por 3 de junio de 2019Aprendizaje, blog, Coaching

6 pasos para superar los malos momentos de la vida

¿Te revuelves constantemente con los acontecimientos que ocurren en tu vida? ¿Qué haces para superar los malos momentos de la vida?

chica_triste

Freepik

Ya he escrito varios artículos sobre distintas formas de superar situaciones difíciles como, por ejemplo, Como superar los miedos o mi socia ha escrito un artículo sobre Hacer una montaña de un grano de arena (5 causas y 5 acciones para superarlo)

Hoy quiero hablarte de cómo superar los duros momentos y poder seguir fluyendo con la vida y ser lo más feliz que puedas.

El amor a la vida es uno de los sentimientos más importantes del ser humano; sin embargo, a menudo nos decimos o escuchamos frases como: “esta vida es una mierda”, “mi vida no vale nada”, “¡vaya vida!, todo me pasa a mí”… nos pasamos la vida lamentándonos, en lugar de viviéndola y amando lo que vivimos. El resultado de no Amar la vida es: sentir frustración, tener un sentimiento más o menos constante de desconsuelo o desesperación, rendirnos o sentirnos vencidos por todo lo que nos pasa…

Es cierto que podemos vivir situaciones y experiencias muy duras, donde nos podemos desmoronar o la desesperación o la tristeza pueden hacer mella. Es importante no caer en el abandono y tratar de aprender de lo que nos esté pasando, para que nuestra vida siga teniendo sentido y podamos fluir con ella.

Te propongo seis pasos para superar estos malos momentos y situaciones que muchas veces acontecen en nuestra vida: 

  1. Para y reconócete. Respira, toma conciencia de lo que te esté sucediendo y reconoce tu/s emoción/es . ¿Cómo me siento? ¿Qué emoción siento?
  2. Analiza la situación. Sé consciente realmente de lo que ha ocurrido o te sucede, no te dejes llevar solo de las emociones y pensamientos automáticos fruto de las emociones. ¿Qué ha sucedido? ¿Qué me ha pasado?
  3. Objetiviza la situación. Intenta no caer en el victimismo y vigila lo que te dices fruto de lo que está pasándote. Piensa que todo pasa, que solo es un mal momento, que no hay mal que 100 años dure. ¿Qué pienso de lo que me está sucediendo? ¿Cómo lo estoy viviendo? ¿Tiene tanta importancia como se lo estoy dando? ¿Cuál es el grado de intensidad e importancia que doy realmente a lo que me pasa?
  4. Haz algo si puedes y si no puedes hacer nada porque no está en tus manos, acepta la situación. Además, de lo que puedas hacer para mejorar la situación y sentirte mejor, pide ayuda a amigos y a profesionales y te recomiendo hacer algo más, eleva tus pensamientos y pide fuerzas a la vida o a Dios, si eres creyente. Ya decía Jesús de Nazaret: “pide y se os dará”. Pide: consciencia para entender, protección para lo que pueda ocurrir y consuelo para sobrellevarlo de la mejor manera posible ¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?
  5. Acepta lo que te ha pasado. Si caemos en la ofuscación o el desespero o actitudes similares, agravamos nuestra situación y atraemos energías discordantes, que potenciarán nuestro desánimo y debilidades. Todo lo que nos ocurre tiene un por qué y un para qué. Agradece a la vida lo que estés viviendo e intenta aprender el mensaje de lo vivido, si es que puede volver a pasarte, para que no te vuelva a pasar. ¿Cuál es el mensaje de lo que me ha pasado? ¿Qué he aprendido de la situación vivida?
  6. Vuelve a ser tú mismo fortalecido. Después de lo que te ha pasado seguro que estarás cansado y algo débil y con ciertas emociones aún encontradas. Cuídate, mímate, vuelve a encontrarte y a ser tan fuerte como es habitual en ti. Seguramente que si has sabido aprender de la experiencia, saldrás fortalecido. ¿Qué puedo darme ahora que todo ha pasado?

Te dejo un artículo que nos habla de 7 pensamientos para superar los malos momentos

  • La felicidad no es algo constante y tampoco se supone que tenga que serlo.
  • Los fallos y los errores son situaciones transitorias que nos enseñan lecciones necesarias y permanentes.
  • Siempre estás progresando aunque no puedas percibirlo aquí y ahora.
  • Lo que sientes cuando estás estresado no es una medida exacta de la realidad.
  • No puedes cambiar aquello a lo que evitas enfrentarte.
  • Tu pasado no define tu futuro.
  • No conseguir lo que quieres puede ser el mejor de los regalos.

Como resumen añadiría que es normal que nos pasen días complicados o malas situaciones o acontecimientos no deseados, todo forma parte de la vida, de nuestro crecimiento y de nuestro aprendizaje y aunque no nos gusten es importante vivirlos y sobre todo, saberlos enfrentar.

 “Sé protagonista de tu vida y no víctima de las circunstancias”

Con el fin de complementar lo que te acabo de compartir te dejo un vídeo que nos habla de el poder de creer que se puede mejorar 

 

Después de lo que acabo de compartir ¿qué vas a hacer para superar los reveses que te da la vida? ¿Cuándo vas a empezar a hacerlo?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

Milagros García

Comparte este artículo en tus redes

SOBRE LA AUTORA:

<a href="https://2miradas.es/blog/author/mila/" target="_self">Milagros García</a>

Milagros García

Ingeniera que pronto reconduce sus pasos hacia la administración empresarial, siendo Master Business in English: International Trade, Business negociations & Marketing. Más tarde da el salto a la Consultoría, Formación y Coaching Personal, Profesional, Grupal y Organizacional. Cuenta con 20 años de experiencia en dirección de compañías internacionales.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar:

7 técnicas para evitar sobre pensar

7 técnicas para evitar sobre pensar

¿Cuántas veces has dado vueltas y vueltas a algo que te ha pasado o que te tiene preocupado del futuro? ¿Cuántas historias te has imaginado sobre algo que no ha sucedido? ¿Cuántas dudas con miles de argumentos te has escuchado decirte a ti mismo/a?...

La clave del éxito: autodisciplina

La clave del éxito: autodisciplina

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el factor clave que separa a aquellos que alcanzan sus metas de los que se quedan en el camino? La respuesta es simple pero fundamental: la autodisciplina. Soñarlo solo es el comienzo La autodisciplina es la...

Escribir para gestionar emociones

Escribir para gestionar emociones

Cuando decimos “no tengo tiempo”, “no me da la vida”, “no llego a todo”, “no puedo”, “no sé”, nuestro cuerpo se pone en modo estrés. Si además le añadimos la percepción de no tener recursos suficientes para abordar la demanda que tenemos delante...