¿Amas tu vida? ¿Qué haces para Amar la vida?

claves-para-amar-la-vida-y-ser-mas-feliz

Foto de pixabay

Ya he escrito varios artículos sobre distintas formas de ser más feliz, por ejemplo, viviendo con pasión la vida, la pasión un don que se puede lograr y mantener o mi socia ha escrito un artículo sobre claves de la felicidad: fluir y disfrutar

Hoy quiero hablarte de la importancia de Amar la vida, de Amar tu vida para poder ser feliz, independientemente de los malos momentos que te sucedan.

Como ya te dije en mi anterior artículo:  6 pasos para superar los malos momentos de la vida el amor a la vida es uno de los sentimientos más importantes del ser humano. El psicólogo humanista Erich Fromm nos recuerda que: la tragedia es que la mayoría de nosotros morimos antes de haber empezado a vivir y también, nos indica que: solo hay una esperanza para contener la violencia y es recuperar la sensibilidad por todo lo que se vive.

Cuando valoramos nuestra vida, somos capaces de valorar la vida de nuestros semejantes, de la naturaleza y la vida de los seres vivos con los que compartimos evolución.  

Te propongo nueve claves para Amar la vida y ser más feliz: 

  1. Acéptate tal y como eres. Y para poder aceptarte, todo empieza por conocerte a ti mismo: virtudes, defectos, límites y miedos, por dejar de fingir algo que no eres, por dejar y no alimentar a tu ego, por ser tú mismo y no vivir la vida de los demás tratando de impresionarles…
  2. Haz siempre que puedas todo lo que te gusta. Deja de malgastar tu vida haciendo lo que no quieres o no te gusta hacer, desde tareas cotidianas, hasta realizar un trabajo que desprecias. Elige lo que quieres y lucha por lograrlo, sé dueño de tu vida.
  3. Vive la vida saboreándola y no corriendo. Uno de los grandes males de nuestro siglo es el estrés, el correr por todo y con todo. Te propongo levantar el acelerador de tu vida, viviendo el aquí y el ahora y disfrutando de todos los maravillosos detalles y momentos que tiene nuestra vida con deleite y dedicación: desde una deliciosa ducha, hasta comer un postre, pasando por una grata conversación con un amigo…

Practicando la lentitud, aumentarás tu presencia y de esta forma, disfrutarás más de cada momento y serás más feliz en tu día a día. 

  1. Acepta los malos y buenos momentos de la vida. Fluye con la vida y saca aprendizaje de todo lo que te ocurra, en lugar de maldecir o revolverte con todo lo que te pasa. Algunos malos momentos son inevitables, lo que sí puedes manejar es la gestión y la actitud con la que los enfrentas.

Además, una manera de poder valorar lo bueno, es pasando por lo mal. Un ejemplo, para conocer la felicidad es conveniente conocer también la tristeza.

  1. Deja de preocuparte y ocúpate. Deja de preocuparte por cualquier cosa y ocúpate de lo que te importa. En el momento en que dejas de preocuparte por lo que va a pasar empiezas a disfrutar de lo que está pasando.

El 40% de las preocupaciones nunca ocurren, son un producto de la mente. El 30% son costos heredados del pasado que no se pueden cambiar. El 12% son falsos problemas. El 10% conciernen a la salud, que empeora al preocuparte. Sólo el 8% de las preocupaciones son legítimas.

La preocupación (pre, significa antes) es previa a la ocupación y el problema principal que angustia a la mente. El que está preocupado produce lo que lo preocupa. La preocupación continua y excesiva dificulta el encontrar soluciones.

  1. Elige entornos que te den paz y te hagan sentir bien. Elige a personas y lugares que te proporcionen bienestar.

Rodéate de personas con las que crezcas, con energía positiva, gente optimista y proactiva, personas de buen corazón. Gente como ésta a tu lado te ayudarán a ser más feliz en tu vida.

Elige lugares tranquilos, espacios abiertos, lugares con oxígeno y poca polución, huye siempre que puedas de las aglomeraciones, del uso del móvil, de ver la televisión…

  1. Trabaja en tu desarrollo personal y profesional. Trabaja tu Liderazgo personal, aprovecho para recordarte mi libro: “Tú puedes ser líder de tu vida y de tu organización” donde podrás encontrar técnicas para poder trabajar las principales habilidades que te llevarán a desarrollar tu Liderazgo como: la comunicación, la gestión de emociones, lograr pasión en lo que hagas, afrontar los miedos, motivación, tener y generar confianza, saber preguntar, uso del silencio, la escucha, la empatía…

Cuanto más te desarrolles mejor te sentirás con la vida, mayor dueño serás de ella y más feliz vivirás.

  1. Disfruta del camino y no solo del logro. Es importante disfrutar de todas las fases del proceso hasta lograr el objetivo porque cuando se llega a una meta el regocijo de conseguirlo es más efímero, quizás la intensidad es mayor pero su duración en la mayoría de los casos suele ser menor.

Es necesario, si quieres ser feliz, aprovechar y disfrutar durante el camino porque en las cosas pequeñas del día a día es donde encontraremos la diversión y el gozo y esto nos llevará a que nuestra vida sea feliz.

  1. Da las gracias a la vida. Agradece a Dios, Universo, a tu pareja… lo bueno que pasa en tu vida. Si aprecias lo bueno que hay en tu vida te proporcionará la energía necesaria para atraer más cosas positivas en tu vida. Además, vas a adquirir una mayor consciencia de que en tu vida hay muchas cosas buenas.

Os dejo un interesante artículo de Cintia que habla de cómo hacer el amor con la vida para ser feliz.

Como resumen, creo que sería muy importante el que cada uno aprendamos a ejercitar el amor que todos llevamos dentro, a liberarnos de las trabas que nos impiden ser felices y a convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.

¿Qué nos mantiene felices y saludables a lo largo de la vida? Si piensas que es la fama y el dinero, no estás solo, pero según el psiquiatra Robert Waldinger, te equivocas. Como director de un estudio de 75 años sobre el desarrollo adulto, Waldinger tiene un acceso sin precedentes a datos sobre la verdadera felicidad y la satisfacción personal. En esta charla, comparte tres lecciones aprendidas del estudio, así como algo de sabiduría práctica ancestral sobre cómo construir una vida larga y plena: Lecciones del estudio más largo sobre la felicidad

 

Después de lo que acabo de compartir ¿qué vas a hacer para Amar más tu vida? ¿Cuándo vas a empezar a hacerlo?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García