Muchas veces hablamos de creatividad para las empresas, dirigida hacia la innovación, la búsqueda de soluciones empresariales o de desarrollo de productos y servicios nuevos que permitan incrementar ventas, beneficios, y mejoras para el entorno.

Por otra parte, en nuestro día a día, tenemos adquiridas diferentes rutinas, manteniéndonos la mayor parte del tiempo en nuestra zona de confort. ¿Estas rutinas nos hacen sentirnos tan bien?

Por eso, la cuestión está en incorporar algo de nuestra creatividad al día a día, buscando en cada momento la forma de sentirnos mejor, para que cada día lleguemos a apreciar que ha sido un día feliz. Como dijo Tori Kelly “encuentra la felicidad en el momento en el que estás ahora mismo”.

Creatividad

http://2.bp.blogspot.com/urbanfriends.jpg

Al fin y al cabo la creatividad supone hacer, ver, sentir, concluir de forma diferente una misma cosa, o incluso producir algo de la nada, es decir crear. Y para ello siempre nos han dicho que hace falta imaginar: representar las imágenes de las cosas reales o ideales, que si lo haces mientras duermes, es lo que se llama soñar.

Como decía Walt Disney: “si lo puedes soñar, lo puedes hacer”. Mientras que Albert Einstein decía "si lo puedes imaginar, lo puedes lograr". Además, desde la PNL (programación neurolingüística), se dice que cuando lo sueñas es porque tienes ya los recursos en ti para poderlo realizar. Es motivador y retador, ¿verdad?

El desarrollo del hemisferio derecho del cerebro nos permite, entre otras cosas, potenciar nuestra capacidad creativa. Utilizamos la creatividad para afrontar problemas, para salir de situaciones, para buscar alternativas, para decidir cómo abordar una conversación, para cocinar y variar el menú… ¿O comes todos los días exactamente lo mismo?

Además, variar de camino para ir a trabajar, hablar con personas nuevas, descubrir, aprender, cambiar de lado de la cama para dormir… son todos estímulos que benefician la neurogénesis, es decir, que tengamos nuevas neuronas, previniendo enfermedades como el Alzhéimer.  

Hoy también se habla de diferenciarnos, como empresas en nuestros productos y servicios, y como personas al potenciar nuestra marca personal. ¿Y cómo lo hacemos? Con creatividad. Todos la tenemos, aunque no nos demos cuenta.

Ahora bien, ¿cómo podemos potenciar la creatividad en nuestro día a día? Haciendo algo de diferente forma, ¡por pequeño que sea el cambio! Os indico aquí dos puntos sobre los que reflexionar:

  1. ¿Somos conscientes de qué hacemos igual cada día?
  2. Cuestionarnos ¿Esto me hace sentir bien? ¿Con ello estoy encaminado a lo que quiero para mí? ¿Está funcionando a mi favor para conseguir mis objetivos?

Si la respuesta es no, entonces es el momento de desarrollar alternativas. Es posible que éstas ya estén creadas y/o que otras personas las realicen. Por el hecho de que tú no las hayas probado, el aplicarlas, supondrá algo nuevo para ti. Buscar cómo llevarlo a la práctica ya está poniendo en juego tu creatividad.

¿Cómo podemos idear esas nuevas alternativas? Algunas pistas...

  • Partiendo de la observación.
  • Preguntando a otros para que sus ideas nos sirvan de estímulo.
  • Haciendo mapas mentales.
  • Dibujando.
  • Contando una historia a alguien cuyo protagonista busca una alternativa como la que buscamos. Contarlo en tercera persona.
  • Pensando en ello justo antes de quedarnos dormidos, en ese duerme-vela previo, podemos favorecer el soñar con algo relacionado.
  • Haciendo asociaciones entre dos posibilidades, por muy inverosímiles que parezcan.
  • Herramientas como el Design thinking, modelos como los de Creative problem solving, o las técnicas de toma de decisiones, pueden ser también muy útiles.
  • Y si aún así no nos surgen, siempre podemos apoyarnos en facilitadores que nos entrenen, como los de 2miradas.

Por último, elige la alternativa más sencilla ¿qué es lo más fácil de lo que se me ha ocurrido que me permita alcanzar lo que quiero? Comenzar por lo más simple y lograrlo nos animará a realizar los pasos siguientes que requieran un mayor esfuerzo.

¿Te animas a salir de la rutina con creatividad?

 Te espero en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills