ya te he compartido: “lo bien preparado resultado esperado, lo mal preparado, resultado caótico” y para ponértelo fácil te voy a compartir una secuencia que hemos creado desde 2miradas

  1. Analizar tu producto o servicio. Puesto que no todos los productos ni servicios valen para todo el mundo, has de definir qué aportas y a quién. Tienes que explicar por qué eres la mejor opción para tu público específico. No es enfocarte en lo que otros también pueden hacer por ese público, sino en lo que solo tú puedes hacer por ellos. Aunque seas muy bueno en muchas cosas, señala qué es tu especialidad.
    • Lo primero que tienes que tener en cuenta es conocer para después poder transmitir el valor de tu empresa, de tu producto y de tu marca hacia todos los usuarios. Esto es la premisa fundamental del copywriting, antes de comenzar con el siguiente paso. Pregúntate: ¿qué problema quiero solucionar a mi lector? ¿En qué soy excelente? ¿Por qué yo y no otro?
  1. Conocer al cliente. Saber quién es, para quién exactamente estás escribiendo. Desarrollando el "buyer persona" o representación semificticia del cliente ideal de tu negocio, lo tendrás más fácil. Reflexiona sobre a quién vendes ahora, a quién quieres vender, qué les gusta a tus clientes de lo que estás ofreciendo, qué les cambia la cara a tus clientes y qué les puede ayudar a mejorar. Identifica a tu cliente ideal y las diferentes versiones que tiene del problema que quieres resolver.  Para poder ser persuasivo es necesario conocer y comprender los comportamientos, necesidades y problemáticas, así como, las metas, propósitos, sueños y aspiraciones de las personas y eso va a constituir el principio fundamental de todo lo que vayamos a desarrollar posteriormente en tu Marketing de persuasión. Responde a preguntas como: ¿Qué cosas le gusta a tu público? ¿Qué no le gusta? ¿Cuáles son sus principales intereses? ¿Dónde viven y qué edad tienen? ¿Cuáles son sus hábitos de consumo de contenidos online?
    • Una herramienta muy potente es el llamado mapa de empatía.  El mapa de empatía es un esquema simple y gráfico, que permite de una manera muy objetiva analizar a tu cliente ideal.
  2. Definir tu propuesta única de venta. Comprende bien cuál es la promesa que quieres hacer y a quién va dirigida, y cómo la vas a cumplir. ¿Qué prometes a cambio de tu producto o servicio?
    • La promesa es lo que va a enganchar a tu público, es la confianza y el compromiso posterior que vas a generar con esa persona que aún no te conoce.
  3. Averiguar lo que ya ha aprobado tu público antes. Saber qué ha probado ya tu público objetivo y el por qué aún no ha solucionado su problema.
    • Demuéstrale empatía para que se sienta comprendido y ofrécele una nueva oportunidad para influirle positivamente en su decisión de compra.
  4. Una vez que le conoces tienes que ser pensar de qué manera vas a emocionarle y de convencerle para que cumpla el objetivo que has establecido. Emociona y capta la atención del lector con tus textos, tienes que conectar, emocionar y convencer contando la historia que hay detrás de tus objetivos, escribe storytelling y utiliza el poder de las neuronas espejo y su relación con la empatía.
    • Recuerda que las palabras nos llevan a emocionarnos y a reaccionar, la palabra clave de este proceso neurolinguístico es la imaginación. En el momento en el que tocas la fibra sensible las neuronas espejo se activan y guías al lector hacia tu objetivo. Ejemplo: Imagina crear tu empresa en un mes. Imagina ganar la lotería… Una palabra mágica: “imaginar”.

Después de lo que acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿De qué manera vas a prepararte antes de escribir un copywriting?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

27 septiembre, 2022

Querido compañero,

¿Qué tienes en cuenta para persuadir a tus clientes? ¿De qué manera persuades en tus correos?

Es cierto que persuadir está asociado al engaño o a manipular al otro, pero lo que te voy a compartir nada tiene que ver con esta creencia general.

La persuasión en marketing

Persuadir es todo un arte y consiste en convencer a la persona de la necesidad que tiene de algún producto o servicio y es una técnica de oratoria que se utiliza para lograr que alguien crea en lo que estás diciendo y desde 2miradas siempre invitamos a que los argumentos que se utilicen sean en pro de influir positivamente en las personas.

La persuasión en marketing busca que un producto o servicio sea lo más atractivo posible para invitar a su consumo. Cuando hablamos de la persuasión en ventas, vamos un paso más allá. Se trata de escuchar al cliente y si tu solución responde a sus necesidades, darle argumentos convincentes para cerrar la venta.

Los 6 principios del comportamiento humano

Robert Cialdini es un psicólogo y escritor estadounidense considerado un experto en la psicología social de la persuasión, ventas y negociaciones, y ha publicado en 1984: “Influence: The Psychology of Persuasion” donde explica los 6 principios del comportamiento humano que si se utilizan adecuadamente llegan a ser una de las herramientas principales en una estrategia de marketing.

1. Principio de compromiso y coherencia

Robert Cialdini indica a través de este principio que la gente está más dispuesta a realizar acciones que sean consistentes con lo que ya han hecho en el pasado. La gente busca lo que les reafirma y les resulta familiar.

Un ejemplo, podría ser el ofrecer pruebas gratuitas y hacer que el cliente haga pequeñas cosas. Pídeles que compartan el enlace de tu eBook antes de descargarlo o que si les ha gustado tu artículo que lo compartan o te den un “like”.

Esto es una manera efectiva de ir consiguiendo un compromiso y comportamiento a favor de la compra o elección de nuestra marca.

¿Eres y pareces coherente? Te dejo otro de mis artículos donde hablo de la coherencia personal y otro que habla de la coherencia 2miradas

2. Principio de Reciprocidad

Las personas sentimos la obligación de devolver en igual medida o superior lo que otros nos han dado o han hecho por nosotros, con el fin de mantener el equilibrio y no sentirnos en deuda.

Está demostrado en numerosas investigaciones que las personas tratamos a los demás como percibimos que los demás nos tratan. Una recomendación: no dejes pasar mucho tiempo entre un canje y otro y practica siempre el “win-win” (ganar-ganar).

3. Principio de consenso y aprobación social

Los seres humanos tendemos a querer sentirnos parte de un grupo, lo que nos lleva a querer sumarnos a la mayoría.

Muestra tus logros y resultados conseguidos, tus méritos y éxitos…

Esto lo puedes aplicar, por ejemplo, si un cliente ha apreciado los beneficios de tu producto o servicio o si alguien ha hablado positivamente de ti o de lo que ofreces. Escribe este contenido en tu web y en tus Redes Sociales. Aprovecha los testimonios de tus clientes satisfechos.

4. Principio de autoridad

¿Qué tipo de liderazgo sueles ejercer? ¿Cómo puedes inspirar para que te sigan? ¿Qué puedes hacer para que te vean como un modelo? ¿Qué puedes hacer para ser un experto con conocimientos confiables y creíbles sobre el producto o servicio que sugieres? ¿En qué puedes ser una autoridad?

Ser el primero, ser el mejor, destacar lo que te hace diferente, único. Analiza las preguntas que te comparto. De esta manera tendrás una mayor influencia con tu público. Es por ello por lo que tendemos a imitar a los influencers, a los famosos…

5. Principio de simpatía

Cuanto mejor caigas a la persona, más posibilidades de persuadirlo.

Numerosos estudios indican que la simpatía que podemos sentir hacia otra persona está influenciada por: las personas que son similares a nosotras o las personas que nos hacen cumplidos o las personas que cooperan con nosotros en metas comunes.

Algunos ejemplos de cómo ser simpáticos a nuestro público son: sé divertido, a la gente nos encanta reír. Sé amable y educado, cálido, muéstrate cercano en tu forma de hablar y escribir, por ejemplo, al dirigirte a tus clientes, háblales como si estuvieras con ellos…. Otra manera de generar simpatía sería dándoles lo que quieren o necesitan.

6. Principio de escasez o urgencia

Robert Cialdini descubrió que las personas tendían a valorar más aquello que perciben como escaso o exclusivo y es que todos deseamos más aquello que necesitamos o es limitado, inmediatamente se despierta nuestro deseo.

Este principio lo puedes aplicar, por ejemplo, llevando a tu público a actuar con rapidez, ofreciendo tu producto o servicio como una oportunidad u oferta limitada en un espacio corto de tiempo: últimas unidades, descuento para los próximos 20 compradores…

Después de lo que acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿De qué manera vas a aplicar estos seis principios en tu email marketing?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

Querido compañero,

¿Cómo te relacionas con los demás? ¿Te gustaría mejorar la forma en que te relacionas?  

Seguramente que este verano has tenido que relacionarte con personas conocidas o con gente nueva con la que has tenido que mantener una buena relación. ¿Qué has hecho para no generar conflictos o saberlos bandear? ¿Qué has hecho para relacionarte mejor? En este artículo voy a hablarte sobre la importancia de saber relacionarnos con los demás y te voy a dar algunas claves de cómo lograrlo.

¿Para qué saber relacionarte con los demás?

Una buena relación con los demás genera un sentimiento de satisfacción interna en las interactuaciones con las demás personas. Para 2miradas saber relacionarse con los demás conlleva: comprender, valorar y respetar los sentimientos y emociones de los otros.

Además, llevarte bien con una persona supone que ambas se sientan más motivadas, felices y plenas. Está demostrado que mantener buenas relaciones sociales también mejora la salud, reduce el estrés, retrasa el envejecimiento, facilita la resolución de los problemas, alarga la vida…

Claves para generar mejores relaciones personales

Todos sabemos que las relaciones personales no son fáciles. Algunos no logran mantenerlas por su timidez, otros porque en su entorno familiar no han disfrutado de buenas relaciones… De hecho, saber interactuar adecuadamente con los otros es un aprendizaje y se puede lograr desarrollando habilidades, con esfuerzo y dedicación.

Me gustaría compartirte algunas claves que he practicado conscientemente este verano para generar mejores relaciones con los demás que te pueden ayudar:

  • Comparte tu tiempo. Siendo el tiempo uno de los recursos más importantes para un ser humano, resulta un regalo querer compartirlo con los demás.
  • Acepta a las personas tal y como son. Aceptar a los demás como son implica comprender que, si algo en ellos no nos gusta, el trabajo hemos de hacerlo con nosotros mismos.
  • Aprende a iniciar conversaciones. Es más fácil tener una idea más precisa de alguien cuando comienzas a conversar. ¿Qué preguntas se te ocurren que puedes realizar para iniciar una conversación? Puedes preguntar algo sobre el entorno en el que os encontráis, sus intereses… y siempre ¡en positivo!
  • Perdona las acciones del otro. Si deseas llevarte bien con el otro en el futuro, deberás dejar atrás el resentimiento y practicar la compasión hacia esa persona. Desarrolla la empatía, como habilidad para percibir y relacionarte con los sentimientos y necesidades de ella, sin culpar, ni ordenar, ni juzgar.
  • No siempre hay que hacer lo mismo. Parte de llevarte bien con alguien implica respetar que el otro quiera hacer algo con lo que no confluyes, entendiendo que eso funciona para él.
  • No confrontes todos los desacuerdos que surjan. Llevarse bien no se trata de ganar una pelea, o incluso comunicar cada opinión que tengas. Una persona puede mantener una opinión distinta a la tuya y no es necesario entrar en discusión por cada opinión que sea diferente.
  • Reflexiona cuando te den un punto de vista diferente. No respondas lo primero que te llegue a tu mente. Para y reflexiona antes de contestar. ¿Cómo crees que se siente el otro? ¿Desde dónde lo está expresando? Cada persona tiene su historia y seguro que no coincide con la tuya. Escúchala, porque con su versión abres tú también tu mente.
  • Escucha activamente. Para practicar esta escucha, entre otras cosas, puedes: hacer preguntas al hilo de la conversación, mostrando que te interesa lo que la otra persona está comentando; o explicar cualquier cosa que no haya quedado clara; o darle tiempo a la otra persona para hablar de sus problemas, sus sentimientos, o cualquier tema que lo esté agobiando; o también, puedes parafrasear los mensajes del interlocutor y devolvérselos para su verificación.
  • Sonríe. Se ha comprobado en numerosas investigaciones que las personas tienen mucha más confianza para acercarse a alguien que sonríe que a alguien que no lo hace.

Todas estas claves podrían resumirse en una, trata como te gustaría que te trataran. No hay nada más valioso que este axioma para construir buenas relaciones.

Después de lo que te acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿Qué vas a hacer para generar mejores relaciones?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García