Tag Archives for compromiso

Querido compañero, ¿qué modelo utilizas en tus sesiones de Coaching? ¿Qué pasos sigue tu Coach en tus sesiones?

Grow

En el Coaching existen diferentes modelos y escuelas, que se diferencian por las metodologías utilizadas para su aplicación, y aunque el proceso es similar, existen diferencias entre unas y otras vertientes de Coaching.

Hoy quisiera comentarte el modelo que utilizo y utilizamos los componentes de mi empresa: 2miradas. Es el método G.R.O.W., un método definido por Sir John Whitmore y que está descrito en su libro "Coaching for Performance" (1996), habiendo vendido hasta la fecha más de 500.000 ejemplares y siendo traducido a 17 idiomas.

A John Whitmore se le considera el padre del Coaching moderno a nivel mundial. Trabaja en empresas multinacionales, estableciendo culturas de gestión de Coaching y programas de liderazgo. Es autor de cinco libros en los ámbitos del deporte, el liderazgo y el Coaching.

El G.R.O.W. es uno de los modelos más utilizados en la estructuración de las sesiones de Coaching por su efectividad a la hora de trabajar nuestras metas y las acciones correspondientes, promueve con éxito la confianza y la auto-motivación, lo que lleva a una mayor satisfacción personal y una mayor productividad.

Te dejo un vídeo para que puedas empezar a entender cuando usar este modelo:

G.R.O.W. es un acrónimo de:

  • G – Goal (meta). En esta fase se define el objetivo/s personal o profesional que se quiera alcanzar. El Coachee o Cliente identifica las metas u objetivos finales y objetivos de progreso que ha de alcanzar en el camino. Te recuerdo la técnica SMART-E para fijar tus objetivos que te compartí hace un tiempo: ¿Te animas a definir tus objetivos?
  • R – Reality (realidad). En esta fase se describe y examina la situación actual y cuan distanciado se está del objetivo, lo que falta para conseguirlo.
  • O – Options (opciones). En esta fase se trabajan las diferentes opciones y posibilidades que el Coachee tiene para superar todas las limitaciones, así como los recursos y medios que se utilizarán para llegar al destino elegido. Aquí se estimulará al cliente para que decida sobre el camino que quiere tomar.
  • W – Will (voluntad, compromiso). Otros lo llaman What/Wrap up (plan de acción, cierre). En esta fase se establece un plan de acción específico con el que el Coachee se compromete y que le motiva. En este plan se definen los pasos concretos y el cronograma de acciones previstas. Se busca el compromiso del cliente y se apela a sus ganas de realizar lo que se propone para lograr lo que desea.

Algunas preguntas que un Coach realizará, o que tú mismo te puedes plantear, serán:

  • G – Goal (meta). ¿De qué te gustaría hablar? ¿Cuál es el tema que vamos a tratar? ¿Qué quieres conseguir? ¿Cómo te gustaría que fuese? ¿Qué le falta a tu problema para convertirse en una oportunidad? ¿Qué quieres cambiar de esta situación? ¿Me puedes contar un poco más sobre este tema? ¿Qué más nos puede interesar sobre este tema? Entonces, define claramente lo que quieres,...
  • R – Reality (realidad). ¿Cómo describes tu situación presente? ¿Cómo te afecta a ti lo que está ocurriendo? ¿Me puedes decir más? ¿Qué pasa si no cambias? ¿Cómo se manifiesta el problema? ¿Cuándo se manifiesta más? ¿Menos? ¿Quienes más están implicados? ¿Qué depende de ti? ¿Qué es lo que haces para obtener el resultado que consigues?...
  • O – Options (opciones). ¿Qué es lo que has intentado ya? ¿Qué te gustaría intentar? ¿Qué no has intentado todavía? ¿Qué funcionó? ¿Qué otras posibilidades existen? ¿Y si…? ¿Cuál de ellas podría funcionar mejor? ¿Qué puedes hacer de manera diferente? ¿Qué más se te ocurre? Según tu experiencia, ¿qué funciona bien para otros? Si pudieras empezar de nuevo, ¿qué cambiarías? Si eligieras esta opción, ¿cuáles serían las consecuencias? ¿Cuáles serían sus beneficios? ¿Qué nuevas oportunidades surgirían?
  • W – Will (voluntad, compromiso). Otros lo llaman What/Wrap up (plan de acción, cierre). ¿Qué vas a hacer? ¿Cómo, cuándo, dónde lo vas a hacer? ¿Cuál es el paso más importante/urgente? Entonces, ¿tu plan de acción es ... ... ...? (dejar que tu interlocutor complete la frase) ¿De qué manera contribuirán estas acciones a lograr tu meta? ¿Cómo puedo yo ayudarte a mantener tu responsabilidad ante el/los compromiso(s)? ¿Qué barreras prevés o ya conoces? ¿Qué te frena? ¿Qué necesitas superar? ¿Qué crees que te hará conseguirlo? ¿Qué grado de motivación tienes para afrontar el plan del 1 al 10? ¿Qué te falta para que tu motivación sea un 10? ¿Qué has sacado de esta conversación? ¿Qué te llevas?

Después de lo que te he compartido, puedes darte cuenta que el modelo de Coaching lo puedes aplicar en tu día a día, sea cual sea el ámbito en el que trabajes o incluso para cuestiones personales. Todo lo que has de tener para podértelo  plantear es un reto, un objetivo, algo que quieres cambiar. Entonces, ¿en qué casos vas a utilizar el método G.R.O.W.? ¿Cuándo vas a empezar a hacerlo?

¡Tú puedes, puedes lograr lo que te propongas, además, te lo mereces!

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

¿Te has encontrado alguna vez realizando un trabajo de equipo en el que alguien se escaquea? ¿Te ha pasado que tú mismo no te sentías parte del proyecto a realizar entre todos, que te has desconectado?

Todo esto tiene mucho que ver con el compromiso y con las consecuencias que tenerlo o no tenerlo tiene en nuestro trabajo y en la realización de proyectos con equipos de trabajo.

compromiso 

El compromiso, según la RAE, es la obligación contraída, la palabra dada, el convenio al que se llega entre las partes... Y esto es, también, el acuerdo que tiene una persona con la empresa cuando decide trabajar en ella y ser parte de la consecución de los objetivos.

El compromiso está relacionado con la palabra anglosajona "Engagement", más utilizada en los últimos años en el área de marketing, como indicador para realizar análisis predictivos, captar información sobre los comportamientos de la audiencia, para detectar la forma en la que podemos captar clientes, etc. Sin embargo, quiero hacer hincapié de su importancia dentro del trabajo en equipo y en que, como responsables de equipos, trataremos de lograr el compromiso de los colaboradores.

Ya existe desde hace tiempo, sobre todo en gestión de proyectos, el puesto del "Engagement manager". Esto muestra el valor de la actuación del líder sobre el compromiso. ¡Hay tarea que hacer! Por ello, os dejo unas claves para favorecer el compromiso dentro de los equipos de trabajo:  

1. Trabajar para que cada persona quiera seguir perteneciendo a la empresa, siga queriendo dedicar su tiempo y esfuerzo en ella. El sentido de pertenencia lo desarrollamos desde la adolescencia y nos acompaña el resto de nuestra vida como seres sociales que somos. Necesitamos sentirnos imprescindibles, partícipes, que aportamos valor, que importamos, etc.

2. Que cada miembro del equipo tenga muy claro qué va a hacer, cuándo, cómo, para cuando, para qué y que sepa con quien contar en cada momento, interrelacionándose. Así, se podrá plantear su propio plan de acción, porque la implicación será mayor cuando la decisión sale de uno mismo que cuando nos viene de fuera. Preguntar quién va a hacer qué, cómo se quieren repartir el trabajo, etc. son buenas preguntas para dejar que el equipo decida cómo organizarse.

3. Saber la motivación de cada miembro del equipo y las posibles necesidades y recompensas que les pueden servir para realizar una tarea, para hacérsela más agradable y para que les lleven a los resultados que deseamos. Como responsables podemos trabajar en su motivación externa, y si conocemos su motivación interna podremos estar más alineados y conseguir mejores resultados. Una motivación fundamental para el compromiso es que la persona quiera (esté motivada) seguir haciendo su trabajo con nosotros, con la personas que le rodean y en el entorno en el que se realiza.

4. "Conocer al equipo" es fundamental para poder acompañarlo a los mejores resultados. Para ello te invito a comenzar con el reto de las 3 semanas de los líderes emocionalmente inteligentes. Así podrás detectar sus necesidades, sus gustos, sus dificultades,... Cuando más conozcas al equipo mejor sabrá cómo "engancharlo".

trabajo en equipo

5. Alinear. No podemos olvidar que cada persona, ha de tener claros los límites, las reglas del juego, los valores esenciales y la forma de trabajar de la empresa o del equipo para el proyecto, para que se sienta cómodo con ellos. Cuanto más alineados estamos con la misión y con la visión de la empresa, el compromiso también aumenta.

6. Fomentar la responsabilidad. El compromiso va asociado a la responsabilidad en tanto en cuanto, todos somos uno en el trabajo en equipo. Si uno falla, fallamos todos. Si uno no cumple, la cadena se rompe y perdemos todos.

7. Testar los esfuerzos, los avances, y celebrar. En el trabajo necesitamos saber que vamos avanzando, que queda menos, que ya falta poco, que lo hemos logrado terminar, que ha sido un éxito...Y cuando el resultado final no es el que esperábamos o el cliente final no nos escoge, apoyar al equipo, aprender, y continuar. Un equipo que supera un bache unido, coge fuerza de la propia energía del equipo para seguir adelante. Sentirnos apoyados, comprendidos y reconfortados nos ayuda a querer quedarnos en la empresa. Después de caer, toca animar para poder salir de nuevo con toda la energía renovada.

Te dejo aquí otras 4 claves que el líder debe proponerse para favorecer el compromiso en el equipo.

Y ahora que sabes cómo conseguir el compromiso, ¿cómo vas a aportar tu propio compromiso para conseguir tus objetivos en tu trabajo o con aquello que te propongas en tu vida? ¿qué vas a hacer? ¿cuándo lo vas a comenzar a hacer? ¿cómo vas a saber que vas avanzando?

Te espero aprendiendo en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills