Querido compañero,

¿Qué haces para no sentirte desbordado?

 no desbordado

 Hace unas semanas te hablé de las causas que pueden hacer que te desbordes. Hoy quisiera compartirte ideas para ayudarte a no sentirte desbordado: 

  • Aprender a decir no y poner límites a personas y proyectos. Tomar este tipo de decisiones nos pueden llevar a un mayor disfrute y a una mayor tranquilidad, porque lo que hoy ocurre puede que no vuelva a repetirse.

  • Gestionar mejor nuestro tiempo. El siguiente vídeo da pistas de lo importante que es saber diferenciar qué es importante para  saber gestionar nuestro tiempo:

  • Sentirse satisfecho con lo que sí hacemos. Tratar de evitar poner el foco en todo lo que falta por hacer que nos va a parecer mucho y nos va a hacer sentir agotados sólo de verlo y poner el foco en lo que vas logrando y consiguiendo.

  • Estar aquí y ahora. Practicar la técnica Gestalt: “Vivir el aquí y el ahora”. Pregúntate: ¿Dónde estoy ahora mismo? E intenta alinear en el aquí y el ahora cuerpo y mente. Ejemplos: En este momento estás leyendo este post. El aquí y ahora supone disfrutar del momento actual, sin que el ayer o el mañana interfieran. Ahora sólo existe este momento. Si pones todos tus sentidos aquí, podrás disfrutar mucho más. Y así en todo momento de tu vida.

  • Ofrecerse un margen para lograr tus objetivos, para las fechas límites, o para llegar con tiempo a tus citas programadas. Significa anticiparte a lo inesperado. Si a las 6 tengo una visita, y suelo llegar en 10 minutos, voy a salir 15’ antes. Me agobiaré menos y llegaré emocionalmente mejor que si llego justo por un atasco ¡y mucho mejor que si llego tarde!

  • Determinar las actividades que podemos hacer y agrupar las similares. Todos tenemos un límite. Analizar lo que hacemos y pensar si seguimos siendo productivos y eficaces cuando estamos involucrados en diez proyectos, o en cinco o en dos. Todos somos diferentes, una persona puede preferir trabajar solamente en una cosa y cuando acabe empezar otra, o llevar dos o tres a la vez. ¿Cuántas pestañas del ordenador tienes abiertas en este momento?

Y agrupar: si tenéis que hacer llamadas, que sean todas en el mismo momento, o si tenéis que salir para algo, que sea todo seguido. Así estaréis más centrados, ya que hacer cosas muy diferentes puede hacer que se pierda energía y nos desconcentremos con facilidad.

  • Mejor en equipo. A veces no podemos ni tenemos que hacerlo todo nosotros mismos. Es mejor definir qué es lo importante para uno y qué es lo que realmente sólo tú mismo puedes hacer. Y saber que contamos con los demás, que hoy es por ti y mañana por mí, que juntos llegamos a más que uno sólo, delegando aquellas tareas que pueden realizar otros compañeros o nuestras parejas…

  • Establecer prioridades. ¿A qué personas quieres de verdad dedicarle tu tiempo? ¿Qué proyectos/tareas son los que tienes que acabar primero? ¿Qué puedes posponer? Y no vale decir que no se puede posponer nada, porque si se sigue así lo único que se consigue será empeorar la situación. Así que hay que volver a pensar, ¿qué podrías posponer? Acepta que no queda más remedio si de verdad quieres cambiar ese estado de estar al límite.

  • Fragmentar las tareas. “Divide y vencerás” ¿Cómo te comerías un elefante? A trocitos.

  • Excelencia versus Perfeccionismo. Si tu enfoque está en el perfeccionismo te llevará a la pérdida de tiempo y energía y nos lleva a la postergación y a sentirnos insatisfechos, si está en la excelencia mantendrá tu atención en lo que funciona y lo correcto y nos motiva. Te dejo un artículo de Xavier Guix sobre esta cuestión.

  • Autocuidado. Dicen que “la caridad empieza por uno mismo”, antes de seguir velando por los demás es importante preguntarnos ¿cómo estoy?, ¿de qué manera me afecta lo que estoy haciendo o voy a hacer por el otro?, ¿ qué quiero yo?

  • Saber parar. Para poder tomar decisiones y elegir de forma más eficaz es necesario parar y reflexionar para salir de la rutina y de la inercia.

  • Cambiar tu sentir. Depende de ti, porque tú eliges cómo tomarte las cosas.

¿Qué otras acciones puedes llevar a cabo para no desbordarte? ¿Qué vas a hacer para sentirte bien y anticiparte a que te puedas desbordar?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia tu éxito.

Milagros García