Category Archives for lideraxgo

27 Marzo, 2017

Hay personas que llaman la atención solo por aparecer en una sala. Hay personas que parece que siempre encuentran las palabras adecuadas para compartir con los demás. Hay personas a las que apetece conocer y escuchar. Son personas con carisma.

¿Qué es el carisma? Es una palabra que proviene del griego "charis" que significa gracia o regalo. Es la capacidad de atraer o fascinar, según la R.A.E. Por eso, es una habilidad social muy apreciada y deseada. Está relacionada con la capacidad de influencia y persuasión. Y se convierte en una cualidad indispensable para el liderazgo.

Ser carismático puede ser una fortaleza personal innata pero la buena noticia es que está demostrado que también se puede aprender. Sólo hace falta tener en cuenta algunas claves para sentirnos más cómodos, con mayor confianza, fluyendo en las diferentes situaciones que se nos presenten y sabiendo conectar con las personas que nos rodean.

Claves para desarrollar el carisma:

La coherencia entre tu comunicación verbal y no verbal. Es importante ser auténtico. Poner una cara y luego hacer o decir lo contrario no genera confianza. Somos mucho más creíbles cuando somos coherentes entre nuestra forma de ser y de hacer.

La imagen. Coco Chanel decía "viste vulgar y solo verán el vestido, viste elegante y solo verán a la mujer". Esto no es más que una forma de decir que cuidemos la imagen que queremos proyectar. Da igual si es más formal o informal pero sí saber que si tenemos una mancha o la bragueta abierta probablemente se fijen en eso en lugar de en nosotros como personas o en la importancia de nuestro mensaje. Y también que sea una imagen acorde contigo, que estés cómodo/a con ella, que seas tú mismo/a. Y paradójicamente, cuando sientes que eres tú mismo, te dará más igual lo que llevas puesto. Cuida el ser más que el parecer.

Ten el "guapo subido". Esta expresión puede que la conozcamos más las chicas que los chicos. Al menos nunca se la he oído decir a ningún chico. Sin embargo, a todos nos gusta vernos bien en el espejo, gustarnos. No hace falta ser modelo ni ser guapo. Es solo sentirnos bien. Hay ropa con la que nos vemos mejor y otra con la que no queremos ni que nos vean. Para tener carisma es importante elegir aquello con lo que te gusta verte. Cuanto mejor te veas tú, mejor te verán los demás. Es cuestión de autoestima.

Saca tus artes de seducción. En los negocios como en la vida personal, se trata de enamorar.Ve con la idea de que lo más importante en la vida es amar. Así cuando quieras conocer a alguien evitarás toda timidez o vergüenza. Tu foco estará en la otra persona, querrás conocerle, saber más, querrás hacerle sentir bien y que esté a gusto contigo.

 

Postura abierta, mirada sincera y escucha activa. La mirada atenta, los brazos abiertos, las palmas hacia arriba, espalda recta, rostro relajado y una sonrisa. Es una forma de decir que estás abierto/a a conocer a la otra persona, sin juzgarla, a tratar de comprenderla, a empatizar…

Adopta la posición VASE para transmitir seguridad 

Utiliza un lenguaje sencillo. Que nos comprendan y que resultemos cercanos tiene mucho que ver con el lenguaje que utilicemos. Una de las cualidades del carisma es la capacidad de conectar y con un lenguaje que todos entiendan, adaptado al interlocutor lo lograremos mejor.

Evita la negatividad. No nos gustan las personas que están continuamente quejándose, nos alejan. Personas positivas, alegres, que inspiran, que nos motivan y creen en nosotros, nos resultan mucho más agradables.

Habla de tus emociones. Expresa lo que sientes, contagia emociones y muestra tu pasión. Así  tu mensaje será memorable porque aquello que vivimos con emoción lo recordamos mejor. Además, tocar a tu interlocutor en el momento adecuado también es un multiplicador de la potencia de tus mensajes. Por ejemplo, como dice Pau de habilidadsocial.com en su documento 10 hábitos inteligentes para ser más carismático, "si tocas a alguien mientras expresas tristeza, percibirá tu lamento de forma más intensa. Si lo haces mientras expresas felicidad, transmitirás mayor alegría." Tocar genera cercanía y nos hace sentirnos a gusto.

Utiliza el rapport para generar más confianza. Nos sentimos mejor con personas similares a nosotras, con las que tenemos cosas en común. Así que imita los gestos de tu interlocutor de forma muy sutil, a tu manera. Alinea tu tono, ritmo y volumen de voz, así como la respiración. Prueba. El rapport es una de las claves de la conexión con los demás.

Muestra tu capacidad para superar dificultades. Admiramos a las personas que creemos más fuertes o valientes. También a las que consideramos más sabias o que han hecho algo que nosotros deseamos. Son héroes o modelos de superación. Y esto nos hace mirarlos con otros ojos. Estoy segura que tú también has superado situaciones difíciles y que te has sabido remangar cuando ha hecho falta. Pues muéstralo, no te avergüences por una situación vivida, sino celebra el haber salido de ella.

No tengas miedo. Los demás son personas igual que tú, con sus fortalezas y debilidades. Nadie es perfecto. Y tú eres tan único/a como el otro. Cree en ti.

Os dejo este vídeo de Rafael Santandreu hablando del carisma, una cuestión relacionada con la introversión y la extroversión, con sentirse bien en las relaciones sociales:

Después de conocer estas claves, ¿qué vas a comenzar a hacer para desarrollar tu carisma?

Aprendiendo en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills

Muchas personas cuando no se encuentran a gusto en su puesto de trabajo se convierten en tóxicas para el resto de los miembros del equipo y su actitud, rendimiento y resultados se ven claramente afectados.

La manzana podrida y cómo despedir a un empleado

En ocasiones nos encontramos con personas que no terminan de encajar en el equipo, que han cambiado de actitud, que se encuentran quejándose continuamente, que no obtienen la productividad esperada, que no son valorados, o que no están motivados, ni se sienten como parte de un objetivo mayor, el de la propia empresa. Éstos son solo algunos de los casos que podemos detectar en los equipos de trabajo, quizá con más frecuencia de la que nos gustaría.

Ante una persona en estas circunstancias, ¿qué hacemos?

  1. A veces mantenemos a una persona por los elevados costes de despedirla, porque no encontramos a otra que la reemplace o por lo que pueda repercutirnos por parte de sindicatos, miedo a posibles demandas, etc. Muchas empresas han dejado de ganar o han perdido incluso muchísimo dinero por mantener en sus equipos y empresas a una persona. Normalmente no es la mejor opción porque a más tiempo en sus puestos, mayores son los efectos colaterales que supone mantenerla, para el equipo, para el clima de trabajo, para la consecución de objetivos, etc.
  2. Atenderla. Seguro que detrás de su comportamiento hay una necesidad que no está cubierta. Quizá haya sucedido algo en su vida que consciente o inconscientemente le tenga en una situación de amargura, depresión o rabia. Será importante antes de nada saber qué le ocurre, dedicarle un tiempo e incluso proporcionarle apoyo psicológico, de coaching, de reconocimiento o de formación, según lo que pueda estar demandando. Si creemos que es una persona valiosa (se supone que por eso está en el equipo y en la empresa) es importante tratar de hacer algo por su bienestar antes de tomar otra clase de decisiones.
  3. Despedirla. Y esto suena a veces muy duro de decir. Parece que seamos insensibles. Si después de haber puesto todo de nuestra parte para que la persona esté mejor, continúa con el mismo comportamiento, entonces, no es cuestión de sensibilidad, es cuestión de hechos y resultados. Además, muchas veces, la persona es lo que está deseando que ocurra: salir de la empresa.

Si vas a despedir a alguien, hazlo correctamente

¿Cómo despedimos a alguien?

  1. Preparación:
  • Es esencial haber hablado con la persona de antemano y que sea consciente de que el despido es una consecuencia posible dado su comportamiento.
  • Ser objetivo al identificar las causas por las que consideramos necesario el despido. Incluso es importante dedicar un tiempo para ir anotando dichos sucesos antes de exponérselo a la persona.
  • Prevé una sustitución si es necesario y procura no mover nada hasta que no se verifique que la persona no va a continuar en la empresa.
  • Convoca a la persona a una reunión. Como hoy en día el seguimiento y el cuidado de los miembros del equipo es básico para su desarrollo, tener reuniones personales con el jefe no ha de resultar nada fuera de lo común. Y siempre será la continuación a algo hablado previamente.
  • Que no esté en boca de todos. Es importante que la decisión sea entre el responsable directo y la persona en cuestión. Por mucho que a los demás les parezca una idea estupenda que se eche a esa persona, ha de ser una conversación entre los dos. Y no hacer crónica de una muerte anunciada en la que el interesado sea el último en enterarse.
  1. En la reunión:
  • Comunícate siempre con asertividad. Escucha. Mantén la actitud de querer hacerlo muy bien y con empatía hacia la persona que tienes delante.
  • Comienza preguntando cómo siguen las acciones que se había planteado hacer para mejorar su comportamiento. Y escucha su punto de vista.
  • Expón los hechos que anotaste de lo que ha sucedido. ¿Va alineado con lo que quiere cambiar? ¿O no quiere cambiar?
  • Si ya no hay más oportunidades, y dado que la consecuencia estaba clara, simplemente hacer que la persona lo recuerde. ¿Recuerdas cuál era la consecuencia de no haber cambios en tu comportamiento?
  • Hacerle notar que es una persona valiosa y que ha quedado claro que no está a gusto ahí. No se trata de retener a nadie contra su voluntad. Además, seguro que fuera de esa empresa puede encontrar múltiples oportunidades donde ser más feliz, porque merecemos ser felices en nuestro trabajo ya que es el lugar donde pasamos la mayor parte de nuestro día. Que tenga la claridad de que si no aporta valor en tu empresa puede que sea porque no es la empresa en la que mejor puede hacerlo y seguro que hay otra empresa deseando encontrar a una persona como ella. ¡Valídala!

  • Intenta en lo posible que la decisión sea consensuada y compartida o que tome la decisión el trabajador. En muchas ocasiones, como decíamos, esta persona tampoco se siente a gusto y podemos ambas partes acordar la no continuación en la empresa o que la propia persona decida que marcharse es la mejor opción.
  • Dar las gracias por el tiempo y el trabajo dedicado a la empresa.
  • Y facilitar la salida. Preparar el papeleo del despido, dar plazos hasta la fecha de salida si así fuese convenido y establecer los siguientes pasos.
  1. Cierre.
  • Sé elegante en tu despedida. Cómo tratamos a las personas hace que se tenga una imagen de cómo funcionamos como empresa y hoy en día, influye en nuestra marca como empleadores. Deja un buen sabor de boca en la persona que se va y hablará bien de ti.
  • Recopila la información de la experiencia vivida con la persona que se va. ¿Cuál ha sido el motivo final del despido y de la insatisfacción de la persona que sale de la empresa? ¿Qué has aprendido? ¿Qué puedes mejorar? ¿Qué has de cambiar tú?

Ahora que sabes cómo despedir a alguien, ojalá que no tengas que hacerlo nunca y que tus equipos sean competentes y entusiastas. De hecho, en equipos de alto rendimiento es el propio equipo el que echa a la persona que no cumple con lo que se espera de ella, y no permite que baje su rendimiento por un miembro que no da todo lo que puede aportar o que resta al equipo. Así que, crea equipos cohesionados, comprometidos, apasionados, responsables, generosos… y lidéralos para que sean grandes equipos en la consecución de los objetivos.

Cuando hay una persona que no está bien en el equipo, pregúntate a ti qué estás haciendo para que así sea. Como líderes somos responsables del bienestar de nuestros equipos.

Aprendiendo en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills

 

28 Noviembre, 2016
Comentarios desactivados en Tipo de líder: Cómo te ven en tu entorno

Muchas veces hemos oído decir frases como "a este jefe no se le puede molestar porque muerde", o "más que un jefe es como un colega" o "se le ve muy ocupado siempre ahí metido en su despacho". Cada persona y cada jefe o líder inspira con su tipo de liderazgo una sensación que después conlleva un comportamiento por nuestra parte hacia esa persona o tipo de líder.

Ahora bien, por mucho que nos disguste reconocerlo, si alguien siente "eso" hacia nosotros como lideres ¡es por algo! Por el tipo de líder que somos.

Tipo de lider: Como te ven como liderDesigned by Freepik

Yo no sé si todos buscamos ser el mejor jefe del mundo, como fue el caso de Dan Price en EEUU, pero desde luego creo que sí hemos de tratar de actuar de la mejor manera para que seamos de utilidad al equipo en lo personal y en lo profesional, en lo emocional y en lo racional. Al final, cuanto mejor estemos todos trabajando, mejores resultados tendremos.

Por eso hoy, cómo lideres, quiero invitaros a chequear qué inspiráis a vuestros equipos o a las personas de vuestro entorno. Os dejo algunas opciones sobre expresiones que podemos decir de los jefes, que pueden decir los demás de nosotros o que tipo de líder somos:

"Le tengo miedo". Esta expresión es más habitual de lo que parece. Es la sensación que desprendemos cuando estamos a la que salta, cuando vamos con el palo ante los errores, cuando dejamos de escuchar y mostrar empatía por el otro. Suele ir acompañado de agresividad verbal y mostrase muy tajante e inflexible. Ahora que puede que solo sea perro ladrador y por dentro sea una muy buena persona. Este tipo de líder, esta forma de actuar, suele ser un mecanismo de defensa.

"Es un pedazo de pan". Hay personas a las que se las ve con una dulzura o encanto, que a veces puede parecer debilidad o vulnerabilidad, pero que hace que no puedas hablar mal de él o ella. Algunas personas creen que este tipo de lideres que son todo amor no ponen los puntos sobre las íes o no tienen las agallas para responder ante situaciones. Sin embargo, ¿eso podríamos decirlo de una madre amorosa?

"Es un/a trepa". Este es el tipo de líder al que se le ve codearse con los superiores con los que es todo amabilidad pero que luego exige a los colaboradores y demás miembros del equipo, porque ha de tener éxito, y a veces, esto puede llevarle a apropiarse del buen trabajo de los demás para llevarse las medallas.

"Está en su mundo". Es el tipo de líder que delega y confía, que deja hacer y se va a su despacho, a su mundo, a sus cosas. A veces pierde un poco de perspectiva de la realidad o de lo que pasa en el día a día de su equipo.

"Él/ella lo sabe". Hay un tipo de líder al que nos gusta acudir porque nos da la respuesta que buscamos,piensa en la solución más idónea o nos da las pistas certeras para encontrarla nosotros. Es esa persona que desprende sabiduría y aunque se dedique a lo suyo, sabe cómo ayudar.

"Es lo que diga la norma". Hay algunos jefes que parece que no tengan criterio propio. Es lo que diga la norma o la política de la empresa. Es un "yo no puedo hacer nada porque aquí las cosas son así". Y es absolutamente fiel a esa norma pese a quien pese, incluso aunque sea a sí mismo.

"El majete". Este jefe es la persona que está contigo, que te hace reír, que genera un ambiente alegre, que habla con todos y que se lleva bien con todos. Prefiere ser el colega antes que el jefe y eso pesa cuando hay que tomar decisiones. El equipo puede no tomarle en serio cuando se trata de hacer lo que él sugiere.

"Porque lo digo yo". Éste tipo de persona actúa por su autoridad o más bien por el poder que cree tener. El puesto para él es lo que marca la diferencia, dejando claro que él es el jefe y los demás subordinados. Él sabe más que nadie y las cosas son como él dice.

"El/la conciliador/a". Es quien pone paz en los conflictos, quien calma los nervios y para un momento para marcar la estrategia a seguir. Es bueno poniendo orden, se puede acudir a él y suele ser justo.

Con el fin de complementar lo que os he compartido, os dejo un vídeo donde se habla de otros tipos de jefes:

https://www.youtube.com/watch?v=dvNgswMMqmk

Seguro que conoces más casos o tipos de líder. Lo importante es que tú puedes tomar conciencia de cómo actúas y elegir la forma en la que tratar a los demás según quieras que te vean.

Además, puede que no nos mostremos de una de estas formas en todo momento, que dependa de las personas con las que nos relacionamos. Podemos ser un encanto con unos y muy rígidos con otros. Revisa por qué ocurre así, ¿qué tienen esas personas para que te comportes de una forma u otra? ¿Cómo te sientes tú frente a ellas? ¿Cómo quieres ser? ¿Qué puedes comenzar a cambiar?

Aprendiendo en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills

14 Noviembre, 2016

Hace un tiempo que vengo investigando y desarrollando un modelo de liderazgo para los equipos, uno que ayude a un funcionamiento más útil, ágil y práctico para las empresas de hoy. Y es que queremos tener los mejores resultados, en el menor tiempo posible, desarrollar el talento y máximo potencial de nuestros equipos, que haya una coordinación y comunicación efectiva, que estemos perfectamente inter e intraconectados, que no perdamos el foco de los sueños y objetivos a lograr… ¿Y todo eso lo tiene que hacer un líder?¿O lo pueden hacer dos?

2miradas-al-liderazgo

 

Creo que es importante ante la flexibilidad que requieren los proyectos y el entorno, que surjan los líderes que sean necesarios según lo que haya que desarrollar y desempeñar en cada momento. ¿Y por qué lo creo? Porque dado que cada persona es especialista en un área, puede liderar el avance del proyecto en esa área. Por ejemplo, creamos un equipo de emergencias en las empresas para cuando sucede algún indeseado accidente o incendio, se pone a la cabeza la persona que mejor conoce lo que hay que hacer en esa situación aunque en su trabajo habitual no tenga la necesidad de ser él quien lidere el desarrollo del trabajo. Como los gansos en su vuelo en V, los líderes se pueden hacer el relevo y pueden trabajar en equipo.

Por lo tanto, en este contexto y en todo proyecto, organización y equipo, podemos plantear la actuación de los líderes desde dos miradas.

El líder de la mirada externa: es el líder hacia fuera.

mirada-externa-lider

 

Tiene clara la misión y la visión de lo que se quiere lograr y la transmite al equipo con pasión, entusiasmo, energía positiva, ánimo de logro y superación de obstáculos. Alienta y motiva a cada uno de sus miembros.

Se relaciona con el exterior, con los clientes, con el mercado… por lo que conoce las necesidades, escucha, tiene olfato para detectar las oportunidades, visión para el negocio y sabe cómo aportar el valor que éstos demandan.

Protege la imagen del equipo, lo cuida y defiende. Sabe ensalzarlo y hacerlo visible para los demás y el entorno. Actúa como lo haría el manager de un artista.

Revisa el trabajo para asegurarse de que cumpla las expectativas del cliente o del receptor del producto o servicio ofrecido. Además supervisa que se ajuste a los requisitos que éste requiere y transmite a ambas partes cómo ir adaptando las funcionalidades y mejoras que sean necesarias.

Es un líder que ayuda al equipo. Sabe lo que se puede ofrecer, conoce el producto y lo que puede llegar a lograr el equipo. Busca el éxito para todos.

Aporta los contactos y los recursos externos que puedan ser necesarios para facilitar el trabajo desde un punto de vista estratégico.

Sabe enfocar el valor para el negocio, asegura un buen retorno de la inversión (ROI) y analiza el coste/beneficio de las acciones a realizar para una mejor toma de decisiones.

Delega con confianza en el equipo. Confía y apuesta por el equipo. Promueve la asunción de responsabilidad de todos y cada uno para hacer el mejor trabajo.

 

El líder de la mirada interna: es el líder hacia dentro.

lider-mirada-interna

Es el líder facilitador. Trabaja al servicio de los demás, del proyecto y del bienestar del equipo.

Coordina el trabajo y hace seguimiento del mismo. Marca metas y acompaña en el avance hacia ellas.

Se relaciona con las personas que componen el equipo y hace equipo. Atiende sus necesidades, sus emociones, el desarrollo de sus capacidades y talento, con conversaciones auténticas que potencian y mejoran el desempeño.

Prevé los recursos necesarios para llevar a cabo el trabajo y los facilita. Para ello requiere de la visión de conjunto del proyecto y es resolutivo.

Es un líder que apoya al equipo, incentiva y motiva. Es un soporte para todos los miembros del equipo, un referente analítico y observador.

Resuelve conflictos, facilita la comunicación efectiva con feedback constructivo. Es conciliador.

Genera un clima creativo, de participación, con apertura, escucha, fomentando la excelencia. Un líder que pregunta, como hacen los grandes líderes según Bob Tiede "Los grandes líderes hacen preguntas".

Potencia la autonomía y la autogestión del equipo. Cree en su equipo, en su sabiduría, en su capacidad y es su mejor fan.

Estos roles se encuentran en todos los equipos bien gestionados. Puede que estén integrados en una misma persona o puede que se haga de una manera no explícita e informal. Os invito a averiguar quién de vuestro equipo ejerce el rol del líder de la mirada interna y el líder de la mirada externa. Y lo que es más importante, se trata de coherencia, que no se puede dar si no hay una excelente comunicación y alineación entre las personas que realizan estos roles.

¿Qué rol ejerces tú en tu equipo? ¿Eres líder de la mirada interna o externa? No hay ninguno más importante que el otro, son complementarios, colaborativos y se coordinan a la perfección.

¿Quieres plantear el liderazgo de estas 2 miradas? Te animo a hacerlo porque funciona.

Aprendiendo en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills

 

8 Agosto, 2016

Líder, conseguir un equipo de trabajo ganador está a tu alcance si te entrenas en el éxito.

lider

En 2miradas nos apasiona facilitarte con todo el apoyo que necesitas lograr el objetivo  una perspectiva basada en la apuesta por el factor humano, no siempre valorado en el mundo profesional y, sin embargo, de probada efectividad.

Por eso hoy vamos a recomendarte algunos trucos que sabemos son indispensables, todos ellos desde la perspectiva de un líder.

Lo primero es darnos cuenta de que estamos en un momento histórico fundamental. Y este cambio de entorno social, ya llamado entorno VUCA, lo ha provocado: la tecnología y la integración de culturas muy diversas. Por esto desde 2miradas sabemos que necesitamos líderes para el nuevo paradigma que apliquen los conocimientos que compartimos en nuestro blog. Lo segundo es saber la diferencia entre liderar y dirigir.

Además hay que tener en cuenta:

Como siempre, te esperamos aprendiendo en el camino del crecimiento y no olvides que te acompañamos con pasión hacia el logro de tu éxito.

Feliz verano - el equipo de 2miradas

¿Qué tienen algunos de nuestros Iconos que nos hacen admirarles?

Placido Domingo, Rafa Nadal, Severo Ochoa, Paloma Gómez Borrero, Tony Leblanc, Adolfo Suarez, Elsa Puncet,...

Todos ellos transmiten calidez, nos hacen seguirles, y sobre ellos la gran mayoría tenemos palabras de valoración y reconocimiento. De alguna forma, nos parecen buena gente, como a mí me lo parecen todas las personas mencionadas en este artículo.

Personas de referencia

Hoy quiero hacer referencia a 5 de las cualidades que estas personas tan representativas y de las que tenemos una gran imagen tienen, porque en mi opinión, son dignas de querer modelar:

Humildad: el significado de la humildad viene de no creerse más que los demás. Si bien es cierto que conseguir cosas materiales o ir promocionando profesionalmente nos da satisfacción, hemos de evitar que nuestro ego se alimente de ello. En su lugar, podemos acoger esos logros desde la autoestima, que se refuerza con la aceptación y el reconocimiento de uno mismo.

Ser capaces de detectar que estamos viviendo desde el ego, nos permite darnos la oportunidad de parar y retomar el camino desde la autoestima. A veces una persona que nos quiere bien es quien nos da esta alerta. Podemos obviarla o podemos escucharla y recapitular para seguir avanzando hacia donde queramos llegar. Un ejemplo de ello, nos lo cuenta Ovidio Peñalver en este vídeo:

Pasión por lo que hacen: ¿Cuántas veces hemos escuchado que hay personas que viven realizando su hobby? Cuando nos dedicamos a lo que realmente queremos hacer, el tiempo vuela, estamos disfrutando de la vida, nos cuesta menos esfuerzo, y nos sale bien. Ese refuerzo que nos da el hacerlo bien, hace que queramos seguir haciéndolo y esa experiencia genera nuevas ideas, con lo que seguimos desarrollando mejor aún nuestra pasión.

Patricia Ramírez, nos invita a fluir desarrollando la pasión, porque eso nos permite brillar en la vida, como nos cuenta en este vídeo:

Mejora y aprendizaje continuo: Y es que hay muchas formas de ser cada día un poco mejores. Podemos seguir los pasos del ciclo PDCA basado en el principio de mejora continua de la gestión de la calidad, para marcarnos unos objetivos, caminar hacia ellos, ir chequeando lo que vamos consiguiendo y retocando aquello que todavía no esté yendo como nos gustaría. Pero hay una clave importante en todo ello, y es que para hacerlo ¡hay que querer!

Crecer personal y profesionalmente depende de la voluntad que pongamos en ello. Por tanto, estar en aprendizaje continuo podríamos decir que tiene que ver con la calidad que tenemos como personas y con la perseverancia. Sí, con la perseverancia, porque si ante el primer obstáculo que nos encontremos, abandonamos, es que no era suficiente importante para nosotros lograrlo.

Sólo de esta manera se puede llegar a conseguir un éxito tan relevante como el que Severo Ochoa, premio Nobel de medicina, obtuvo y fue uno de los precursores de la biología molecular, ayudando con sus investigaciones a descifrar el código genético.

Mejora continua

Image by © Bettmann/CORBIS

Humanidad: Hoy en día decimos que una persona se muestra humana cuando muestra las emociones. Y es que no nos han enseñado mucho a gestionarlas a pesar de que está demostrado que el éxito profesional depende en un 80% de decisiones dictadas por las emociones, según estudió Daniel Goleman.

Por lo tanto, el desarrollo de la inteligencia emocional es un valor en alza en las empresas, en los líderes y en el desarrollo de cada una de las personas para ser más felices y lograr los objetivos deseados.

Por ejemplo, ¿cómo no emocionarse cuando te dan 80 minutos ininterrumpidos de aplausos? Eso le sucedió a Plácido Domingo en 1991 y es quien ostenta el record del mundo hasta el momento. Ya en anteriores ocasiones había ido batiendo su propio record, lo que le llevó (como se muestra en la imagen) a hacer pases con su capa de Otello, pero si queréis ver un trocito de ese momento de aplausos de 1991, aunque no se ve muy bien el vídeo, sí se siente la emoción.

Emoción

20minutos.es/ EFE

Cercanía: Prestar atención a quienes tenemos a nuestro alrededor, dedicarles un tiempo, una mirada, recordar sus nombres, firmarles un autógrafo o hacerse una foto (si hablamos de nuestros iconos). ¿Os habéis dado cuenta de que casi no tocamos a nadie a lo largo del día? Tocamos los ordenadores, tocamos los productos... ¿y a las personas? Un saludo genera la cercanía y la afectividad de acoger y hacer sentir acogidos. Incluso con los rivales, porque la educación no ha de faltar, como hace Rafa Nadal.

Rafael Nadal Cualidades éxito

Ser accesible para lo bueno y para lo malo, porque solemos saber con qué personas podemos irnos de fiesta, pero contamos con muchas menos para que nos presten sus oídos o su hombro para desahogarnos.

Seguro que tú conoces a muchas más personas estupendas que transmiten todas estas cualidades, personas amables, con las que gusta estar, de las que gusta aprender. Es posible que tengas alguna cerca, aunque no sea mundialmente famosa. Así que ponla en valor y si te gustan estas cualidades ¿cuándo vas a empezar a trabajarlas?

¡Me gusta la buena gente!

Aprendiendo en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills

Querido compañero,

¿Cuál es tu modelo de liderazgo? ¿Utilizas diferentes modelos de liderazgo según la situación, el momento, el equipo...?

 Liderazgo emocional

Warren Blank habla de las 9 leyes en el liderazgo:

  1. Un líder tiene seguidores-aliados de buena voluntad.
  2. El liderazgo es una acción recíproca.
  3. El liderazgo sucede igual que si sucede un acontecimiento.
  4. Los líderes hacen uso de su influencia, incluso por encima de su autoridad formal.
  5. Los líderes actúan sobrepasando los límites de los procedimientos definidos por sus organizaciones.
  6. El liderazgo implica riesgo e incertidumbre.
  7. No todo el mundo seguirá la iniciativa de un líder.
  8. Conocimiento – la capacidad para procesar información – crea el liderazgo.
  9. El liderazgo es un proceso de autorreferenciar. Los líderes y los seguidores procesan la información, según un sistema de referencias subjetivas e internas.

En mis tres anteriores artículos hablé del modelo de Liderazgo Transaccional, del modelo de Liderazgo Transformador y del modelo de Liderazgo Trascendente. Hoy quisiera hablarte del modelo de liderazgo:

  1. 4.       Liderazgo emocional

Un claro ejemplo de alguien que ejerció este tipo de liderazgo fue: Goleman. Actualmente Vicente del Bosque, Simeone…

¿Qué lo caracteriza?

Goleman creía que es fundamental escucharnos a nosotros y a los demás, para entender y aprender de la experiencia.

Con el fin de ampliar más información te dejo un vídeo en el que entrevistan a Daniel Goleman y habla de: “Inteligencia social y liderazgo”

El liderazgo emocional es fundamental porque todas las personas actuamos por emociones y además éstas se contagian.

Tiene mucho que ver con nuestros sentidos, con lo que vemos, oímos, sentimos cuando estamos trabajando, y sobre todo, con cómo influir en eso que vemos, sentimos y oímos para estar mejor y dar lo mejor.

El líder emocional es capaz de provocar las emociones en el otro para que repercuta positivamente en su bienestar y en su productividad, que esté más contento en su día a día, que pueda expresar sus emociones de manera equilibrada, etc. Del liderazgo emocional se deriva el clima laboral y poder actuar sobre las emociones colectivas, como nos cuenta Ovidio Peñalver aquí. ¿Cómo quieres que se sienta tu equipo en su trabajo diario?

Ya hablé en otro de mis artículos sobre la importancia de las emociones en el liderazgo en claves de las emociones en el liderazgo.

¿Cuándo usarlo?

En 2miradas recomendamos utilizarlo siempre, ya que la insatisfacción de los colaboradores impacta directamente en la cuenta de resultados.

líderes emocionalmente inteligentes

¿Qué otros modelos de liderazgo conoces?

 Te dejo un vídeo que complementa todo lo que te he estado compartiendo en mis últimos 4 artículos: “Modelos de Liderazgo”.

 

Después de lo que te he compartido ¿Qué te vas a proponer para ejercer los diferentes tipos de liderazgo? ¿Cuándo vas a empezar a hacerlo?

¡Tú puedes, puedes lograr lo que te propongas, además, te lo mereces!

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

Querido compañero,

¿Cuál es tu modelo de liderazgo? ¿Utilizas diferentes modelos de liderazgo según la situación, el momento, el equipo...?

 liderazgo

Para Burt Nanus existen 7 megahabilidades en el liderazgo:

  1. Visión de futuro.
  2. Dominio de los cambios.
  3. Diseño de la organización.
  4. Aprendizaje anticipado.
  5. Iniciativa.
  6. Dominio de la interdependencia.
  7. Altos niveles de integridad.

En mis dos anteriores artículos hablé del modelo de Liderazgo Transaccional y del modelo de Liderazgo Transformador. Hoy quisiera hablarte del modelo de liderazgo:

  1. 3.       Liderazgo Trascendente

Ejemplos de quienes ejercieron este tipo de liderazgo fue Jesús de Nazaret, Nelson Mandela, Teresa de Calcuta… Actualmente Malala Yousafhai.

¿Qué lo caracteriza?

El líder transcendente fija resultados externos a sí mismo y mira más por los demás que por él mismo. El liderazgo trascendente se basa en valores y los realiza a nivel personal y los promueve a nivel colectivo.

El objetivo de este líder es traspasar la misión a sus colaboradores y conseguir que su equipo la lleve a término, dando un sentido de servicio a la causa.

Una ventaja de este tipo de liderazgo es que se consigue de las personas compromiso, cooperación y cambio; y una desventaja es que este líder tendrá que estar continuamente reforzando a las personas y la visión para que siga siendo compartida.

¿Cuándo usarlo?

  • Cuando se quiere incrementar el nivel de compromiso e implicación de los colaboradores.
  • Cuando se necesita una expansión o hay que preparar a personas por un crecimiento del negocio.
  • En el desarrollo de futuros mandos y directivos.
  • Cuando se quiere dotar de sentido de trascendencia a la labor de las personas en la organización.
  • Para poner en valor la importancia de la tarea a realizar.

¿Qué otros modelos de liderazgo conoces?

 Te dejo un vídeo que complementa todo esto: Discurso de Willian Wallace.

 

Después de lo que te he compartido ¿En qué momento vas a utilizar este tipo de liderazgo? ¿De qué manera puedes mejorarlo?

¡Tú puedes, puedes lograr lo que te propongas, además, te lo mereces!

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

Querido compañero,

¿Cuál es tu modelo de liderazgo? ¿Utilizas diferentes modelos de liderazgo según la situación, el momento, el equipo...?

Liderazgo Transformador

Para Sun Tzu en su libro: El arte de la guerra dice que “El liderazgo es una cuestión de inteligencia, honradez, humanidad, coraje y disciplina... Cuando uno tiene las cinco virtudes todas juntas, cada una correspondiente a su función, entonces uno puede ser un líder.”

En mi anterior artículo hablé del modelo de Liderazgo Transaccional. Hoy quisiera hablarte del modelo de liderazgo:

2. Liderazgo Transformador

Claros ejemplos de quienes ejercieron este tipo de liderazgo: Steve Jobs, Adolf Hitler, Martin Luther King, Ghandi… y actualmente Ferrán Adriá.

 ¿Qué diferencia principal y complementariedad hay entre el liderazgo Transaccional y el Transformador?

A diferencia del liderazgo transaccional que busca mantener las mismas cosas pero con una mejoría, en el liderazgo transformacional se busca cambiar el futuro.

Estos 2 modelos de liderazgo pueden ser complementarios en una organización, por ejemplo: líderes transformadores que tienen la capacidad de diseñar y comunicar grandes misiones estratégicas, pueden pasar las misiones a los líderes transaccionales para la ejecución de los detalles.

¿Qué lo caracteriza?

El líder transformador inspira y motiva a los demás con sus palabras, su hacer y su pasión. Para sus colaboradores son ejemplos a seguir. Este líder conoce a quienes le siguen y es capaz de dar a cada uno las tareas que mejor van a llevar a cabo, consiguiendo mejores resultados.

Además, este líder provoca cambios en las personas y en la empresa y promueve la autonomía, el empowerment de sus colaboradores.

Otra característica de este líder es que ofrece una visión a sus seguidores y de esta forma dota a las personas de un propósito y sentido a lo que hacen, consiguiendo que las personas trabajen más y mejor.

Estos líderes cuidan los intereses de las empresas y velan por cada uno de los miembros de su equipo preocupándose, tanto por su vida personal, como profesional.

Con el fin de complementar lo que estoy escribiendo te dejo un artículo en el que se habla de: “Ghandi: 12 lecciones de liderazgo”

  

Claves Liderazgo Transformacional

 

Una ventaja es que les hace sentir importantes a los colaboradores con lo que estos darán lo mejor de sí mismos, aumentado su rendimiento y como desventaja el beneficio que se obtiene es a largo plazo, además, puede utilizarse este tipo de liderazgo de forma inmoral.

¿Cuándo usarlo?

  • Cuando los colaboradores tienen un nivel suficiente de madurez que les permita lograr el éxito en la ejecución de sus resultados.
  • Cuando se quiere cuidar el clima organizacional, y fomentar la creatividad.
  • Cuando el líder quiere contribuir al desarrollo profesional de sus colaboradores.
  • Cuando se necesitan mejorar los procesos, innovar, buscar nuevas áreas de negocio, ampliar las opciones para la resolución de problemas y toma de decisiones.
  • Las Pymes que tienen líderes transformacionales pueden conseguir metas ambiciosas y pueden alcanzar un éxito rápido, gracias a la visión y habilidades de trabajo en equipo del líder.

¿Qué otros modelos de liderazgo conoces?

Te dejo un vídeo que complementa todo esto: “Líder Transformador”

Después de lo que te he compartido ¿En qué momento vas a utilizar este tipo de liderazgo? ¿De qué manera puedes mejorarlo?

¡Tú puedes, puedes lograr lo que te propongas, además, te lo mereces!

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

Querido compañero,

¿Cuál es tu modelo de liderazgo? ¿Utilizas diferentes modelos de liderazgo dependiendo de la situación, el momento, el equipo...?

Liderazgo

 Para Harold Koontz el liderazgo es: “El arte o proceso de influir en las personas para que se esfuercen entusiasta y voluntariamente en el cumplimiento de metas grupales.”

 En mis próximos cuatro artículos hablaré de 4 diferentes modelos de liderazgo:

  1. Liderazgo Transaccional.
  2. Liderazgo Transformador.
  3. Liderazgo Trascendente.
  4. Liderazgo Emocional.

Hoy quisiera hablarte del modelo de liderazgo:

 1.       Liderazgo Transaccional

Claros ejemplos de quienes ejercieron este tipo de liderazgo: Napoleón Bonaparte, Margareth Thatcher, Juan Domingo Perón… Actualmente lo ejerce Angela Merkel.

¿Qué lo caracteriza?

Ludivina Herrera, directora de la Licenciatura en Administración y Estrategia de Negocios del Tecnológico de Monterrey, Campus Santa Fe habla sobre este tipo de liderazgo y dice: “Su mejor beneficio es lograr objetivos de manera inmediata, así como delimitar los beneficios según el acuerdo y el desempeño del trabajador, se puede decir que es inversamente proporcional a su desempeño”. 

El objetivo del líder que ejerce este tipo de liderazgo es que los empleados lleven a cabo las metas y objetivos marcados por el líder y la empresa, mientras que el objetivo de los empleados es hacer lo que su líder les indique y a cambio ellos, reciben premios o castigos en función del esfuerzo realizado.

El líder debe estar pendiente de sus empleados con el fin de encontrar las fallas y desviaciones, centrándose en el en el papel de supervisión, organización y desempeño del grupo.

Los líderes transaccionales se centran en seguir reglas existentes y en aumentar la eficiencia de las rutinas y procedimientos establecidos. En cambio, no se preocupan en hacer cambios en la estructura de la organización.

Una ventaja es que ambas partes pueden lograr su objetivo, con lo que los dos salen ganando, otra ventaja es que el líder transaccional tiene una alta capacidad de respuesta para hacer frente a pequeños detalles de funcionamiento.

Una desventaja es que no existe una relación de compromiso permanente entre las dos partes, si no hay implicación emocional; otra desventaja es que los líderes transaccionales no orientan estratégicamente a las empresas a conseguir liderazgo en el mercado.

¿Cuándo usarlo?

  • No hay demasiado tiempo para llevar a cabo la tarea.
  • Las personas no saben o no tienen la iniciativa para llevar a cabo la tarea. O no tienen autonomía para realizarla.
  • Cuando hay que marcar un qué y un cómo.
  • Cuando la meta está claramente marcada, y requiere una calidad de respuesta determinada o para proyectos que necesitan ser llevados a cabo de una manera específica.
  • El trabajo requiere de supervisión.
  • Este tipo de liderazgo también es eficaz en situaciones de crisis y de emergencia.

¿Qué otros modelos de liderazgo conoces?

Te dejo un vídeo que complementa todo esto: “Liderazgo en Práctica – Líder transaccional”.

Después de lo que te he compartido ¿En qué momento vas a utilizar este tipo de liderazgo? ¿De qué manera puedes mejorarlo?

 ¡Tú puedes, puedes lograr lo que te propongas, además, te lo mereces!

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

 No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García