Category Archives for lideraxgo

Siempre he pensado que el cambio generacional es debido a los pequeños cambios que hacemos respecto a lo vivido de niños, porque queremos hacer ciertas cosas de forma diferente, a nuestra manera . A esto, hemos de sumarle las circunstancias externas que han determinado vivencias comunes para toda la población, por ejemplo, las guerras, la libertad, la globalización, la digitalización…

 

img 1
 Foto unsplash     

 

Por todo, personas de generaciones diferentes actúan de forma diferente. Y son vistas por los demás como diferentes. Si bien es cierto que creo que cada persona es un ser individual y único, en este artículo, generalizaré un poco.

Según el estudio del ObservatorioGT, Generación y Talento y la Universidad Europea de Madrid, los directivos de cada generación se comportan de determinada forma y su estilo de liderazgo se centra más en unos aspectos respecto a otros. Por ejemplo:

  1. Los considerados líderes tradicionalistas, es decir, los nacidos antes de 1955, utilizan un estilo de liderazgo basado en valores y desarrollan un rol de equipo más paternalista y cercano. Tienen un alto conocimiento y experiencia, una alta capacidad para priorizar y pueden ser valiosos coaches y mentores. Sin embargo, su estilo de comunicación es menos eficaz y dan mucha menos importancia a la conciliación.
  2. Los considerados líderes Baby Boomers, los nacidos entre 1956 y 1970, están mucho más enfocados a objetivos y al desarrollo del negocio y de las personas en la organización. Suelen ser expertos y buenos trabajadores, sienten orgullo de pertenencia y crean o son parte de una red de contactos informales y útiles dentro de la empresa. Sin embargo, tampoco prestan tanta atención a la conciliación de la vida personal y laboral, y el disfrute en el trabajo no es su prioridad.
  3. Los considerados líderes de la generación X, los nacidos entre 1971 y 1981, están centrados en los objetivos pero con una base importante en los valores. Son más adaptativos, humanos, colaborativos, productivos… Comienza a haber mayor número de mujeres directivas de esta generación y eso hace que promuevan más la conciliación. Sin embargo, no desarrollan tanto el trabajo en equipo ni fomentan el rol de equipo.
  4. Los considerados líderes de la generación Y, los nacidos entre 1982 y 1992, trabajan mucho más la comunicación eficaz, utilizan el reconocimiento a pesar de su exigencia personal y al equipo. Llevan un ritmo frenético necesario para abordar los cambios, lo que les lleva a moverse más en el corto plazo. Sin embargo, no prestan tanta atención a los valores ni a los objetivos.

 

Puedes obtener el estudio completo solicitándolo en www.generacciona.org

Ahora bien, los líderes de mañana, tendrán que ser líderes capaces de entender y acompañar a las diferentes generaciones. El liderazgo intergeneracional se presenta como una nueva competencia esencial para el futuro. Y según los encuestados, ha de tener características clave como:

principales-caracteristicas-que-deberia-tener-el-lider-ideal

Esto quiere decir, que en este momento histórico, las personas no queremos que se nos dirija igual. Y las empresas que no sumen importancia a favorecer la comunicación, que no ponga como prioridad a la persona como eje vital de la organización, cubriendo sus necesidades específicas, aprendiendo a colaborar y sacar lo mejor de las personas, siendo integrador de todos y facilitador de la conciliación, asumiendo la responsabilidad de sus acciones, en crecimiento continuo para adaptare a los cambios, con flexibilidad y aprendizaje… se encontrarán cada vez con mayor dificultad para atraer talento y sobre todo, para que quieran quedarse dedicando sus esfuerzos en esa empresa.

Sabiendo esto, ¿qué vas a hacer para desarrollar el liderazgo intergeneracional?  Que las empresas se adapten a los nuevos tiempo, dependerá del grado en que las personas se adapten a las nuevas necesidades y sigan aprendiendo.

El liderazgo una cuestión de actitud, no de edad...

Raquel Bonsfills

17 abril, 2018

La mayor parte de las veces al escuchar a una persona somos capaces de interpretar su estado de ánimo con acierto. Y utilizamos expresiones del tipo: "parece abatido", "estaba nerviosa, le temblaba la voz", "hablaba tan deprisa por lo contenta que venía con lo que le había pasado…"

Pero ¿sabías que en un gran número de estudios se ha demostrado que varios aspectos del estado físico y emocional del emisor, incluyendo edad, sexo, inteligencia, apariencia y personalidad pueden identificarse solamente por la voz? De hecho, Amazon ya está incorporando la voz como factor determinante para poder desarrollar mejor las competencias de Alexa, como explica José Melgar en su artículo de neuromarketing. Y no solo Amazon, son múltiples las empresas que están poniendo la voz como tendencia a incorporar en su tecnología o en la robótica.  

la voz y las emociones

Photo de Unsplash

El ser humano posee una estructura que le permite emitir sonidos, con un ritmo y velocidad, un tono, un timbre, una intensidad, un volumen, una energía, con una vibración de las cuerdas vocales… y que según cómo se posicionen los músculos, el aire, la cabeza o la mandíbula, pueden expresar una misma frase con diferente sentido.

Siguiendo los estudios de la técnica Alexander, y basándose en su propia experiencia con la voz, Michael McCallion afirma en la entrevista que le hicieron para la revista Muy Interesante, que cada emoción tiene su voz, y además posee su propia pauta de respiración, ya que existen muchas maneras distintas de respirar. "Ésta es la energía básica para hablar. Luego cada sílaba es una unidad en la que se usan unos músculos determinados".

Puedes hacer la prueba tú mismo. Elige una frase cualquiera de un libro o de este artículo, por ejemplo: "cada emoción tiene su voz" y repítela siguiendo las indicaciones de volumen, tono, velocidad y ritmo que se indican. ¿Notas la diferencia? Conectarte con la emoción también te ayudará porque como los buenos actores, hay que meterse en el papel para ser creíbles.

Como dice Mª Soledad Cabrelles en su artículo de la Biblioteca virtual Miguel de Cervantes, una voz sana posee versatilidad, sensitividad y pureza de timbre, sin muestras de estar forzada o violentada. Por encima de todo, la voz sana posee vitalidad siendo clara y firme. Y para cuidar de nuestra voz y por ende, de nuestras emociones, podemos aplicar algunas técnicas y herramientas que nos faciliten su gestión:

Expresión facial y corporal acorde a la emoción. Puede que no nos sintamos contentos, pero poner los ojos achinados y nuestra mejor sonrisa durante un tiempo, nos hará sentir más felices que si no lo hacemos. O por ejemplo, nos costará mucho más sonar enfadados si ladeamos un poco la cabeza en un gesto de ternura, como quien mira a un cachorro o un muñeco de peluche. El cuerpo ayuda a la expresión de las emociones y tendrá repercusión en la voz.

Prepararse antes de hablar en público, calentando los músculos que intervienen en la expresión oral, relajándonos, respirando, abriendo la boca durante un rato para favorecer nuestra vocalización, hacer inflexiones en la voz… Todo ello será indispensable para resultar más persuasivos, como explica Emma Rodero en este vídeo.

Utiliza las herramientas propias del lenguaje. Una frase según dónde hagas énfasis o dónde pongas la coma o la pausa, puede cambiar totalmente. Por ejemplo: "Ayer llegaste tarde, y te vi sonreír" es diferente de "¡Ayer llegaste tarde y te vi sonreír!" o "Ayer, llegaste tarde, y ¿te vi sonreír?"

La musicoterapia. Es el proceso sistemático de intervención en el que un musicoterapeuta establece una relación de ayuda con la/s persona/s con las que trabaja mediante el uso de la música y/o de sus elementos musicales (sonido, ritmo, melodía, armonía) en un encuadre adecuado, con el fin de promover y/o restablecer la salud y mejorar la calidad de vida de esa/as persona/s, satisfaciendo sus necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas, y fomentando cambios significativos en ellas (Asociación Española de Musicoterapeutas Profesionales, 2014). Normalmente va acompañado de canto y percusión para favorecer la musicalidad de la voz, porque la música y la emoción comparten una misma región en el cerebro.

DAVID (Da Amazing Voice Inflection Device). Es una herramienta gratuita desarrollada por un equipo de neurocientíficos e ingenieros de audio en el CREAM Lab, IRCAM, de París, que transforma la voz en tiempo real "coloreando" cualquier grabación de voz con una emoción que no fue pensada por su emisor. Por ejemplo, tú hablas normal y te escuchas más contento. Crearon una plataforma de audio digital para modificar encubiertamente el tono emocional de las voces de los participantes mientras hablaban sobre la felicidad, la tristeza o el miedo. Los oyentes percibieron las transformaciones como ejemplos naturales del habla emocional, pero los participantes permanecieron inconscientes de la manipulación, lo que indica que no somos conscientes continuamente de nuestras propias señales emocionales. En cambio, como consecuencia de escuchar sus voces alteradas, el estado emocional de los participantes cambió en congruencia con la emoción escuchada.

Y como recomendación, "el libro de la voz", en el que Michael McCallion explica cómo utilizarla con la mayor eficacia, y cómo cuidarla, para evitar perderla cuando más la necesitamos.

Y ahora que sabes más de la voz y de sus matices en relación con las emociones, ¿qué vas a comenzar a hacer para cuidar de ella y ayudarte a expresar con mayor claridad tus mensajes o las emociones que quieres transmitir?

Aprendiendo sobre la voz en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills

10 abril, 2018

¿De qué forma practicas la escucha?  ¿Qué tipo de escucha realizas?

La escucha activa es una habilidad, que no resulta sencilla para muchos, pero que afortunadamente, con el entrenamiento adecuado puede llegar a desarrollarse con gran éxito ¿estas preparado para aprender a escuchar?

aprender-a-escuchar

Foto de Unsplash

“Si quieres ser sabio, aprende a interrogar razonablemente, a escuchar con atención, a responder serenamente y acallar cuando no tengas nada que decir” -  Johann Kaspar Lavater

 

Stephen R Covey en sus “Siete hábitos de la gente altamente efectiva”, incluye la escucha empática en un lugar destacado: “Procure primero comprender y después ser comprendido. La aptitud para la comunicación es la más importante de la vida. Dedicamos a la comunicación la mayor parte de nuestras horas de vigilia. Pero consideremos esto: pasamos años aprendiendo a leer y escribir, años aprendiendo a hablar. ¿Y a escuchar? ¿Qué adiestramiento o educación nos permite escuchar de tal modo que comprendamos real y profundamente a otro ser humano en términos de su propio marco de referencia individual? Son relativamente pocas las personas que han tenido algún adiestramiento en la escucha. Y por lo general ese adiestramiento se basa en la ética o técnica de la personalidad, y no en una base de carácter y relaciones absolutamente vitales para la comprensión auténtica de otra persona.”

 

Covey plantea los cinco niveles de escucha e indica que cuando otra persona habla, por lo general la “escuchamos” en uno de cuatro niveles:

  1. Podemos estar ignorándola, no escucharla en absoluto.
  2. Podemos fingir. “Sí”. “Ya”. “Correcto”.
  3. Podemos practicar la escucha selectiva, oyendo sólo ciertas partes de la conversación.
  4. Finalmente, podemos brindar una escucha atenta, prestando atención y centrando toda nuestra energía en las palabras que se pronuncian.

Pero muy pocos de nosotros nos situamos en el quinto nivel:

  1. La escucha empática, la forma más alta de escuchar.

Ya en otro de mis artículos te habé de las claves para practicar una escucha activa, hoy quiero hablarte de técnicas para que puedas desarrollar la habilidad de la escucha:

  • Atención plena en el otro.

Hoy en día hemos acostumbrado a nuestra mente a que esté en muchas tareas a la vez, ya que vivimos con estímulos constantes, debido a la información y la tecnología. Por estos motivos nuestra concentración se vea afectada, y no solo nuestra concentración, sino también el modo de atendernos y atender a los demás.

El objetivo de la atención plena es el de aprender a gestionar nuestra mente, para concentrarnos en lo que estemos viviendo en cada momento, es vivir el aquí y ahora tomando conciencia del momento presente.

Si quieres llegar a desarrollar la atención plena en el otro, te invito a realizar un ejercicio que consiste en que durante 60 segundos centres toda tu atención en la respiración, dejando tus ojos abiertos y respirando normalmente. Si tu mente se distrajera no importa, dirige nuevamente tu atención a la respiración. Con el tiempo, poco a poco, se puede extender la duración de este ejercicio en períodos más largos.

Una persona que se conecta consigo mismo cuando se encuentra con el otro, seguramente será ese receptor plenamente atento que tanto necesitamos en un mundo plagado de tantos ruidos.

La atención plena en el otro consiste en escuchar plenamente al otro como si fuese un observador ajeno, separando la conducta de la intención. Observo qué me pasa mientras le escucho sin juicios.

Para facilitar la escucha activa, cuando vamos a hablar con alguien, es interesante ir con la actitud de descubrimiento, de curiosidad, de interés por averiguar ¿qué es lo que trata de transmitirme? ¿cómo se siente?

  • Parafrasear.

Parafrasear con nosotros mismo consiste en decir, con palabras más sencillas y con menos tecnicismos, las ideas propias obtenidas de un texto predeterminado. Así, se facilita su comprensión, ya que se expresa la información original extraída de una forma diferente, bajo el mismo código de comunicación.

Cuando parafrasemos con los otros verificamos o decimos con las propias palabras lo que parece que el emisor acaba de decir, con el fin de evitar sesgos en la comunicación, así comprobarás, sin romper el diálogo, si existe o no coincidencia lo que nos querían decir frente a lo que hemos entendido.

Algunos ejemplos para practicar la escucha activa con la técnica del parafraseo serían:

  • “Entonces, lo que pasaba era que…”
  • “¿Quieres decir que te sentiste…?”
  • “Corrígeme si me equivoco, dices que…”
  • “Si no te he entendido mal…”
  • Emitir palabras de refuerzo o cumplidos.

La comunicación eficaz entre dos personas se produce cuando el receptor interpreta el mensaje en el sentido que pretende el emisor. Otra técnica de practicar la escucha activa es emitiendo palabras o frases de refuerzo o cumplidos. Para poder emitir palabras de refuerzo hemos de saber sobre qué estamos reforzando y para realizar esto, es necesario escuchar con atención.

Emitir palabras de refuerzo o cumplidos puede definirse como verbalizaciones que suponen un halago para la otra persona o refuerzan su discurso al transmitir que uno aprueba, está de acuerdo o comprende lo que se acaba de decir.

Algunos ejemplos para practicar la escucha activa con la técnica de emitir palabras de refuerzo o cumplidos :

  • “Te entiendo muy bien…”
  • “Tú eres fuerte…”
  • "Ya verás como juntos podremos conseguirlo“
  • Resumir.

Una buena forma de oficializar todo lo hablado, de relajar la situación y de crear un mayor compromiso es resumir la conversación incluyendo los elementos y emociones que tu interlocutor consideraba más importantes.

Resumir la conversación es una forma de demostrar que hemos escuchado. Es una forma además útil para llevar a cierres porque nos permite sintetizar las claves con las que quiero que se quede la persona.

Una forma de resumir sería:

  • Podemos comenzar diciendo: “Por ir cerrando…”, “Para concluir…”, “En resumen…”, “Para ir avanzando, hasta ahora hemos…”, “Como te he explicado…”
  • Y para terminar nuestro resumen podemos decir: “¿Estoy en lo cierto?”

¿De qué otras formas practicas la escucha activa? Con el fin de complementar lo que te he comentado, te dejo un vídeo en el que se habla de La escucha activa ¿en qué consiste?

Si practicas la habilidad de la escucha activa resulta que entenderás mejor a la gente, las personas se sentirán más vinculadas a ti y tendrás más probabilidades de conseguir lo que deseas.

Después de lo que te he compartido ¿qué vas a hacer para mejorar la escucha activa? ¿Cuándo vas a empezar a hacerlo?

O como solemos decir.... "Oir es preciso para el que escucha"

Milagros García

 

5 febrero, 2018

Querido compañero,

¿De qué forma vives tu vida? ¿Practicas la humildad?

Beneficios de vivir la vida con Humildad
Foto de Luke Ellis-Craven en Unsplash

 

Hay gente que confunde la humildad con la falta o carencia de ambición y la verdad es que son dos valores que no tienen nada que ver.

La etimología nos dice que humildad procede de “humus”, es decir, aquello que se desprende de la naturaleza y que a su vez la fertiliza y la hace crecer. La humildad sería pues “lo esencial”.

En cambio, la ambición es lo que nos mueve y motiva día a día, el deseo de superación para llegar mucho más lejos y lograr nuestros objetivos. Aunque para algunos creer que pueden lograr grandes objetivos les parece imposible, para la persona ambiciosa todo es posible con determinación, esfuerzo y dedicación. Provee la motivación y fuerza necesaria para lograr objetivos y metas en la vida.

La humildad es lo contrario al orgullo, entendido como el exceso de estimación hacia uno mismo y hacia los propios méritos por los cuales la persona se cree superior a los demás. El orgullo va unido a la vanidad, egocentrismo, soberbia, alarde, chulería, petulancia, engreimiento… La humildad, en cambio, es la virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento.

Dice Goethe: “El que con perspicacia reconoce la limitación de sus facultades, está muy cerca de llegar a la perfección”

Conseguir cosas materiales o lograr éxitos y objetivos o ir promocionando profesionalmente nos da satisfacción, pero hemos de evitar que nuestro ego se alimente de ello.

En su lugar, podemos acoger esos logros desde la autoestima, que se refuerza con la aceptación y el reconocimiento de uno mismo; es decir, recoger esos logros o éxitos reforzando la confianza en nosotros mismos y con humildad.

La humildad no pasa por ser sumiso, callar y obedecer, sino se trata de saber escuchar, aprender, respetar y sobretodo, reconocer lo que falta, ayudar en lo que sea posible.

Quisiera compartirte algunos beneficios de desarrollar la humildad:

  • Serás más feliz. Una persona humilde reconoce sus puntos fuertes sin alardear y aprecia todo lo bueno que tiene y se valora, luego no sentirá, entre otras cosas, la envidia de otras personas.
  • La humildad te lleva a triunfar en la vida. La humildad produce prudencia, la cual es muy necesaria para lograr éxitos en la vida. Además, busca la excelencia y minimiza los fracasos, lo que facilita el obtener mejores resultados.
  • Tendrás más gestión emocional. La humildad genera bienestar y tranquilidad, el orgullo en cambio, trae enfados, malhumor y enfrentamientos, por eso con la humildad se mejoran las relaciones con los seres queridos y con los demás.
  • Manejarás mejor un proceso de negociación. Como ya te he comentado el orgullo no tiene límites, en cambio, la humildad te lleva a saber elegir el momento en el cual participar, en saber callar a tiempo o elegir el momento más óptimo para hacer un cierre.
  • Estarás más abierto a la mejora continua y al crecimiento. El humilde conoce y acepta sus limitaciones, luego habrá más apertura para el aprendizaje, logrando un mayor progreso y un próspero futuro.
  • Te valorarás y valorarás a los demás. Cuando se actúa con humildad y no nos creemos seres superiores reconocemos que no somos perfectos y aceptará los errores propios y ajenos, luego aceptamos que nos podemos equivocar, ya que se elimina el miedo a sentir que uno no vale. Además, un humilde tiende a perdonar a los otros más fácilmente.

 Con el fin de complementar lo que te he comentado, te dejo un vídeo en el que habla sobre el poder de la Humildad:

 

Recuerda “llega tan lejos para que quieran alcanzarte y tan humilde para que quieran estar a tu lado”.

Después de lo que te he compartido ¿qué vas a hacer para mejorar tu humildad? ¿Cuándo vas a empezar a hacerlo?

¡Tú puedes, puedes lograr lo que te propongas, además, te lo mereces!

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

29 enero, 2018

Después de plantearnos los propósitos de año nuevo, es importante comenzar a dar los pasos necesarios para hacerlos realidad. Si no, se quedarán en meros sueños que van pasando de año a año como si de un ideal se tratasen.

Muchos de los aspectos que deseamos conseguir requieren de aprender algo, de capacitarnos mejor en algo o de prepararnos para modificar alguna conducta o comportamiento. Incluso pasan por desaprender para poder aprender algo de una forma más actualizada o más beneficiosa para nosotros o para nuestro entorno.

Plan de formación anual

 

En las empresas ocurre igual. El entorno cambiante hace que nos planteemos objetivos de supervivencia y desarrollo de la organización. Queremos crecer y para ellos las personas que componen las empresas han de crecer también.

Estamos a finales de enero y hay que concretar las acciones formativas que nos permitan acompañar a nuestros equipos en su propio desarrollo, para lograr los objetivos que nos hayamos propuesto para este año y para los próximos.

Realizar el plan de formación es un proceso que parte de la inquietud y de la percepción que la propia Dirección General tenga de la formación. Si lo valora como un coste, un gasto, un premio o un castigo, nunca le dotará los recursos necesarios para hacer crecer a la empresa. Sin embargo, si percibe la formación como una necesidad que requiere una inversión y que posibilita una mayor productividad, mayor seguridad y confianza en la realización de las funciones y por lo tanto, menor absentismo y mejor satisfacción por parte del cliente, al tener mejores respuestas, la formación será un factor determinante a incluir en los presupuestos.

Proceso formación

Es importante partir de una detección de necesidades partiendo del análisis de la empresa en tres niveles:

  1. Organizativo o institucional: Supone analizar la empresa como ente en su conjunto. Revisar sus relaciones con clientes, proveedores y demás agentes externos, así como valorar su posición frente a competidores y según las necesidades y oportunidades que ofrece el sector. Y también realizar un análisis interno de la empresa para revisar las posibles fortalezas y debilidades con vistas a la optimización. Ej. Digitalización de herramientas de atención al cliente.
  2. De negocio: Supone analizar la capacidad de respuesta de la empresa en cuanto a estructura, áreas de negocio, departamentos…y valorar las necesidades de cambios que supongan nuevas competencias a desarrollar. Habrá que estudiar la situación en el momento presente y la situación ideal para el futuro. Ej. Abrir una nueva área de negocio que atienda a los clientes asiáticos.
  3. Operativas: Supone analizar la necesidad de los puestos dentro de la empresa y la adecuación de las personas a los mismos. Además, analizar la incorporación de competencias que permitan la actualización de las personas en sus puestos, adaptarse a nuevos procedimientos, cambios en la cultura empresarial o a las necesidades derivadas de la transformación digital. Ej. Nuevas formas de financiación para ofrecer al cliente final.

De este estudio acerca de la empresa se extraerán las necesidades para la evolución de la misma en el mercado y desde el área de Recursos Humanos o desde los responsables del desarrollo de las personas dentro de la organización, tendrán que detectar las necesidades de formación que habrán de apoyarla.

De esta forma obtendremos las acciones formativas necesarias para abordar en un determinado periodo de tiempo, priorizando las más urgentes e importantes para el buen desarrollo de la organización. Estas acciones habrá que formalizarlas en un plan de formación, normalmente anual anotando el por qué de su necesidad, el para qué se quieren realizar, qué objetivo concreto se quiere conseguir y a quienes va dirigido dentro de la organización.

El presupuesto destinado a la formación de los colaboradores será en muchos casos determinante para definir cómo realizar las formaciones, dado que según cómo se planteen conllevarán diferentes costes. Pueden ser formaciones presenciales, on line, formaciones blended (mezclando la formación presencial con la digital) y habrá queelegir las modalidades de formación más adecuadas según los objetivos y los participantes.

Una vez elegido el formato, se escoge a los formadores. Pueden ser internos o externos a la empresa. Siempre tener en cuenta que estén capacitados para formar a otros, que sepan transmitir la información, que sepan organizarla y que cumplan con los criterios de la empresa en cuanto a valores, políticas y principios a seguir.

Además, hay que hacer un calendario de formaciones. Si tenemos más de una, asegurarse que los participantes podrán asistir, eligiendo el mejor horario y el lugar más adecuado para realizarlas.

Se prepara y diseña la formación, se convoca a los participantes y se realizan las formaciones. Pero no acaba ahí el proceso de formación. Porque eso sería como ir al cine, ver la película y volver al día a día exactamente igual que estábamos antes. Entonces el objetivo de la formación se habría perdido. Hay que evaluar la formación y hacer un seguimiento para asegurarse de la aplicación de nuevos conocimientos, habilidades y actitudes adquiridas.Y por tanto, de los resultados tras la formación para verificar el retorno de la inversión realizada.

Formar al equipo genera siempre un beneficio para la empresa si se traslada ese aprendizaje al día a día. Por eso hay especialistas que ayudan a las empresas a realizar sus planes de formación, hay libros y guías que ayudan a abordarlos paso a paso, e incluso como hacemos en 2miradas, ofrecemos formacionespara los responsables de llevar a cabo la gestión de la formación en las empresas.

Si queremos cambios, hemos de capacitarnos para poder conseguirlos de una mejor manera. Y prepararnos y programar las formaciones que nos hacen falta será clave para conseguir nuestros sueños.

¿Qué vas a comenzar a hacer para desarrollar tu plan de formación? ¿Necesitas ayuda?

Aprendiendo en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills

Querido compañero,

¿Conoces las capacidades que se empiezan a pedir en una selección de personal? ¿Sabes lo que quiere decir que una persona tenga learnability?

Claves del presente para el futuro profesional
Photo by The Climate Reality Project on Unsplash

 

Una de las competencias de alto potencial que se busca detectar en las personas para que sean futuros líderes es: su curiosidad y capacidad de aprendizaje, según un estudio realizado por Hay Group en el 2016.

A este respecto, el concepto inglés del que se habla como índicador para el futuro es la Learnability Quotient (LQ) o cociente de aprendibilidad que refleja la capacidad de aprendizaje, crecimiento y adaptación a nuevas circunstancias y retos en tu vida profesional.

Según la Real Academia de Lengua Española (RAE), el aprendizaje se entiende como la acción y efecto de aprender nuevo conocimiento, la adquisición por la práctica de una conducta duradera o el alcance de nuevos significados a partir de la interacción que tiene un sujeto con el mundo que lo rodea.

La learnability se trata de la capacidad de aprender de forma efectiva y a lo largo de toda la vida. Pilar Llacer, experta española en la gestión de talento y especialista en ética de los negocios dice que hay que “estar al día de todo, estar constantemente aprendiendo, reciclándose, al margen de la edad”.

Hasta ahora lo que se valoraba en los procesos de selección eran las competencias de los candidatos, ahora se valora la capacidad de aprender. Ya indica José Antonio Marina que el mundo de la empresa cambia con mucha rapidez, lo que hace necesaria una actualización constante. Se supone que los jóvenes que terminan este año sus estudios tendrán que reciclarse entre 10 y 14 veces a lo largo de su vida laboral, lo cual exige una capacidad de aprendizaje muy amplia. Aprender no estará motivado por la ignorancia, sino por la necesidad de desarrollo personal.

A las personas que tienen esta capacidad se les llama Knowmads, nómadas del conocimiento. Este término fue creado por John Moravec​ para referirse a los trabajadores nómadas del conocimiento y la innovación. Se caracteriza por ser innovador, imaginativo, creativo, capaz de trabajar en colaboración con casi cualquier persona, en cualquier momento y lugar. Un knowmad es valorado por su conocimiento personal, lo que le proporciona una ventaja competitiva con respecto a otros trabajadores.

En la sociedad industrial los trabajadores permanecían generalmente en un lugar físico fijo, para realizar funciones muy concretas, en cambio, los trabajadores de nuestro S.XXI, en nuestra sociedad de la información y del conocimiento nos hemos vuelto mucho menos específicos en términos de ubicación y de las tareas a desempeñar, lo cual se ve favorecido por las tecnologías que permiten efectuar buena parte del trabajo de manera virtual.

La sociedad del conocimiento se rige por una ley que no podemos olvidar: “Una persona, una organización, una empresa o una sociedad entera necesitan para sobrevivir aprender al menos a la misma velocidad con que cambia el entorno. Y para progresar, necesitan hacerlo a más velocidad”

Los knowmads tienen la capacidad de volver a configurar y contextualizar su espacio de trabajo en cualquier momento, intercambiando información e ideas con otros profesionales, lo que genera ideas, productos y servicios muy diferentes a lo que haría cada uno por su parte.

Con el fin de complementar lo que te he comentado, te dejo un vídeo en el que se habla de ¿Quiénes son los knowmads? Los profesionales para el siglo 21

 

Después de lo que te he compartido ¿qué vas a hacer para mejorar tu Learnability? ¿Cuándo vas a empezar a hacerlo?

¡Tú puedes, puedes lograr lo que te propongas, además, te lo mereces!

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

14 agosto, 2017

¿Cuántas veces actuamos por impulso sin pensar? Las consecuencias pueden ser desastrosas. Uno de los primeros aprendizajes de los niños de tres años es la inhibición del impulso.

En el partido de ayer de la Super Copa, Cristiano Ronaldo, conocidísimo jugador del Real Madrid, en un impulso incontrolado, empujó al árbitro del partido. Aún se desconocen las consecuencias pero pueden ser francamente lamentables para él y sus compañeros.

La pregunta es ¿mereció/merece la pena? La respuesta es evidente. No podemos comprometer a nuestro equipo (de trabajo, familia, amigos…) por impulsos individuales. Si algo aprendemos pronto, es que todo acto tiene consecuencia. Si nos enfadamos o no somos capaces de inhibir correctamente nuestros impulsos, tal vez, terminemos arruinando muchos de nuestros objetivos.

Piensa luego actua

Pero ¿qué es La inhibición o control inhibitorio? Según el Dr Russell Barkley, es la capacidad del ser humano para inhibir o controlar las respuestas automáticas, y generar respuestas mediadas por la atención y el razonamiento. Rusell dice que esta habilidad cognitiva forma parte de las Funciones Ejecutivas y contribuye a la anticipación, planificación y al establecimiento de metas. Por lo que el control de la inhibición pone freno al comportamiento y detiene las reacciones automáticas inapropiadas, cambiándolas por una respuesta más razonada y más adaptada a la situación. En este vídeo Russell Barkley explica cuáles son las fases del auto-control emocional de forma genérica

Podemos gestionar nuestro enfado de otras maneras, cómo ya comentamos en nuestro artículo Como gestionar nuestra ira. También hay muchas maneras de actuar cuando nos sentimos ofendidos, no podemos olvidarnos que somos nosotros mismos los que nos ofendemos y podemos elegir hacerlo o no.

Si tenemos en cuenta todo esto, ahorremos energía y esfuerzos por nuestra parte o por parte de nuestros compañeros y podremos destinar nuestro tiempo a cosas mucho más productivas.

 

Feliz día

El equipo de 2miradas

Todo ser humano está compuesto por, según las últimas investigaciones, un número similar de células y bacterias que se van renovando con más o menos periodicidad excepto en partes muy concretas, y aún se discute sobre alguna de ellas...

También sabemos que en los genes no solo se guardan aspectos físicos como el color del pelo o los ojos. Nuestra forma de ser también, incluso, nuestras ideas están condicionadas por la genética. Por eso hay personas que afirman que ellas son así y que nunca cambiarán, nada más lejos de la realidad! Son muchos los científicos, educadores o filósofos que afirman que el camino de la libertad está en la educación y el conocimiento de nuestro cerebro.

David Bueno i Torrens, en su libro Cerebroflexia explica cómo la biología y el ambiente en el que vivimos cambian nuestro cerebro. En la entrevista que le realizó el periódico la Vanguardia explica que existen genes que condicionan que haya personas con más tendencia hacia la infidelidad que otras, aunque nunca debe hacerse servir como excusa. Nos recomienda sacar provecho de nuestro cerebro para ser felices: edúcalo para que te ayude a gestionar las emociones, racionalizar y empatizar con los demás.

Educación y aprendizaje 

José Antonio Marina, en su libro La educación del Talento analiza el talento como la inteligencia triunfante. Este libro es el primero de una serie de libros sobre educación con una finalidad práctica, ayudar a educar. El método pedagógico que se propone une la sabiduría educativa de la humanidad con los últimos descubrimientos en neurociencia o en psicología evolutiva. Los libros tienen una parte expositiva, en papel, y una ampliación científica, histórica, documental, en la red.

En este vídeo José Antonio Marina explica que somos lo que somos más nuestras posibilidades y cómo los métodos educativos tradicionales están obsoletos.

Desde 2miradas nos damos perfecta cuenta que debemos trabajar los talentos humanos para ser más felices. Es un pilar fundamental de nuestra razón de ser como empresa donde tenemos muy presentes los procesos de aprendizaje.

Por eso, en nuestro equipo, no cesamos de buscar nuevos horizontes de saber e impartir cursos o formaciones donde ayudamos a nuestros alumnos a fortalecer sus mecanismos cerebrales desde las dos miradas: la interna y la externa. Por ejemplo, en la mirada interna, hacia nosotros mismos, utilizamos herramientas que nos ayudan a visualizar de forma clara y rápida nuestros intereses o pasiones; esto nos ayuda a tomar decisiones sostenibles y que no nos perjudiquen. Desde la mirada externa, hacia fuera y en relación a nosotros con el resto de individuos, trabajamos el liderazgo y la gestión de equipos para alcanzar logros comunes con pasión y decisión.  

Desde 2miradas afirmamos que todos nos adaptamos y en esa adaptación o aprendizaje, cambiamos. Sin embargo, debemos conocer cómo afectan esos cambios y si el rumbo nos lleva a la consecución de nuestros objetivos. Hay herramientas, lecturas y personas que pueden sustentar el desarrollo interno y externo de las personas y su entorno.   

Tomar conciencia de que estamos permanentemente cambiando y adquiriendo competencias es fundamental para tomar el control de nuestras vidas. En nuestro blog tenemos muchos artículos sobre aprendizaje que puedes usar de guía  inicial. También puedes contactar con nosotros para lograr alcanzar con pasión el éxito genuino: ¡Bienvenido a tu zona de aprendizaje!

 

Se valiente, atrévete.

 

 

10 julio, 2017

Querido compañero,

¿Qué haces como líder para que los miembros de un equipo materialicen de la forma más eficaz y eficiente la visión de la empresa? ¿Qué haces como líder para que los miembros de tu equipo compartan una visión? ¿Qué haces para que esa visión se lleve a cabo?

compartir visión empresarial

 

Hoy leyendo el libro "Madera de Líder" del Dr. Mario Alonso Puig he recordado la importancia de que un Líder piense en grande y que tenga una visión que impulse a traspasar sus propios límites. Toda visión lleva tiempo encontrarla y hasta que logramos visualizarla requiere tiempo, paciencia y dedicación en su búsqueda.

Desde mi punto de vista, toda visión, como proyección de futuro, tiene un componente de deseo de ser realizada o de necesidad de cumplirlo y otro componente de movimiento, cambio o acción, porque si solo llevara el componente de quererlo y no perseguirlo, no haciendo nada para lograrlo, sería una ensoñación y, muy probablemente, la persona podría sufrir una frustración o una falta de autoestima, tapada por pensamientos del tipo: “esto no es para mí”, “ahora no toca”, “ya soy mayor o joven para llevarlo a cabo” …

Como líder, la visión puede partir de la propia persona y motivar e inspirar llevando a que un grupo la comparta. También esta visión la puede crear el propio grupo o equipo de personas que forman parte de una empresa o de un proyecto.

Para que un grupo de personas ayuden a que se haga realidad una visión son fundamentales varios puntos que te quiero compartir:

  1. Que esa visión sea vivida y compartida por todos los miembros del equipo o del grupo. ¿Qué significa para mí esa visión? ¿Del 1 al 10 cuanto me hace sentir bien el imaginar logrando esa visión? Te propongo también que todos sus miembros hagan un ejercicio: visualizarse cuando hayan materializado esta visión, anticipándose a lo que verá, escuchará y a cómo se sentirá. Esto sirve como elemento motivacional y además, de enfoque para sus miembros. ¿Qué veré? ¿Qué escucharé? ¿Cómo me sentiré?
  2. La visión tiene que producir algún beneficio o resultar favorable para algo o alguien. ¿Cuál es el beneficio cuando logremos materializar la visión? ¿Quién o quiénes se beneficiarán de conseguirlo?
  3. La visión tiene que suponer un reto, algo motivante que mueva al equipo o al grupo a querer llevarlo a cabo, que todos se sienten con fuerza y ganas para estar en acción, para hacer cada día algo que lleve al logro de esa visión. ¿Cuándo pienso en esa visión cómo me hace sentir? ¿Qué me motiva de esa visión?
  4. Conocer los puntos fuertes, talentos, recursos, destrezas y experiencias de los diferentes componentes que participarán a lograr que se haga realidad esa visión. Este punto es importante para aprovechar las sinergias de unos y otros, para superar retos y aprovechar oportunidades. ¿Cuáles son mis fortalezas y debilidades? ¿Cuáles son mis principales logros? ¿Cómo puedo utilizar mis fortalezas para avanzar en el logro de los resultados que se requieren para conseguir esa visión?
  5. De la misma forma es importante conocer los puntos débiles, obstáculos o barreras que podrían impedir que el equipo o grupo no avanzase en el logro de la visión. Una forma de conseguirlo es conociendo las experiencias negativas y los fracasos más relevantes de los distintos miembros. ¿Qué errores significativos has cometido? ¿Qué provocó esos fracasos? ¿Cuáles han sido tus aprendizajes? ¿Qué puede faltar al equipo?¿Qué puede limitar la continuidad del trabajo o de la fuerza del equipo?
  6. Que cada uno de los miembros del equipo o del grupo sepa qué tienen que llevar a cabo, cuál es la tarea o tareas a realizar, en definitiva, que conozcan su misión para situarse en el presente. ¿Qué voy a hacer yo hoy para que esta visión se haga realidad?
  7. Definir los objetivos a corto, medio y largo plazo a llevar a cabo hasta conseguir esa visión. Te recuerdo una técnica para que te ayude a que puedas fijarlos S.M.A.R.T-E
  8. Es importante que el equipo o grupo conozcan su aportación a la visión y esto ha de suponerles un reto y no una losa, siendo ecológico para ellos, así como para su entorno. ¿Qué supone para mí lograr esta visión? ¿Cómo se sentirá mi entorno: familia, amigos, compañeros… cuando lo logre?
  9. Es necesario fijar las reglas de funcionamiento para lograr realizar esa visión, así como el conjunto de principios, valores y creencias y la forma de comunicarse entre los diferentes participantes. ¿Cómo nos vamos a relacionar? ¿Cuándo? ¿De qué manera? ¿Cuáles son los valores del grupo o equipo?
  10. Revisar continuamente la motivación de todos los miembros del equipo, recordar la importancia de la visión porque da sentido. Y también, revisar el progreso, además de realizar todos los cambios y ajustes necesarios en pro del logro de esa visión compartida. ¿De qué forma estamos avanzando para materializarla? ¿Estamos manteniendo la visión o nos estamos desviando? ¿Cuánto me falta para lograr esa visión? ¿Cómo puedo ser más eficaz y eficiente en conseguir la visión? ¿Qué medidores utilizo para evaluar el progreso?

Con el fin de complementar lo que te he comentado, te dejo un vídeo en el que se habla de la Visión Compartida

 

Después de lo que te he compartido ¿qué vas a hacer para que los miembros de tu equipo logren materializar la visión de la empresa? ¿Cuándo vas a empezar a hacerlo?

¡Tú puedes, puedes lograr lo que te propongas, además, te lo mereces!

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

19 junio, 2017

Esta semana queremos compartir el artículo de portada del último número de la revista Woman Essentia, escrito por nuestra CEO Milagros García:

La pasión por el liderazgo

En esta ocasión y siempre desde el enfoque de las 2miradas, la mirada interna y la mirada externa, Milagros aborda la pasión, cómo podemos descubrir la nuestra, cómo vivirla o, si no las has descubierto, las causas por las que quizás no lo hayas hecho. 

Esta no es la primera vez que una de nuestras CEO´s colaboran con Woman Essentia, revista femenina online que trata temas de actualidad, cultura, moda, belleza, viajes, etc., destinada a informar sobre aspectos que conciernen a la mujer. Los artículos escritos por 2miradas en la revista se han enfocado al liderazgo. La lectura de estos artículos nos recuerdan que todos somos líderes si sabemos a dónde ir y caminamos hacia nuestro objetivo con pasión:

Líderes emocionalmente inteligentes

La Creatividad del Líder

Atributos de un líder

Dos miradas al liderazgo

Hace años que las mujeres están al mismo nivel de desarrollo profesional que los hombres. Ocupamos cada vez más puestos directivos, aportamos cualidades al trabajo que permiten obtener nuevas perspectivas y mucha creatividad para sacar adelante las empresas.  

Desde 2miradas compartimos la opinión de que el liderazgo femenino, desde la propia intuición, está más dispuesto a compartir. El rol de la mujer siempre ha sido el de velar por el bien común: si un miembro mejora todos lo hacen. Es por todo esto que las mujeres llevamos ventaja en temas como conciliación, respeto, empatía, organización según competencias de los miembros del equipo, así como en desarrollo y crecimiento profesional. Estas habilidades llevadas a la empresa sólo puedes significar una cosa: beneficio.

Como decía Federico Fellini: “No hay fin, no hay comienzo. Solo hay Pasión por la vida”, así que a vivir la vida liderando con Pasión.

Y tú ¿ya conoces tus pasiones? ¿Sabes cómo mantenerte en el camino?

Contacta con el equipo de 2miradas