Querido compañero,

¿Qué tipos de inversiones realizas? ¿En qué te basas para elegir tus inversiones?

 

 

Ya en mi anterior artículo te hablé sobre cómo ser más consciente de lo que ganas y los gastos que generas: Conciencia sobre tu economía: la educación financiera. En esta ocasión me gustaría compartirte algunas claves a la hora de hacer inversiones, en caso de que tus ingresos superen a tus gastos.

Tomar decisiones sobre cómo invertir tus ahorros es muy importante, ya que condicionará tu situación financiera, presente y futura.

La palabra latina inversión es el origen etimológico del actual término inversión y que está conformada por la suma de tres partes: el prefijo in– que puede traducirse como “hacia dentro”, el vocablo versus que es sinónimo de “dado la vuelta” y finalmente el sufijo –ion que es equivalente a “acción”.

Las inversiones son colocaciones de capital en ciertas actividades que pueden ser comerciales o civiles, con la finalidad de alcanzar un rendimiento económico. Cualquier persona que cuente con cierto dinero puede invertir y buscar con esto, obtener ganancias mayores a largo plazo. La inversión será satisfactoria si se cumplen los siguientes elementos: rentabilidad, tiempo y riesgo.

Según el tiempo en el que se quiera recuperar la inversión existen inversiones: a largo plazo como la compra de acciones, a medio plazo como la compra de divisas, o a corto plazo como la adquisición de letras de cambio o pagarés.

Algunas de las inversiones más importantes pueden ser:

  • Bienes raíces o comprar inmuebles.

Es una inversión que suele aumentar de valor con el tiempo, no sufriendo subidas, ni bajadas como ocurre en el mercado de valores. En la compra o venta de un inmueble es importante tener en cuenta los gastos que se originan en la transacción, así como los costos relacionados por ser propietario (ejemplo: pago del IBI, gastos de la comunidad...)

  • Invertir en divisas.

Rodrigo García, analista de XTB, indica que operar en el mercado de divisas, básicamente “consiste en hacer trading con países. Apostar por las divisas de los países que lo están haciendo mejor y, al mismo tiempo, apostar en contra (vender al descubierto) las divisas de los países o regiones que peor desempeño en cuanto a datos macroeconómicos están teniendo. En términos operativos, estamos depositando un capital en la moneda comprada mientras nos estamos endeudando en la moneda vendida”.

Se puede hacer: en tu banco abriendo una cuenta en otra divisa (ejemplo libras) o contratos forward, mediante acuerdos bilaterales a plazo entre una empresa y un banco de inversión.

  • Bonos del estado o de otras sociedades.

Un bono es como un préstamo a una sociedad anónima o al gobierno por un determinado período de tiempo llamado: plazo. Los plazos de los bonos pueden ser de unos meses hasta de 30 años. Cuanto más tiempo tengas esta inversión en bonos mayor será su rendimiento.

  • Objetos de arte.

Francisco Gómez-Trenor, director general de Mirabaud &Cie (Europe) en España, señala varias razones por las que invertir en arte: «Puede ser una decisión rentable y segura. Muchos inversores que han apostado en el pasado por este tipo de activos cuentan con colecciones que, además de ser un bien del que pueden disfrutar durante su vida, se suele revalorizar, incrementando su valor con el paso del tiempo».

  • Inversiones de bajo riesgo: certificados de depósito, una cuenta de depósito del mercado monetario…

Los certificados de depósito o una cuenta de depósito del mercado monetario son dos opciones de ahorro aseguradas por la FDICE (Federal Deposit Insurance Corporation). En este tipo de inversiones la probabilidad de perder tu dinero es muy baja y permite, en muchos casos, tener acceso a tu dinero de forma flexible.

Una cuenta de mercado monetario es parecido a una cuenta de ahorros tradicional pero, por lo general, ofreciendo: una tasa de interés más alta que la cuenta de ahorros, ganar más intereses cuando aumentas el saldo y te da más flexibilidad para acceder a tu dinero bien a través de cajero o de cheques.

Un certificado de depósitos (CD) es una manera de ahorrar dinero y obtener una rentabilidad mayor que una cuenta de mercado monetario, eligiendo el plazo que suele ser entre 1 mes y 5 años. Obteniendo una tasa fija de interés mayor, cuanto mayor sea el plazo de la colocación. Existen penalizaciones en caso de que retires tu dinero antes de la fecha de vencimiento.

Si puedes permitirte el mantener tu dinero en efectivo por períodos más largos de tiempo y no necesitas el dinero en efectivo de inmediato, un certificado de depósitos puede darte un rendimiento más alto. En cambio, si necesitas flexibilidad del día a día y la posibilidad de acceder fácilmente a tus fondos, una cuenta de mercado monetario puede ser tu opción.

  • Invertir en Bolsa: fondos de inversión e inversión directa en Bolsa.

En los fondos de inversión colectiva hay un administrador del fondo que se encarga de decidir cuándo y qué comprar o vender. Los fondos de inversión te pueden ofrecer muchas ventajas: gestión profesional, menor coste por operación en los mercados, diversificación de las inversiones y un acceso a cualquier mercado, dado que se invierte de forma colectiva.

Una inversión directa en bolsa es la compra de acciones. Esta inversión consiste en invertir en empresas, llegando a ser propietarios de una parte de la compañía. Si decides comprar acciones, hazlo en empresas que creas que pueden tener buenos resultados.

  • Business Angels que invierten en startups.

La inversión que se suele realizar los Business Angels va de 100.000 hasta 1.000.000€. Puedes invertir individualmente o puedes hacerlo a través de la colaboración de redes de Business Angels. El nivel de exigencia legal es elevado, siendo imprescindible la elaboración de un pacto de socios y la estrategia tanto de inversión en el negocio como la previsión de las formas de salida del mismo.

¿Qué otras maneras inviertes tu dinero? Con el fin de complementar lo que te he comentado, te dejo un vídeo en el que se habla de pequeños negocios: otras maneras para hacer inversiones.

https://www.youtube.com/watch?v=fOaPyIeZRBQ

Después de lo que te he compartido ¿qué vas a hacer para mejorar tus inversiones? ¿Cuándo vas a empezar a hacerlo?

¡Tú puedes, puedes lograr lo que te propongas, además, te lo mereces!

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García