Category Archives for rrhh

24 abril, 2018

Al inicio de las movilizaciones de los llamados “indignados” en Europa, el francés Stéphane Hessel escribió un texto titulado “¡Indignaos!”. El artículo obtuvo un gran éxito. En él proclama los principios y valores en una sociedad donde parece que solo existan quejas, muchas sin compromiso, y en ocasiones buscando chivos expiatorios...  Al poco tiempo, el mismo autor, publicaría otro artículo llamado “¡Comprometeos!”, el segundo tuvo poca aceptación ¿por qué? Porque vivimos en un mundo donde nos cuesta el compromiso y pasar a la acción

queja-versus-accionFoto de pixaby 

Quejarnos se ha convertido en una pandemia ¿Has notado que siempre hay algo de qué quejarse? El clima, el tránsito, la inseguridad en las calles, las mentiras de los políticos, la salud, el dinero que no alcanza etc. Lo único que ganamos con la queja es sentirnos peor.

Hoy queremos recordarte El reto: un mundo sin quejas. Se trata de una propuesta que ya realizó 2miradas para cambiar nuestro chip vital y distinta a los típicos planteamientos de autoayuda. Una propuesta innovadora para hacer frente a la vida con una actitud totalmente positiva.

No te preocupes, simplemente ocúpate

A menudo escucho entre mis clientes que no se planifican ni se programan por falta de tiempo. Pero el tiempo no lo encontrarán si no llevan a cabo estas 2 tareas...

La planificación es, simplemente, el listado de tareas a llevar a cabo. Planificando conseguimos disminuir en una alta medida las incertidumbres que presenta el futuro. Un posible interrogante sería ¿Qué ha de hacerse? y ¿Cómo lo voy a hacer?

La programación, por su parte, es el cuándo, es aquella que nos permite anticiparnos a los problemas, con el fin de no tener que dedicar ni mucho tiempo ni mucha energía en resolverlos. ¿Cuándo se van a llevar a cabo? ¿Con qué recursos?

Si te gusta gestionar tu tiempo y, además, te gusta dirigir tu trabajo no te pierdas nuestro artículo Planificar versus Programar donde encontrarás técnicas imprescindibles para planificar y programar.

O consultas las 10 claves para programarte. Por ejemplo, la PNL (Programación Neuro Lingüística) que nos ayuda a cuidar el cómo nos hablamos, las expresiones que utilizamos y el lenguaje en el que nos comunicamos, buscando siempre un “lenguaje positivo”. Prestando especial atención a los pensamientos negativos o derrotistas. Por ejemplo, no es lo mismo pensar: “vaya día tan malo que voy a tener” a pensar “hoy voy a por todas, seguro que tendré un gran día”.

La actitud es fundamental a la hora de programarte porque llegar o no llegar a lo que quieres hacer en el día dependerá de ello, estas técnicas para programarte eficazmente te ayudarán.

No lo olvides…

Somos lo que pensamos

Milagros Garcia

10 abril, 2018

¿De qué forma practicas la escucha?  ¿Qué tipo de escucha realizas?

La escucha activa es una habilidad, que no resulta sencilla para muchos, pero que afortunadamente, con el entrenamiento adecuado puede llegar a desarrollarse con gran éxito ¿estas preparado para aprender a escuchar?

aprender-a-escuchar

Foto de Unsplash

“Si quieres ser sabio, aprende a interrogar razonablemente, a escuchar con atención, a responder serenamente y acallar cuando no tengas nada que decir” -  Johann Kaspar Lavater

 

Stephen R Covey en sus “Siete hábitos de la gente altamente efectiva”, incluye la escucha empática en un lugar destacado: “Procure primero comprender y después ser comprendido. La aptitud para la comunicación es la más importante de la vida. Dedicamos a la comunicación la mayor parte de nuestras horas de vigilia. Pero consideremos esto: pasamos años aprendiendo a leer y escribir, años aprendiendo a hablar. ¿Y a escuchar? ¿Qué adiestramiento o educación nos permite escuchar de tal modo que comprendamos real y profundamente a otro ser humano en términos de su propio marco de referencia individual? Son relativamente pocas las personas que han tenido algún adiestramiento en la escucha. Y por lo general ese adiestramiento se basa en la ética o técnica de la personalidad, y no en una base de carácter y relaciones absolutamente vitales para la comprensión auténtica de otra persona.”

 

Covey plantea los cinco niveles de escucha e indica que cuando otra persona habla, por lo general la “escuchamos” en uno de cuatro niveles:

  1. Podemos estar ignorándola, no escucharla en absoluto.
  2. Podemos fingir. “Sí”. “Ya”. “Correcto”.
  3. Podemos practicar la escucha selectiva, oyendo sólo ciertas partes de la conversación.
  4. Finalmente, podemos brindar una escucha atenta, prestando atención y centrando toda nuestra energía en las palabras que se pronuncian.

Pero muy pocos de nosotros nos situamos en el quinto nivel:

  1. La escucha empática, la forma más alta de escuchar.

Ya en otro de mis artículos te habé de las claves para practicar una escucha activa, hoy quiero hablarte de técnicas para que puedas desarrollar la habilidad de la escucha:

  • Atención plena en el otro.

Hoy en día hemos acostumbrado a nuestra mente a que esté en muchas tareas a la vez, ya que vivimos con estímulos constantes, debido a la información y la tecnología. Por estos motivos nuestra concentración se vea afectada, y no solo nuestra concentración, sino también el modo de atendernos y atender a los demás.

El objetivo de la atención plena es el de aprender a gestionar nuestra mente, para concentrarnos en lo que estemos viviendo en cada momento, es vivir el aquí y ahora tomando conciencia del momento presente.

Si quieres llegar a desarrollar la atención plena en el otro, te invito a realizar un ejercicio que consiste en que durante 60 segundos centres toda tu atención en la respiración, dejando tus ojos abiertos y respirando normalmente. Si tu mente se distrajera no importa, dirige nuevamente tu atención a la respiración. Con el tiempo, poco a poco, se puede extender la duración de este ejercicio en períodos más largos.

Una persona que se conecta consigo mismo cuando se encuentra con el otro, seguramente será ese receptor plenamente atento que tanto necesitamos en un mundo plagado de tantos ruidos.

La atención plena en el otro consiste en escuchar plenamente al otro como si fuese un observador ajeno, separando la conducta de la intención. Observo qué me pasa mientras le escucho sin juicios.

Para facilitar la escucha activa, cuando vamos a hablar con alguien, es interesante ir con la actitud de descubrimiento, de curiosidad, de interés por averiguar ¿qué es lo que trata de transmitirme? ¿cómo se siente?

  • Parafrasear.

Parafrasear con nosotros mismo consiste en decir, con palabras más sencillas y con menos tecnicismos, las ideas propias obtenidas de un texto predeterminado. Así, se facilita su comprensión, ya que se expresa la información original extraída de una forma diferente, bajo el mismo código de comunicación.

Cuando parafrasemos con los otros verificamos o decimos con las propias palabras lo que parece que el emisor acaba de decir, con el fin de evitar sesgos en la comunicación, así comprobarás, sin romper el diálogo, si existe o no coincidencia lo que nos querían decir frente a lo que hemos entendido.

Algunos ejemplos para practicar la escucha activa con la técnica del parafraseo serían:

  • “Entonces, lo que pasaba era que…”
  • “¿Quieres decir que te sentiste…?”
  • “Corrígeme si me equivoco, dices que…”
  • “Si no te he entendido mal…”
  • Emitir palabras de refuerzo o cumplidos.

La comunicación eficaz entre dos personas se produce cuando el receptor interpreta el mensaje en el sentido que pretende el emisor. Otra técnica de practicar la escucha activa es emitiendo palabras o frases de refuerzo o cumplidos. Para poder emitir palabras de refuerzo hemos de saber sobre qué estamos reforzando y para realizar esto, es necesario escuchar con atención.

Emitir palabras de refuerzo o cumplidos puede definirse como verbalizaciones que suponen un halago para la otra persona o refuerzan su discurso al transmitir que uno aprueba, está de acuerdo o comprende lo que se acaba de decir.

Algunos ejemplos para practicar la escucha activa con la técnica de emitir palabras de refuerzo o cumplidos :

  • “Te entiendo muy bien…”
  • “Tú eres fuerte…”
  • "Ya verás como juntos podremos conseguirlo“
  • Resumir.

Una buena forma de oficializar todo lo hablado, de relajar la situación y de crear un mayor compromiso es resumir la conversación incluyendo los elementos y emociones que tu interlocutor consideraba más importantes.

Resumir la conversación es una forma de demostrar que hemos escuchado. Es una forma además útil para llevar a cierres porque nos permite sintetizar las claves con las que quiero que se quede la persona.

Una forma de resumir sería:

  • Podemos comenzar diciendo: “Por ir cerrando…”, “Para concluir…”, “En resumen…”, “Para ir avanzando, hasta ahora hemos…”, “Como te he explicado…”
  • Y para terminar nuestro resumen podemos decir: “¿Estoy en lo cierto?”

¿De qué otras formas practicas la escucha activa? Con el fin de complementar lo que te he comentado, te dejo un vídeo en el que se habla de La escucha activa ¿en qué consiste?

Si practicas la habilidad de la escucha activa resulta que entenderás mejor a la gente, las personas se sentirán más vinculadas a ti y tendrás más probabilidades de conseguir lo que deseas.

Después de lo que te he compartido ¿qué vas a hacer para mejorar la escucha activa? ¿Cuándo vas a empezar a hacerlo?

O como solemos decir.... "Oir es preciso para el que escucha"

Milagros García

 

3 abril, 2018

 

Las empresas se componen cada vez más de personas de diferentes edades, culturas, sexos, capacidades, talentos,… y como ya te he hablado en otros artículos, hoy se hace necesaria una buena integración entre generaciones porque ya no queremos que nos dirijan igual.

Y la cultura de la empresa será un elemento clave para integrar a todas las personas y para fomentar un modo de proceder más abierto a las diferencias y más curioso por lo desconocido o por la innovación. Y también, hoy en día, para atraer o gustar a los posibles candidatos a formar parte de la empresa, es decir, para que las personas con talento quieran trabajar con y para nosotros. Como dice Anxo Pérez en su libro "Inteligencia del éxito", crea algo único y el mundo querrá formar parte.

 

inteligencia-multicultural-en-las-empresas

Photo by jens on Unsplash

 

Los equipos multiculturales aportan una gran riqueza siempre que se esté dispuesto a aprender de todos y de cada uno, si se está abierto a atender opiniones y perspectivas diferentes, al menos para cuestionarnos la nuestra a través de un ¿y si funcionase?

Pero muchas personas consideran que es un riesgo tener equipos multiculturales porque buscamos personas afines para entendernos mejor, para trabajar mejor. Entonces, ¿es un riesgo tener equipos multiculturales? Es un riesgo:

  • Tener la oportunidad y no asumirla por miedo a posibles conflictos.
  • Crear un equipo multicultural sin haber estudiado la casuística y los estereotipos de cada país o las bases culturales de la persona que queremos integrar en la empresa o en el equipo.
  • No evaluar posibles consecuencias o prevenir posibles inconvenientes.
  • El desconocimiento y la falta de preparación es el mayor riesgo que se puede asumir en la gestión de equipos multiculturales.
  • Pensar que el seguimiento de normas estrictas y mecánicas y un estilo de dirección autocrática son capaces de solucionarlo todo.

Hacer equipo es una tarea de los líderes de hoy. Y en un entorno VUCA  tan global como el actual, los líderes tendrán que desarrollar una buena inteligencia multicultural. Habrán de marcar las reglas del juego que serán necesarias vivir en armonía, para funcionar. Richard Branson ya decía que hay que dejar claro el tablero de ajedrez en el que jugamos para que después podamos tener la libertad de jugar como queramos en él.

Pero no es lo mismo querer trabajar globalmente, que tener un equipo multicultural al que acompañar en su desarrollo y promover a la vez el bienestar en la compañía.

Para elegir la estrategia más adecuada, hemos de conocer:  

  • La cultura de los distintos países para averiguar con cuáles podemos tener mayores sinergias o dónde puede ser más interesante nuestro producto.
  • La cultura general, orientaciones y dimensiones concretas propias del país/países seleccionado/s.
  • Condiciones laborales y calidad de vida (salario vs coste de vida). Eso también incluye ayudas que se podrían tener por ser de la UE, sanidad, etc.
  • Accesibilidad, no solo geográfica sino también de cara a los extranjeros.
  • Esta clave es complicada porque según qué países hay veces que es más importante el idioma que las condiciones laborales. Por ejemplo, ir a trabajar a Japón o China sabiendo solo hablar inglés puede ser complicado ya que la mayoría de la población no sabe inglés. No es lo mismo ir de vacaciones que ir por negocios.
  • Las características culturales propias de cada uno de los miembros del equipo. Se puede hacer una evaluación 360º.

 

El líder tendrá que encontrar las posibles sinergias entre la empresa, los miembros de los países colaboradores, o los miembros del propio equipo.

Por eso, a la hora de crear el equipo, hay que partir de una buena selección. No es solo la capacidad cognitiva o el talento que la persona pueda aportar, sino saber elegir entre las personas con la capacidad y talento que buscamos, la persona que mejor se alinea con los valores y con la actitud que queremos compartir en nuestra empresa o en el proyecto y equipo en el que se va a participar, independientemente de la cultura del país del que procedan.

En los equipos multiculturales, la identidad del equipo es esencial. Han de buscar la forma en la que relacionarse, en la que sumar en lugar de poner impedimentos, en la que entenderse y comunicarse de forma más efectiva. Cuidar el lenguaje, ser pacientes, pedir explicaciones para comprender mejor a los demás y evitar malos entendidos, escuchar, preguntar, expresarse con la mayor claridad posible facilitará las relaciones.

Que el equipo se sienta parte del equipo hace que se pueda alinear más fácilmente con los demás al logro de los objetivos comunes. Que por encima de las diferencias, haya un interés de todos por avanzar, por sumar y por superar aquello que pueda surgir o frenar el desempeño.

El líder del equipo multicultural tiene un papel importante para dar soporte al equipo y a la vez es el referente para todos. Es el modelo, el que indica qué es más o menos importante, el que posee la autoridad y no solo el poder que le da el puesto. Es un líder que ha de estar presente y atento, que comprende, que es empático y actúa cuando es necesario, para hacer prevalecer el sentido del equipo y de las reglas del juego. Su autoridad se la gana trabajando la confianza dentro del equipo y asumiendo su responsabilidad.

Además, cuando se trabaja con equipos en países diferentes el uso del tiempo es también un aspecto a tener en cuenta. Sobre todo por la diferencia horaria y los usos y costumbres horarios (comer pronto, acostarse pronto…). No podemos abusar constantemente de la buena disposición de las personas para conectarse para una reunión en horarios intempestivos. Es algo que puede ser puntual o que puede acordarse por anticipado. Cada uno quiere trabajar en su horario laboral. El sobre esfuerzo continuo genera desgaste, falta de descanso y eso lleva a una disminución de la creatividad y de la capacidad de resolución de conflictos.

En definitiva, un equipo diverso necesita el apoyo de sus líderes para llegar al entendimiento. Comprender las características de las diferentes culturas de los miembros del equipo será un factor importante, pero sin perder de vista que no son todo estereotipos, que después cada persona puede tener su propia manera de pensar, del mismo modo que no todos los españoles bailan sevillanas, o no todos los alemanes son inflexibles.

Por eso, viajar, conocer distintos países, formas de actuar y de hacer negocios, ayudará a desarrollar una mejor inteligencia multicultural. ¿Te sumas al reto de dirigir equipos multiculturales?

Aprendiendo en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills

 

6 marzo, 2018

¿Eres de los que protestan o se molestan por tener que hacer esto o aquello?

¿Haces o atiendes a las personas con Amor?

Photo by Sharon McCutcheon on Unsplash

Habitualmente me paso el tiempo escuchando a las personas quejarse de mucho de lo que viven o de lo que tienen que hacer o de la persona a la que van a ver o de las cosas que les pasan o de la poca suerte que tienen… vamos,  de su vida en general.

Hoy quiero compartirte otra forma de vivir la vida y de afrontarla y todo desde mi secreto, “lo que hagas, hazlo desde el Amor”.

Vivir desde el Amor es entender el más alto significado de la vida. Es una forma de vivir con humildad, lejos de nuestro ego y reconociendo a cada ser humano.

Quisiera hablarte de los múltiples beneficios que puedes obtener cuando tus relaciones o lo que haces lo llevas a cabo desde el Amor:

  • Para comenzar quiero compartirte que la palabra “profesional” tiene su origen en “profesar” que significa “entregarse por entero” y nunca podrás entregarte por entero si no lo haces con Amor. John Ruskin dijo una vez: “Cuando la habilidad y el Amor se juntan, se crean obras maestras”.
  • Ya te he compartido que el primer principio de todo ser humano es: Amar y ser Amado. Amar es una necesidad intrínseca en las personas, por eso hemos de estar abiertos al amor y dispuestos a darlo y así poder recoger lo que sembramos.
  • Poniendo Amor en lo que decides hacer aunque sea algo no elegido directamente por ti, te provee de una energía que te facilita creatividad, emoción y entusiasmo.
  • “Si no puedes trabajar con amor y lo haces solo con disgusto, es mejor que dejes tu trabajo” Kahlil Gibran. Puedes vivir quejándote toda la vida de tu trabajo y lo poco gratificante que lo encuentras, o puedes irte, o puedes trabajar cambiando de actitud y prepararte a la vez para comenzar a realizar lo que realmente te gusta. ¡¡Es tu decisión!!
  • Cuando aplicamos el Amor y/o el agradecimiento en lo que hacemos, la sensación de realizar la tarea en sí misma resulta más motivadora, frente a percibir una sensación de malestar o que nos resulte arduo llevarla a cabo. Cuando es solo obligada no da felicidad.  “El hombre que no trabaja por amor al trabajo, sino solamente por dinero, no es muy probable que haga dinero, ni que encuentre mucha diversión en su vida” Charles Schwab.
  • Hacer las cosas por Amor mejora la autoestima y es un antídoto contra el estrés. El amor reduce la producción de cortisol, una sustancia relacionada con el incremento de la tensión arterial y mejora la producción de oxitocina, la llamada hormona del bienestar, lo cual reduce el riesgo cardiovascular. Además, el cerebro incrementa la producción de norepinefrina y dopamina que disparan los sentimientos de felicidad y placer. 
  • Todo lo que se hace desde el Amor sale mejor. En lugar de hacer tus deberes de mala gana, puedes hacerlo con diligencia y agradecido, comprobarás que así obtienes mejores resultados. Prueba a ponerle amor, tómatelo y aprovéchalo como una oportunidad de aprendizaje.

¿Qué otros beneficios obtienes cuando practicas el Amor en lo que haces? Con el fin de complementar lo que te he comentado, te dejo un artículo en el que se habla de 5 beneficios del Amor para la salud.

Después de lo que te he compartido ¿qué vas a hacer para poner Amor en lo que haces? ¿Cuándo vas a empezar a hacerlo?

Y recuerda...Hagas lo que hagas, hazlo con amor

 

Milagros García

29 enero, 2018

Después de plantearnos los propósitos de año nuevo, es importante comenzar a dar los pasos necesarios para hacerlos realidad. Si no, se quedarán en meros sueños que van pasando de año a año como si de un ideal se tratasen.

Muchos de los aspectos que deseamos conseguir requieren de aprender algo, de capacitarnos mejor en algo o de prepararnos para modificar alguna conducta o comportamiento. Incluso pasan por desaprender para poder aprender algo de una forma más actualizada o más beneficiosa para nosotros o para nuestro entorno.

Plan de formación anual

 

En las empresas ocurre igual. El entorno cambiante hace que nos planteemos objetivos de supervivencia y desarrollo de la organización. Queremos crecer y para ellos las personas que componen las empresas han de crecer también.

Estamos a finales de enero y hay que concretar las acciones formativas que nos permitan acompañar a nuestros equipos en su propio desarrollo, para lograr los objetivos que nos hayamos propuesto para este año y para los próximos.

Realizar el plan de formación es un proceso que parte de la inquietud y de la percepción que la propia Dirección General tenga de la formación. Si lo valora como un coste, un gasto, un premio o un castigo, nunca le dotará los recursos necesarios para hacer crecer a la empresa. Sin embargo, si percibe la formación como una necesidad que requiere una inversión y que posibilita una mayor productividad, mayor seguridad y confianza en la realización de las funciones y por lo tanto, menor absentismo y mejor satisfacción por parte del cliente, al tener mejores respuestas, la formación será un factor determinante a incluir en los presupuestos.

Proceso formación

Es importante partir de una detección de necesidades partiendo del análisis de la empresa en tres niveles:

  1. Organizativo o institucional: Supone analizar la empresa como ente en su conjunto. Revisar sus relaciones con clientes, proveedores y demás agentes externos, así como valorar su posición frente a competidores y según las necesidades y oportunidades que ofrece el sector. Y también realizar un análisis interno de la empresa para revisar las posibles fortalezas y debilidades con vistas a la optimización. Ej. Digitalización de herramientas de atención al cliente.
  2. De negocio: Supone analizar la capacidad de respuesta de la empresa en cuanto a estructura, áreas de negocio, departamentos…y valorar las necesidades de cambios que supongan nuevas competencias a desarrollar. Habrá que estudiar la situación en el momento presente y la situación ideal para el futuro. Ej. Abrir una nueva área de negocio que atienda a los clientes asiáticos.
  3. Operativas: Supone analizar la necesidad de los puestos dentro de la empresa y la adecuación de las personas a los mismos. Además, analizar la incorporación de competencias que permitan la actualización de las personas en sus puestos, adaptarse a nuevos procedimientos, cambios en la cultura empresarial o a las necesidades derivadas de la transformación digital. Ej. Nuevas formas de financiación para ofrecer al cliente final.

De este estudio acerca de la empresa se extraerán las necesidades para la evolución de la misma en el mercado y desde el área de Recursos Humanos o desde los responsables del desarrollo de las personas dentro de la organización, tendrán que detectar las necesidades de formación que habrán de apoyarla.

De esta forma obtendremos las acciones formativas necesarias para abordar en un determinado periodo de tiempo, priorizando las más urgentes e importantes para el buen desarrollo de la organización. Estas acciones habrá que formalizarlas en un plan de formación, normalmente anual anotando el por qué de su necesidad, el para qué se quieren realizar, qué objetivo concreto se quiere conseguir y a quienes va dirigido dentro de la organización.

El presupuesto destinado a la formación de los colaboradores será en muchos casos determinante para definir cómo realizar las formaciones, dado que según cómo se planteen conllevarán diferentes costes. Pueden ser formaciones presenciales, on line, formaciones blended (mezclando la formación presencial con la digital) y habrá queelegir las modalidades de formación más adecuadas según los objetivos y los participantes.

Una vez elegido el formato, se escoge a los formadores. Pueden ser internos o externos a la empresa. Siempre tener en cuenta que estén capacitados para formar a otros, que sepan transmitir la información, que sepan organizarla y que cumplan con los criterios de la empresa en cuanto a valores, políticas y principios a seguir.

Además, hay que hacer un calendario de formaciones. Si tenemos más de una, asegurarse que los participantes podrán asistir, eligiendo el mejor horario y el lugar más adecuado para realizarlas.

Se prepara y diseña la formación, se convoca a los participantes y se realizan las formaciones. Pero no acaba ahí el proceso de formación. Porque eso sería como ir al cine, ver la película y volver al día a día exactamente igual que estábamos antes. Entonces el objetivo de la formación se habría perdido. Hay que evaluar la formación y hacer un seguimiento para asegurarse de la aplicación de nuevos conocimientos, habilidades y actitudes adquiridas.Y por tanto, de los resultados tras la formación para verificar el retorno de la inversión realizada.

Formar al equipo genera siempre un beneficio para la empresa si se traslada ese aprendizaje al día a día. Por eso hay especialistas que ayudan a las empresas a realizar sus planes de formación, hay libros y guías que ayudan a abordarlos paso a paso, e incluso como hacemos en 2miradas, ofrecemos formacionespara los responsables de llevar a cabo la gestión de la formación en las empresas.

Si queremos cambios, hemos de capacitarnos para poder conseguirlos de una mejor manera. Y prepararnos y programar las formaciones que nos hacen falta será clave para conseguir nuestros sueños.

¿Qué vas a comenzar a hacer para desarrollar tu plan de formación? ¿Necesitas ayuda?

Aprendiendo en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills

Todo ser humano está compuesto por, según las últimas investigaciones, un número similar de células y bacterias que se van renovando con más o menos periodicidad excepto en partes muy concretas, y aún se discute sobre alguna de ellas...

También sabemos que en los genes no solo se guardan aspectos físicos como el color del pelo o los ojos. Nuestra forma de ser también, incluso, nuestras ideas están condicionadas por la genética. Por eso hay personas que afirman que ellas son así y que nunca cambiarán, nada más lejos de la realidad! Son muchos los científicos, educadores o filósofos que afirman que el camino de la libertad está en la educación y el conocimiento de nuestro cerebro.

David Bueno i Torrens, en su libro Cerebroflexia explica cómo la biología y el ambiente en el que vivimos cambian nuestro cerebro. En la entrevista que le realizó el periódico la Vanguardia explica que existen genes que condicionan que haya personas con más tendencia hacia la infidelidad que otras, aunque nunca debe hacerse servir como excusa. Nos recomienda sacar provecho de nuestro cerebro para ser felices: edúcalo para que te ayude a gestionar las emociones, racionalizar y empatizar con los demás.

Educación y aprendizaje 

José Antonio Marina, en su libro La educación del Talento analiza el talento como la inteligencia triunfante. Este libro es el primero de una serie de libros sobre educación con una finalidad práctica, ayudar a educar. El método pedagógico que se propone une la sabiduría educativa de la humanidad con los últimos descubrimientos en neurociencia o en psicología evolutiva. Los libros tienen una parte expositiva, en papel, y una ampliación científica, histórica, documental, en la red.

En este vídeo José Antonio Marina explica que somos lo que somos más nuestras posibilidades y cómo los métodos educativos tradicionales están obsoletos.

Desde 2miradas nos damos perfecta cuenta que debemos trabajar los talentos humanos para ser más felices. Es un pilar fundamental de nuestra razón de ser como empresa donde tenemos muy presentes los procesos de aprendizaje.

Por eso, en nuestro equipo, no cesamos de buscar nuevos horizontes de saber e impartir cursos o formaciones donde ayudamos a nuestros alumnos a fortalecer sus mecanismos cerebrales desde las dos miradas: la interna y la externa. Por ejemplo, en la mirada interna, hacia nosotros mismos, utilizamos herramientas que nos ayudan a visualizar de forma clara y rápida nuestros intereses o pasiones; esto nos ayuda a tomar decisiones sostenibles y que no nos perjudiquen. Desde la mirada externa, hacia fuera y en relación a nosotros con el resto de individuos, trabajamos el liderazgo y la gestión de equipos para alcanzar logros comunes con pasión y decisión.  

Desde 2miradas afirmamos que todos nos adaptamos y en esa adaptación o aprendizaje, cambiamos. Sin embargo, debemos conocer cómo afectan esos cambios y si el rumbo nos lleva a la consecución de nuestros objetivos. Hay herramientas, lecturas y personas que pueden sustentar el desarrollo interno y externo de las personas y su entorno.   

Tomar conciencia de que estamos permanentemente cambiando y adquiriendo competencias es fundamental para tomar el control de nuestras vidas. En nuestro blog tenemos muchos artículos sobre aprendizaje que puedes usar de guía  inicial. También puedes contactar con nosotros para lograr alcanzar con pasión el éxito genuino: ¡Bienvenido a tu zona de aprendizaje!

 

Se valiente, atrévete.

 

 

10 julio, 2017

Querido compañero,

¿Qué haces como líder para que los miembros de un equipo materialicen de la forma más eficaz y eficiente la visión de la empresa? ¿Qué haces como líder para que los miembros de tu equipo compartan una visión? ¿Qué haces para que esa visión se lleve a cabo?

compartir visión empresarial

 

Hoy leyendo el libro "Madera de Líder" del Dr. Mario Alonso Puig he recordado la importancia de que un Líder piense en grande y que tenga una visión que impulse a traspasar sus propios límites. Toda visión lleva tiempo encontrarla y hasta que logramos visualizarla requiere tiempo, paciencia y dedicación en su búsqueda.

Desde mi punto de vista, toda visión, como proyección de futuro, tiene un componente de deseo de ser realizada o de necesidad de cumplirlo y otro componente de movimiento, cambio o acción, porque si solo llevara el componente de quererlo y no perseguirlo, no haciendo nada para lograrlo, sería una ensoñación y, muy probablemente, la persona podría sufrir una frustración o una falta de autoestima, tapada por pensamientos del tipo: “esto no es para mí”, “ahora no toca”, “ya soy mayor o joven para llevarlo a cabo” …

Como líder, la visión puede partir de la propia persona y motivar e inspirar llevando a que un grupo la comparta. También esta visión la puede crear el propio grupo o equipo de personas que forman parte de una empresa o de un proyecto.

Para que un grupo de personas ayuden a que se haga realidad una visión son fundamentales varios puntos que te quiero compartir:

  1. Que esa visión sea vivida y compartida por todos los miembros del equipo o del grupo. ¿Qué significa para mí esa visión? ¿Del 1 al 10 cuanto me hace sentir bien el imaginar logrando esa visión? Te propongo también que todos sus miembros hagan un ejercicio: visualizarse cuando hayan materializado esta visión, anticipándose a lo que verá, escuchará y a cómo se sentirá. Esto sirve como elemento motivacional y además, de enfoque para sus miembros. ¿Qué veré? ¿Qué escucharé? ¿Cómo me sentiré?
  2. La visión tiene que producir algún beneficio o resultar favorable para algo o alguien. ¿Cuál es el beneficio cuando logremos materializar la visión? ¿Quién o quiénes se beneficiarán de conseguirlo?
  3. La visión tiene que suponer un reto, algo motivante que mueva al equipo o al grupo a querer llevarlo a cabo, que todos se sienten con fuerza y ganas para estar en acción, para hacer cada día algo que lleve al logro de esa visión. ¿Cuándo pienso en esa visión cómo me hace sentir? ¿Qué me motiva de esa visión?
  4. Conocer los puntos fuertes, talentos, recursos, destrezas y experiencias de los diferentes componentes que participarán a lograr que se haga realidad esa visión. Este punto es importante para aprovechar las sinergias de unos y otros, para superar retos y aprovechar oportunidades. ¿Cuáles son mis fortalezas y debilidades? ¿Cuáles son mis principales logros? ¿Cómo puedo utilizar mis fortalezas para avanzar en el logro de los resultados que se requieren para conseguir esa visión?
  5. De la misma forma es importante conocer los puntos débiles, obstáculos o barreras que podrían impedir que el equipo o grupo no avanzase en el logro de la visión. Una forma de conseguirlo es conociendo las experiencias negativas y los fracasos más relevantes de los distintos miembros. ¿Qué errores significativos has cometido? ¿Qué provocó esos fracasos? ¿Cuáles han sido tus aprendizajes? ¿Qué puede faltar al equipo?¿Qué puede limitar la continuidad del trabajo o de la fuerza del equipo?
  6. Que cada uno de los miembros del equipo o del grupo sepa qué tienen que llevar a cabo, cuál es la tarea o tareas a realizar, en definitiva, que conozcan su misión para situarse en el presente. ¿Qué voy a hacer yo hoy para que esta visión se haga realidad?
  7. Definir los objetivos a corto, medio y largo plazo a llevar a cabo hasta conseguir esa visión. Te recuerdo una técnica para que te ayude a que puedas fijarlos S.M.A.R.T-E
  8. Es importante que el equipo o grupo conozcan su aportación a la visión y esto ha de suponerles un reto y no una losa, siendo ecológico para ellos, así como para su entorno. ¿Qué supone para mí lograr esta visión? ¿Cómo se sentirá mi entorno: familia, amigos, compañeros… cuando lo logre?
  9. Es necesario fijar las reglas de funcionamiento para lograr realizar esa visión, así como el conjunto de principios, valores y creencias y la forma de comunicarse entre los diferentes participantes. ¿Cómo nos vamos a relacionar? ¿Cuándo? ¿De qué manera? ¿Cuáles son los valores del grupo o equipo?
  10. Revisar continuamente la motivación de todos los miembros del equipo, recordar la importancia de la visión porque da sentido. Y también, revisar el progreso, además de realizar todos los cambios y ajustes necesarios en pro del logro de esa visión compartida. ¿De qué forma estamos avanzando para materializarla? ¿Estamos manteniendo la visión o nos estamos desviando? ¿Cuánto me falta para lograr esa visión? ¿Cómo puedo ser más eficaz y eficiente en conseguir la visión? ¿Qué medidores utilizo para evaluar el progreso?

Con el fin de complementar lo que te he comentado, te dejo un vídeo en el que se habla de la Visión Compartida

 

Después de lo que te he compartido ¿qué vas a hacer para que los miembros de tu equipo logren materializar la visión de la empresa? ¿Cuándo vas a empezar a hacerlo?

¡Tú puedes, puedes lograr lo que te propongas, además, te lo mereces!

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

19 junio, 2017

Esta semana queremos compartir el artículo de portada del último número de la revista Woman Essentia, escrito por nuestra CEO Milagros García:

La pasión por el liderazgo

En esta ocasión y siempre desde el enfoque de las 2miradas, la mirada interna y la mirada externa, Milagros aborda la pasión, cómo podemos descubrir la nuestra, cómo vivirla o, si no las has descubierto, las causas por las que quizás no lo hayas hecho. 

Esta no es la primera vez que una de nuestras CEO´s colaboran con Woman Essentia, revista femenina online que trata temas de actualidad, cultura, moda, belleza, viajes, etc., destinada a informar sobre aspectos que conciernen a la mujer. Los artículos escritos por 2miradas en la revista se han enfocado al liderazgo. La lectura de estos artículos nos recuerdan que todos somos líderes si sabemos a dónde ir y caminamos hacia nuestro objetivo con pasión:

Líderes emocionalmente inteligentes

La Creatividad del Líder

Atributos de un líder

Dos miradas al liderazgo

Hace años que las mujeres están al mismo nivel de desarrollo profesional que los hombres. Ocupamos cada vez más puestos directivos, aportamos cualidades al trabajo que permiten obtener nuevas perspectivas y mucha creatividad para sacar adelante las empresas.  

Desde 2miradas compartimos la opinión de que el liderazgo femenino, desde la propia intuición, está más dispuesto a compartir. El rol de la mujer siempre ha sido el de velar por el bien común: si un miembro mejora todos lo hacen. Es por todo esto que las mujeres llevamos ventaja en temas como conciliación, respeto, empatía, organización según competencias de los miembros del equipo, así como en desarrollo y crecimiento profesional. Estas habilidades llevadas a la empresa sólo puedes significar una cosa: beneficio.

Como decía Federico Fellini: “No hay fin, no hay comienzo. Solo hay Pasión por la vida”, así que a vivir la vida liderando con Pasión.

Y tú ¿ya conoces tus pasiones? ¿Sabes cómo mantenerte en el camino?

Contacta con el equipo de 2miradas

Si no tenemos salud no podemos abordar aquello que nos propongamos con la máxima eficacia y satisfacción. Y en el trabajo tampoco.

Hoy vamos a fijarnos en la salud laboral y cómo podemos atenderla.

Por mucho amor que pongamos en aquello que hagamos, hacerlo con salud y con mejores condiciones nos llevará a hacerlo más rápido, aunque puede que el resultado no varíe sustancialmente, dependiendo de cómo nos afecte la causa de nuestro malestar.

salud-laboral

 

El último estudio realizado por Talentia Software en relación con la digitalización de las empresas incluía una pregunta sobre el porcentaje de recursos que destinan las empresas a las diferentes áreas de RRHH, entre las que aparecía la salud laboral. Y como podemos observar en la imagen de los resultados, llama la atención que esta dotación por parte de las empresas no llega ni al 5%.

Estamos hablando en estos tiempos de employee experience, es decir, de la experiencia de los empleados. Y antes de eso ya llevábamos años hablando de clima laboral con plena consciencia de la importancia de la sonrisa del empleado para realizar un mejor trabajo. Sin embargo, parece que nos olvidamos de una cuestión clave, y es que sin salud puede que no tengamos ni empleados.

Recuerdo que a todos los participantes les sonaban tediosas las formaciones de seguridad en el trabajo, que fastidiaba a veces cumplir las normas sobre ponerse un casco o guantes, tener que poner mejores luminarias para trabajar sin dejarse la vista suponía un gran coste, etc. Sin embargo, lo que parecía un trámite para que no cerraran las empresas o para que no nos multasen, desde mi punto de vista estaba mal enfocado.

Hemos de ser conscientes, sobre todo en esta era, que las personas son lo más valioso que existe. Sin personas que muevan empresas, que creen empresas, que hagan crecer a las empresas, no hay empresas. Sin personas que quieran poner sus pasiones y talento al servicio de los demás, de la sociedad y del entorno en general, será difícil progresar.

Por este motivo, creo fundamental darlo una vuelta y poner el objetivo en las personas y en su bienestar. Y para ello, os dejo algunas claves:

- Conoce a tu equipo. ¿Quiénes son? ¿Qué les importa? ¿Qué necesitan? ¿Qué tienen en común? ¿Qué no sabes de ellos? ¿Qué están deseando hacer y decir que no hacen ni dicen? ¿Cómo podrían aportar más a su satisfacción en el trabajo? ¿Qué es importante que suelten para estar mejor?¿Cómo se sentirían bien?

- Realiza formación para su bienestar y rompe con la rutina. Hace tiempo os hablé de claves para nuestro bienestar, que siempre es importante tenerlas en cuenta. Hoy quiero hacer referencia a formaciones más concretas como las de gestión de estrés, de mindfulness, de coaching y coaching en la naturaleza (como hicimos hace unos días en 2miradas con los caballos), disfrutar de actividades al aire libre (para recargar de oxígeno nuestro cuerpo y nuestro cerebro), de risoterapia,… además de las necesarias por su seguridad en el trabajo, pero con el foco en la persona, no en pasar el examen. Está demostrado que dedicar un tiempo a otras actividades, enriquece nuestra mente. Nos permiten realizar mejores conexiones neuronales necesarias para innovar, para tomar decisiones más efectivas, para relacionarnos mejor, etc.

romper con la rutina

- Provee de espacios de trabajo saludables. Por ejemplo, parece ser que incluso las tiendas de Abercrombie&Fitch han puesto algo más de luz. Hay expertos arquitectos en crear espacios que ayudan a nuestro mejor desarrollo físico e intelectual. Crean oficinas o tiendas más saludables dado que al pasar tantas horas en nuestro lugar de trabajo, es importante que no sea un espacio nocivo para nuestra salud. Os dejo algunas claves de diseño  que permiten a los colaboradores sentirse mejor. ¿Qué cambios puedes incorporar en la oficina o en tu lugar de trabajo?

- Haz que quieran ir a la oficina. No hay peor sentimiento que el de despertarse y pensar que no quieres ir al trabajo. Necesitamos una motivación interna para levantarnos y hacerlo. Pero a veces, no todas las personas tienen esa motivación interna y necesitan una externa para acudir. Así que, como suelo decir, evitemos desmotivar a nuestros colaboradores para que quieran seguir yendo a trabajar.  Descubre la motivación que les lleva a ser los mejores. Personaliza y pónselo fácil. Habla con tu equipo.

- Permite la expresión madura de las emociones. Nuestro bienestar emocional tiene mucho que ver con cómo pasamos nuestro día en el trabajo, con las relaciones con los compañeros, con la inteligencia colectiva de las emociones. Así que un foco de atención clave en la oficina será la emocionalidad del equipo como dice Alicia Pomares en su artículo.

- Que no falte material. Uno de los principales problemas que surgen en la salud de los colaboradores se debe a la falta de material de prevención, bien porque no se lo hemos facilitado aún, bien porque está en mal estado, bien porque no lo tenemos... Desde luego esto es fundamental cuando se trata de guantes para los cirujanos, pero incluso una simple tarjeta de visita que no llega puede ser un tedio para el comercial que está dándose a conocer y ha de comenzar con excusas ante sus futuros clientes. Esto genera una falta de confianza e incluso de seguridad ante el posible cliente. Así que para la salud de todos, cuidemos que no falte de nada por parte de la empresa desde el minuto 1.

 Seguro que conoces aún más claves importantes para cuidar de las personas en tu trabajo. Estaré encantada de recibirlas y todos de compartirlas. Juntos sumamos.

¿Qué vas a comenzar a hacer para tener mejores resultados, mayor productividad y personas más satisfechas en tu empresa?

Aprendiendo en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills

La transformación digital es un hecho desde que llegaron las nuevas tecnologías. Este cambio fundamental en el día a día de una organización, afecta a los tipos de productos y servicios que ofrece, la forma en que los entrega, la forma de producirlos… Toda organización que quiera continuar en la brecha en el entorno VUCA, tiene la necesidad, al menos constante, de transformarse o adaptarse, ya sea una empresa, agencia gubernamental, un proveedor de servicios, universidades, colegios, centros sanitarios, etc.

transformacion-digital

Estos cambios responden a las demandas y exigencias de los consumidores, dado que nosotros mismos estamos en constante cambio en nuestra forma de consumo y lo que consumimos, ya que formamos parte de este tejido digital.

Muchos cambios culturales, y más en estos momentos en los que estamos ante la transformación digital de las empresas, han de venir sustentados por los cambios en los valores de la organización.

Los procesos se optimizan a través de las nuevas tecnologías, se mejoran las vías de comunicación especialmente entre personas a nivel internacional, se utilizan herramientas colaborativas para atender proyectos de manera rápida, creativa, inmediata, en línea…etc. Sin embargo, cuando una empresa se plantea esta transformación y esta mejora continua de adaptación a las necesidades del entorno, es importante no caer en errores en su transformación digital.

Las empresas que están en la cresta de la ola de la transformación están integrando en sus filas a knowmads o nómadas del conocimiento, personas que aporten valor. Estas empresas cuentan con líderes responsables que saben trabajar en equipo, alcanzar objetivos y  conseguir resultados.

Si crees que puedes necesitar ayuda o apoyo en la transformación digital de tu empresa o equipo de trabajo contacta con 2miradas. Te aportamos los recursos y herramientas necesarios.