Category Archives for comunicacion-2

Querido compañero,

¿Para qué utilizas el silencio? ¿En qué momento usas el silencio?

Claves sobre el uso del silencio

Según la Wikipedia, el silencio es la ausencia total de sonido. Y, sin embargo, que no haya sonido alguno no siempre quiere decir que no haya comunicación. El silencio ayuda en pausas reflexivas que sirven para tener más claridad de las situaciones o mensajes. El silencio es igual de importante que el sonido porque sin sonido no se podrían hacer silencios.

En la música, por ejemplo, sin silencio las canciones serían muy rápidas y no habría tiempo para que respirara quien la está interpretando. Los silencios permiten dar armonía y ritmo. Generalmente, el silencio sirve de pausa reflexiva tras una comunicación, para ayudar a valorar el mensaje.

Existen muchos tipos de silencio algunos de los que utilizamos en nuestro día a día son:

  • Silencio emocional: Ocurre cuando mostramos una actitud abierta de plena atención y escucha en el otro. En este silencio podemos ser como un espejo y se crea sintonía con el otro. Un ejemplo de silencio emocional es el que se produce cuando mirando a una persona a los ojos. Aquí puedes comprobar lo que ocurre:

 

  • Silencio reflexivo: Se produce tras un dato o información que el otro no se espera.
  • Silencio injerente: Sucede como una forma expresa de ataque o castigo del otro por una información que hemos dado.
  • Silencio responsable: Se produce cuando se desconoce o no se tiene la suficiente certeza sobre un tema o algo que nos han dicho. Se suele realizar por cautela.
  • Silencio cómplice: Es aquel que sucede por conveniencia oportunista, porque se obtendrá una ventaja o por miedo. Por ejemplo: estás en una tienda, hay alguien que está robando y quien lo ve no dice nada.
  • Silencio tolerante: Se produce al no responder a alguien ante una agresión o insulto con el fin de evitar problemas o conflictos mayores.

William Shakespeare ya nos decía sobre el silencio: “Es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras” y antes Confucio nos recordaba: “El silencio es el único amigo que jamás traiciona”

Quiero facilitarte algunas claves en el uso del silencio cuando nos comunicamos:

  • No existe una regla universal del tiempo que se debe mantener el silencio.
  • El silencio no es sinónimo de neutralidad, indiferencia o no saber qué hacer.
  • El silencio tiene valor en cuanto que comunica algo.
  • Durante el silencio, la comunicación no verbal tiene una importancia capital.
  • El silencio es importante cuando hablamos en público, pues rompe el ritmo de lo que estamos diciendo y de esta manera mantenemos la atención y el interés del auditorio.
  • Mirar al que habla en silencio provoca interés del tema que esté tratando.
  • Utilizar el silencio y la mirada a los ojos ante algo que nos han dicho y nos ha molestado, lleva a que el otro explique más detalladamente lo que ha indicado o a que nos pida disculpas.
  • Dejar 2 segundos de cortesía antes de colgar el teléfono o para hacer un inciso.
  • El buen comunicador vale más por lo que sabe y calla, que por lo que cuenta.
  • Utiliza el silencio si vas a hacer promesas que no vayas a cumplir.
  • Si vas a ser portador de una noticia inesperada, utiliza el silencio para ayudar a que la otra persona supere su duelo o sorpresa. Y recuerda hacerlo con empatía.

Claves de uso del silencio con nosotros mismos:

  • El silencio es necesario para concentrarnos en la realización de muchas tareas, para relajarnos, descansar o meditar.
  • El silencio nos aporta energía y recarga nuestra mente, desactivando o frenando a nuestro ego durante ese periodo de tiempo.
  • Practicar el silencio nos lleva un estado de reflexión serena y puede ayudarnos a alcanzar un nivel profundo de paz interior.
  • Vivir el silencio facilita la proyección de lo que queremos hacer en un futuro más o menos inmediato.
  • El silencio nos proporciona tiempo para pensar, para encontrar soluciones a problemas que nos surgen en nuestro día a día.
  • El silencio nos ayuda a nuestro aprendizaje continuo, para reflexionar sobre hechos vividos o decisiones a tomar.
  • Algunas cosas son demasiado hermosas para para ser descritas por palabras. Es necesario admirarlas en silencio para disfrutar de ellas en toda su plenitud.
  • Usemos el silencio para conocernos más, desactivar el piloto automático en el que nos movamos en la vida y conectémonos con nuestra potencialidad, con lo que queremos ser y la vida que deseamos.

¿En qué otros casos utilizas el silencio?

Además, en nuestra vida cotidiana vivir el silencio es a veces casi imposible por todos los ruidos exteriores e interiores que nos rodean. Esto nos lleva a generar y buscar espacios y momentos en los cuales podamos disfrutar del silencio tan necesario.

Con el fin de complementar lo que te he comentado, os dejo una música que os puede facilitar algún momento de silencio, meditación o reflexión:

 

Después de lo que te he compartido ¿en qué momentos vas a utilizar el silencio? ¿Cuándo vas a empezar a hacerlo?

¡Tú puedes, puedes lograr lo que te propongas, además, te lo mereces!

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

 

22 diciembre, 2016

Felices fiestas

Un final de año más. Un nuevo comienzo. Y en este cambio recuerda que es Navidad:

Nueva vida, nuevos proyectos, nuevas ilusiones…

Acompañarnos de quienes queremos.

Vivir cada momento y hacerlo especial.

Imaginar cómo podría ser mejor, soñar…

Disfrutar con cada detalle.

Amar lo que hagamos, querernos y mostrar nuestro cariño.

Dar con generosidad todo el talento y todo lo bueno que tenemos dentro.

 

Feliz Navidad 

En este final de 2016 celebra lo que has conseguido, recárgate para comenzar el nuevo año y sé feliz.

Nosotras estaremos siempre ahí para ti, para tu equipo, para las personas que lo necesiten de tu entorno, porque seguimos disfrutando con pasión de nuestra vocación y queremos acompañarte en el logro de tu éxito.

Gracias a todos por seguir confiando en nosotros.

Equipo 2miradas

5 diciembre, 2016

Querido compañero, ¿Sabes cómo preguntar? ¿Cómo haces preguntas? ¿Qué tienes en cuenta a la hora de hacer preguntas?

cómo preguntar Designed by Freepik

Una de las habilidades necesarias hoy en día tanto en nuestra vida personal como profesional es el Saber Preguntar: cómo preguntar. De hecho, el arte de hacer preguntas o mayéutica definida en los tiempos de Platón y Sócrates, ha llegado a nuestros días a través de una técnica que hoy está de moda: el Coaching, en el que se habla de preguntas poderosas.

Daniel Goleman considera que el principal error que cometen las personas con escasas habilidades sociales es que intentan dirigir la conversación o el comportamiento del otro demasiado pronto y no sintonizar con su marco de referencia. Tratan de cambiar de tema bruscamente y dan sus opiniones o se muestran en desacuerdo pronto, antes de que se haya creado una sintonía adecuada con los demás.

Para evitar este error, al relacionarnos con los demás es importante tener en cuenta sus sentimientos, procurando no provocarles emociones desagradables (que llevarían a rechazarnos) y contribuir en lo posible a que experimenten emociones satisfactorias (que ayuden a sentirse bien consigo mismas y con nosotros).

Este aspecto es útil tanto a nivel personal, en nuestras relaciones diarias con las personas de nuestro entorno, como a nivel profesional, porque de esta forma será más fácil que compren nuestros productos y servicios.

Según Carnegie hemos de mantener conductas que nos ayudan a resultar agradables a los demás y predisponerlos a nuestro favor.

Para resultar más agradables a ojos de los demás podemos:

  • No criticar.
  • No llevar la contraria, no entrar en confrontación.
  • Hacer elogios sinceros.
  • Destacar los puntos de acuerdo con el interlocutor.
  • Evitar discusiones.
  • Tener presentes las expectativas de los demás sobre nuestro comportamiento, lo que esperan de nosotros, para poder adaptarnos y que no nos sorprendan los resultados.

Ya Albert Einstein decía: “lo importante es: no dejar de cuestionarse”.

¿Por qué saber cómo preguntar es una habilidad a desarrollar? Saber cómo preguntar lleva a poder recabar toda la información necesaria para poder cumplir las  expectativas de nuestros clientes e incluso superarlas. Nos predispone a enfocarnos en el cliente facilitándonos la empatía. También nos permite averiguar las verdaderas necesidad o necesidades de los clientes. Y nos puede llevar a realizar cierres de ventas o acuerdos con nuestros clientes.

Algunas claves a la hora saber cómo preguntar:

  • Haz preguntas para ayudar al otro a descubrir por sí mismo la respuesta. Esta nueva información acelera sus resultados.
  • Haz preguntas orientadas hacia el futuro y soluciones. Esto ayuda a enfocarnos en el logro de objetivos y en la toma de responsabilidades.
  • Espera paciente la respuesta. Cada uno tenemos nuestro tiempo de procesar la información y de responder a la misma.
  • Sé cortés y respetuoso a la hora de formular preguntas.
  • Cuida los términos, tecnicismos y las formas de expresión. Adáptate a tu interlocutor.
  • Evita preguntas insustanciales.
  • No preguntes aquello que puedes averiguar por ti mismo, salvo que tengas dudas o quieras verificarlo.
  • No supongas, asegúrate preguntando.
  • Si no entiendes la respuesta, vuelve a preguntar.
  • Sé preciso, concreto y claro, evita ambigüedades.
  • Encuentra el momento oportuno, el lugar, el entorno, según la disposición en que se encuentre el interlocutor.
  • Ten en cuenta los intereses, la personalidad, las expectativas y la forma en que cada cual se relaciona con los demás y, en particular, al que se le va a preguntar.

¿Qué otros aspectos tienes en cuenta a la hora de formular preguntas?

Te recuerdo una de mis frases: “ La calidad de las respuestas que recibes refleja la calidad de las preguntas que haces”.

Con el fin de complementar lo que te he comentado, te dejo 10 preguntas poderosas que espero sepas contestar:

 

Después de lo que te he compartido ¿qué vas a mejorar cuando hagas preguntas? ¿Cuándo vas a empezar a hacerlo? ¿Cómo vas a contribuir a que las personas de tu entorno experimenten emociones más satisfactorias?

¡Tú puedes, puedes lograr lo que te propongas, además, te lo mereces!

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

 

 

 

 

 

24 octubre, 2016

Últimamente estamos oyendo hablar de cambios de paradigma, de la necesidad de sumarse a las nuevas tecnologías, contar con nuevas infraestructuras y atender a la emocionalidad de las personas en entornos de trabajo flexibles e innovadores, entre otras cuestiones.

Se buscan personas que aporten valor

Las empresas no pueden seguir funcionando como lo hacían hace 20 años porque los clientes no demandan lo mismo que hace 20 años, ni lo mismo que hace 10 años. Y tampoco, las personas que componen las empresas tienen las mismas inquietudes, ni las mismas formas de trabajar.

En épocas anteriores se podía pensar que una empresa nos ofrecía trabajo y que nuestra responsabilidad al aceptarlo era simplemente atender a ese trabajo, deseablemente haciéndolo de la mejor forma posible. Sin embargo, esto hoy no es suficiente. Las empresas, de cara a su supervivencia, y por tanto, para seguir manteniendo la empleabilidad de las personas que las componen y el beneficio que aportan a la sociedad, buscan hoy personas que aporten valor.

¿Cómo contribuyes al éxito de la organización?

¿Qué haces tú por mantener y mejorar tu trabajo?

¿Trabajas como deseas trabajar?

Los líderes han de ser cada día más cercanos, facilitadores y acompañantes del desarrollo de las personas. Ayudan al crecimiento del negocio ayudando a crecer a sus equipos. Ésta es su aportación de valor. Y para lograrlo es importante:

Creer en las capacidades del equipo para crear. Todas las personas son valiosas. Por eso están en la organización. Y si creemos que no es así, entonces hemos de tomar otra clase de decisiones. Pero si están, es porque tenemos la claridad de que aportan al grupo, al trabajo, a la misión y visión. Además, los líderes han de fomentar y transferir los valores de la empresa a sus equipos para estar alineados, remando todos en la misma dirección.

Fomentar la participación para que se ponga sobre la mesa toda la sabiduría del grupo. El mensaje es: "¿Quieres aportar? ¡Puedes!" Para ello es necesaria la apertura para saber recibir las diferentes versiones de las aportaciones. Y también, definir las reglas del juego de la participación respetuosa e inteligente. ¿Cuál es el canal que resulta más facilitador para los participantes?

Escuchar a las personas. Para saber si una persona aporta valor hay que prestarla atención, apreciando lo que expresa. ¿Qué dice? ¿Qué no dice? ¿Qué quiere decir? ¿Va más allá? ¿Cómo de interesante puede ser lo que dice? Y por supuesto, atender también a su persona, cómo es, qué hace, cómo lo muestra… Es importante fomentar un buen clima de confianza para que se pueda hablar sin miedo a juicios, etiquetas o descalificaciones.

Encontrar la mejor opción. Con las propuestas, juntos analizar, criticar, mejorar y llegar a acuerdos para avanzar y conseguir la mejor versión de lo que se quiere aportar.

Tener capacidad de resolución. Tomar decisiones y pasar a la acción. Si no se da continuidad a las ideas que se han compartido, queda en meras intenciones y se acaba perdiendo el sentido de contribución y el "para qué" de quienes aportan. Se trata de hacer realidad, hacer tangibles las ideas porque cuando una persona con talento que quiere aportar no ve resultados, se va a otra empresa donde sí quieran implementar sus ideas.

Hoy los líderes no han de saber todo. Se rodean de personas que pueden aportar mucho valor, mucho conocimiento e ideas, líderes que tienen una visión más global para ejercer su liderazgo en entornos más abiertos, diversos y ambiguos.

Aportar valor no es cuestión solo de los "elegidos". Tú, ¿cómo puedes aportar valor?

Dando lo mejor de ti. Buscando la excelencia, siendo inconformista ante la mediocridad. Si sabes que puedes hacerlo mejor, ¡hazlo!

Utilizando los canales a tu disposición. Atrévete a aportar tus ideas y propuestas de mejora, o proponiendo nuevos canales. Siempre hay una forma de hacer llegar nuestras ideas. Y como ejemplo, esta canción de Toni, porque cuando quieres ser feliz no hay limitaciones.

Optimizando. Nadie mejor que tú conoce tu trabajo. Y seguro sabes qué cosas se pueden hacer de forma más fácil, menos burocrática, más eficientemente…

Actitud positiva. La actitud enfocada a la mejora continua, al aprendizaje y a la superación es clave para aportar valor y que se note que lo aportas. Ningún impulsor del cambio lo ha logrado con desidia y rindiéndose a la primera.

Formándote. Si crees que para hacerlo mejor has de capacitarte más, pídelo. Ponte en marcha. Comienza. Que no quede solo en debería, o me gustaría. Da el primer paso, pues ése es el principio del cambio.

Subirnos al carro del nuevo paradigma donde todos estamos trabajando por la sostenibilidad de las empresas, del empleo, de la satisfacción en el trabajo, de la armonía en la convivencia y del crecimiento personal y profesional, está en buena parte en nosotros.

¿Cuándo vas a comenzar a aportar valor?

Aprendiendo en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills

Dentro de las empresas está siendo un hecho la transformación digital. Los procesos se optimizan a través de las nuevas tecnologías, se mejoran las vías de comunicación especialmente entre personas a nivel internacional, uso de herramientas colaborativas para atender proyectos de manera rápida, creativa, inmediata, en línea…etc.

errores-en-la-transformacion-digital
Photo by Vladimir Kudinov

Sin embargo, cuando una empresa se plantea esta transformación y esta mejora continua de adaptación a las necesidades del entorno, es importante no caer en errores como:

Falta de apoyo de los directivos y líderes de la empresa: Desde las altas estancias hasta los mandos medios y responsables de equipos. Necesitamos que aquellas personas a las que el resto de colaboradores mira y admira sea consistente con el cambio que se quiere promover. Esto genera credibilidad, facilita la adhesión a la causa y se reducen las resistencias.

Desconocer la madurez del proceso de digitalización de la empresa: Es necesario testar al inicio cuál es el punto de partida, los perfiles de los diferentes colaboradores y su posicionamiento frente al cambio digital. IBM en su informe "Digital reinvention: Preparing for a very different tomorrow" indica un modelo de madurez para determinar la evolución del proceso de digitalización de la empresa.

Falta de planificación y administración de la comunicación del cambio: Los rumores, la incertidumbre de lo que supondrá el cambio y la mala o nula información baja la productividad de las personas en las empresas. Una eficaz comunicación es esencial desde el inicio hasta el final del proceso de transformación digital. Al inicio para inspirar la necesidad de cambio, para promoverlo; y al final, para mantener el nuevo sistema. Ha de tratarse como un proceso de venta al cliente (interno) terminando en la fidelización de cada colaborador.

No tener un equipo embajador de la transformación digital: Muchas empresas en este proceso de cambio necesitan nuevos departamentos y estructuras, una forma diferente de gestionar el conocimiento, y también una revisión de la cultura empresarial, entre otros aspectos. Para ello, es importante crear un equipo enfocado y motivado por el futuro, que se implique, que sea inspirador para el resto de las personas y que vaya analizando, mejorando, creando, probando e integrando las propuestas desde antes de su lanzamiento.

Mantenerse ajeno a la emocionalidad de las personas frente a la transformación digital: el cambio lo realizan las personas, bien adquiriendo nuevas herramientas que han de aprender a manejar o atendiendo a nuevos procedimientos o tareas. "¿Desaparecerá mi puesto de trabajo?", "¿Sabré utilizar la nueva tecnología?", "¿Qué tendré que modificar en mi día a día, respecto a lo que ya hago con seguridad y comodidad?" Nos cuesta salir de nuestra zona de confort y a veces no entendemos por qué tenemos que cambiar. Será importante revisar el clima laboral, estar al tanto de posibles conflictos e incluso preverlos, detectar el estrés y la motivación para el cambio.

Falta de creatividad e innovación: Existen tantas posibilidades y soluciones para la transformación digital de la empresa como ideas se les puedan ocurrir a las personas. Siempre habrá un software que consiga hacer lo que nos interesa y si no, se crea. Dejar volar la imaginación es imprescindible para llegar más lejos, para ser diferente, para mejorar y crecer. Y la creatividad es una habilidad cada vez más necesaria en los líderes de hoy en día.

Impedir la participación de los colaboradores: La mejor forma de comprometerse con un cambio es ser parte de él. En la transformación digital es importante averiguar la forma de hacer partícipes a los colaboradores, de que lleguen sus ideas a ser propuestas de valor, de que se sientan representados, escuchados y acompañados en el cambio. Una forma de hacerlo es creando un espacio o canal participativo donde todos los miembros de la empresa puedan expresar sus opiniones e ideas creativas y de mejora referentes a los temas tratados respecto al cambio. Y después, que sean herramientas personalizadas, tanto para el cliente como para cada colaborador. Por ejemplo, desde Recursos Humanos, que haya beneficios adaptados a las necesidades de cada persona.

Ahora que sabemos algunas de las claves para llevar a cabo una transformación digital, ¿qué te falta? ¿Qué puedes hacer mejor? ¿Qué haces ya muy bien? Feliz transformación.

Raquel Bonsfills

Aprendiendo en el camino del crecimiento.

19 septiembre, 2016

Como seres sociales y porque convivimos con otras personas, las habilidades sociales son esenciales para sentirnos bien con nosotros y con los demás.

habilidades-sociales

Podemos definir las habilidades sociales como conductas, pensamientos y emociones que nos permiten relacionarnos con otras personas. Y son relevantes, como dice la psicóloga Patricia Ramírez, para:

  • Expresar amor, agrado y afecto. Porque hay personas que no son capaces de decir "te quiero" o que no sabes cómo demostrar su afectividad.
  • Pedir favores. Hay personas que les cuesta muchísimo porque sienten que molestan o que van a hacer que otros le dediquen su tiempo.
  • Aceptar halagos. Hay personas que se sienten vulnerables ante los halagos y hacen como que no se los dicen para no "ablandarse".
  • Decir que no. Tanto si nos piden hacer algo como si nos invitan a algún evento por un sentimiento de no defraudar a quien nos lo pide y que no cambie su concepto de nosotros.
  • Afrontar situaciones que nos molestan y decirlo. Muchas personas prefieres tragarse la incomodidad que les supone un hecho antes que confrontarlo con la personas para evitar que vuelva a suceder o simplemente, no aceptarlo esa vez.
  • Hablar en público. Y es que esto es un acto social en el que queremos agradar a todos y en el que de antemano nos sentimos juzgados.
  • Pedir trabajo. Hoy día que es tan importante la red de contactos para acceder al entorno laboral, es esencial perder el miedo a pedir a los demás un trabajo.
  • Expresar opiniones encontradas. Por miedo a hacer el ridículo, por no defraudar al grupo o al interlocutor, caer bien, por creer que nuestra opinión no es importante…
  • Superar el estrés. Si estamos estresados normalmente estamos muy afectados por el entorno, que nos domina y nos supera. Las exigencias de los demás o las autoexigencias nos fuerzan a hacer esfuerzos extra que a veces no sabemos manejar.

El desarrollo de las habilidades sociales, según Daniel Goleman, en su libro La práctica de la Inteligencia Emocional , nos lleva a practicar en las siguientes áreas:

  • Influencia: utilizar tácticas eficaces y trabajar la capacidad de persuasión. Invitar a hacer algo, ofrecer los beneficios para la persona si lo hace,… Y si una táctica no funciona, no insistir e insistir, ¡cambiarla por otra!
  • Gestión de Conflictos: negociar y resolver los desacuerdos. ¿Qué podemos hacer para que ambos podamos adecuarnos a las circunstancias que nos hemos encontrado? Buscar el ganar-ganar comprendiendo las necesidades e intereses de las partes afectadas, desarrollando la empatía antes que el ataque y el cierre en posiciones.
  • Comunicación: transmitir mensajes claros, directos y convincentes. Mensajes desde el yo, con asertividad, aprendiendo decir no, a dar las gracias, siendo honesto con uno mismo. Afrontar la situación lo antes posible para no quedárnoslo rumiando.
  • Liderazgo: inspirar, orientar, guiar… Por eso recuperar el propio liderazgo es esencial para liderar a los demás. Comenzar por uno mismo. Para ello, es importante tener visión, ilusión y ese nuevo objetivo servirá de motor para uno mismo permitiéndonos mirar al futuro, soñar y después, contagiar el sueño a otros.
  • Catalizador de Cambios: iniciar, promover o acompañar el cambio paso a paso. Si algo nos molesta de nuestro propio comportamiento o de la forma en que nos tomamos las cosas, cambiémoslo. Si es algo de los demás, pidámoselo. Si no cambia, asumamos nosotros la forma en la que llevarlo mejor. "Si no cambias tú, tendré que cambiar yo".

habilidades-sociales-2

  • Establecer vínculos: alimentar las relaciones. Cada vez buscamos servicios y productos más personalizados. Se hace necesario saber tratar a los clientes, conocerlos, saber cubrir las necesidades de los clientes, adaptarnos a ellos, relacionarnos e interactuar con ellos. Es igual que hacemos para mantener una amistad, llamamos, nos preocupamos, nos mantenemos en contacto… Hoy en día todo el entorno digital permite esto de una forma más sencilla, ayudémonos de la tecnología a nuestro alcance.
  • Colaboración y cooperación: trabajar con otros para alcanzar objetivos compartidos.  Juntos somos más creativos, podemos llegar a más personas, nos podemos beneficiar más, presentar mejores propuestas, más completas,… La satisfacción compartida sube en intensidad. "Lo puedo hacer yo solo aunque… ¿y si lo hago contigo?¿qué más se aportaría?"
  • Habilidades de equipo: crear sinergias para trabajar por las metas colectivas. Personas enfrentadas dentro del equipo, malas caras a un compañero… dan muy mala imagen y nos hacen no querer ir al trabajo.  ¿No sería mucho mejor aprender a valorar a los compañeros, sus habilidades y poder decir al cliente: “espera un momento que llamo a Miguel que te responderá mejor porque él domina completamente este tema”?

Para completar esta información os dejo un vídeo con 12 consejos de nuestra comunicación no verbal para desarrollar las habilidades sociales.

Ahora que sabes algunas tácticas para practicar y mejorar tus habilidades sociales ¿qué vas a empezar a hacer?

Aprendiendo en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills

25 julio, 2016

Querido compañero,

¿Trabajas en equipo? ¿Por qué trabajas en equipo?

Por todos es de sobra conocido que el ser humano necesita unirse a otros para alcanzar metas que serían imposibles de lograr uno solo. Por este motivo, el origen del trabajo en equipo se encuentra en la necesidad de alcanzar objetivos y conseguir resultados.

equipo-de-trabajoDiseñado por Freepik

Ya te hablé en uno de mis artículos de los factores a tener en cuenta en el trabajo en equipo y de algunas técnicas de trabajo en equipo.

Hoy quisiera compartirte las ventajas y desventajas en trabajar en equipo. Algunas de las ventajas que se logran son:

  • Se consigue una mayor eficacia y compromiso. La aceptación de los miembros de un equipo aumenta la participación y el grado de compromiso con los objetivos, así como la integración con el equipo. Además, el hecho de participar en el análisis y toma de decisiones compromete con las metas del equipo y los objetivos organizacionales. George Clements nos indica que “el espíritu de equipo es lo que da a muchas empresas una ventaja sobre sus competidores”
  • Trabajar en equipo produce unos resultados mejores y de mayor calidad. Al trabajar en equipo hay más componentes que pueden detectar, atender, resolver o cuestionar cualquier asunto haciendo que el resultado se haya optimizado. “Los individuos marcan goles, pero los equipos ganan partidos” Zig Ziglar
  • Cuando alguien trabaja en equipo se fomentan las relaciones interpersonales, creando un mejor clima laboral y una mejor comunicación entre sus miembros.
  • Mayor éxito en las tareas complejas. Trabajar en equipo supone dividir el trabajo y multiplicar los resultados. Tener un equipo bien organizado permite que se simplifiquen las tareas y que cada miembro especializado pueda abordar aquella parte para la cual se muestra más competente. Realizando después una tarea integradora, el trabajo se hace más manejable.
  • Mayor suma total de conocimientos, experiencias e información. Trabajando en equipo se pueden lograr sinergias, lo que significa que el resultado global alcanzado por el grupo sea superior a la suma de los resultados que obtendrían sus componentes trabajando individualmente. La Madre Teresa de Calcuta decía:“yo hago lo que usted no puede, y usted hace lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas”. 
  • Estimula la creatividad, de esta manera se crean más enfoques de un problema y un aumento del entendimiento de las perspectivas de los otros.

Trabajo en equipo imagen 2miradas

  • Enriquecimiento individual y de grupo. Trabajando en equipo se logra un mayor y más rápido aprendizaje de cada uno de sus miembros. Se entra en una dinámica de dar y recibir que permite crecer a todo el equipo.
  • Mejor comprensión de la decisión tomada. El trabajo en grupo permite distintos puntos de vista a la hora de tomar una decisión, esto permite una mayor comprensión del trabajo y minimiza las frustraciones. Además, las decisiones que se toman con la participación de los miembros de un equipo tienen mayor aceptación que las decisiones tomadas por un solo individuo.
  • Motivación, satisfacción e integración. Los miembros de un equipo tienen la oportunidad de aplicar sus conocimientos y competencias y además, pueden ser reconocidos por sus integrantes. Lo más hermoso del trabajo en equipo es que siempre tienes a otros de tu lado” Margaret Carty.
  • Apoyo. Un equipo que trabaja conjuntamente permite a cada uno de sus miembros tener un respaldo por parte del equipo para ayudar en momentos de necesidad, para aconsejar, para mentorizar, para acompañar emocionalmente, para celebrar…

¿Qué otras ventajas encuentras cuando trabajas en equipo?

Se recela, a veces, del trabajo en equipo porque presenta una serie de desventajas que habría que tener en cuenta. Algunas de ellas son:

  • Mayor costo de tiempo, por ejemplo, el que se consume en reuniones discutiendo soluciones y acciones y retrasando su puesta en marcha, sobre todo si hay que llegar a un consenso.
  • Se diluyen algunas responsabilidades, por ejemplo, es posible que si se cometen errores, nadie quiera asumirlos en forma individual. O que haya acciones a realizar que no queden bajo la responsabilidad de nadie, como en el limbo porque ¿esto no lo hacías tú?¿ah, pero no eras tú?
  • Que se den desacuerdos y posibles divisiones, por ejemplo, conflictos de intereses. Puede ser que impere el dominio de unas pocas de las personas que componen el equipo sobre los demás, o que puedan generarse conflictos duraderos entre los miembros. Hay ocasiones en las que hay muchas diferencias en las formas de pensar y éstas pueden llevar a discusiones que dividan al grupo.
  • Que haya componentes del equipo que se escaqueen en el trabajo cotidiano. Que existan miembros del grupo que trabajen a un determinado ritmo y otros que no quieran seguirlo. Esto resultará más difícil de comprobar cuanto mayor sea el número de miembros que compongan el equipo.

Buena parte de estas desventajas se solventan con una mejor comunicación entre los miembros del equipo y reuniones más efectivas. Además, es necesaria la confianza en todas y cada una de las personas que componen el equipo.

Con el fin de complementar la información que te acabo de compartir, te dejo un vídeo que nos habla del trabajo en equipo: “Seamos gansos”

Después de lo que te he compartido ¿Qué otros beneficios tienes en cuenta a la hora de trabajar en equipo? Y ¿para qué te sirven en tu día a día?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

Los 5 axiomas de la comunicación

Querido compañero,

¿Qué tienes en cuenta a la hora de comunicarte? ¿Cómo te comunicas?

 5 axiomas

 

Ya he escrito varios artículos sobre la comunicación por ejemplo: técnica de comunicación asertiva o te hablé de la estructura de la comunicación efectiva o comunícate asertivamente

Hoy quiero compartir contigo los 5 axiomas de la comunicación, antes me gustaría compartirte unas cifras preocupantes:

 -CYBERPSYCOLOGY (2013)  Los malos entendidos por Whatsapp y Facebook provocan 28 millones de rupturas sentimentales en el mundo

- CENTRO DE ESTUDIOS FINANCIEROS -CEF- (2010) afirma: “La mala comunicación interna es la principal toxina laboral en Europa”

Aunque todavía hay esperanza:

-OTX SOCIALAGE (2014) El 76% de los españoles prefieren hablar en persona a enviar un mail o un mensaje.

-RANSTAAD (2014) Más del 25% de las empresas invirtió en el 2014 en formar a sus empleados en temas relacionada con la Comunicación.

Paul Watzlawick fue un teórico y psicólogo austríaco nacionalizado estadounidense. Fue uno de los principales autores de la Teoría de la comunicación humana y del Constructivismo radical, y una  importante referencia en el campo de la Terapia sistémica y, en general, de la Psicoterapia. Desde 1960, residió y trabajó toda su vida en la ciudad y Universidad californianas de Palo Alto.

Según Watzlawick, existen cinco axiomas en su teoría de la comunicación humana. Se consideran axiomas a algo evidente que no requiere demostrarse, porque su cumplimiento es indefectible; en otros términos, reflejan condiciones de hecho en la comunicación humana, que nunca se hallan ausentes. En otras palabras: el cumplimiento de estos axiomas no puede, por lógica, no verificarse.

Estos 5 axiomas son:

  1. Es imposible No comunicar. Todo comportamiento es una forma de comunicarse.
  2. En toda comunicación hay dos niveles: contenido y relacional y es por tanto una metacomunicación.
  3. La naturaleza de la comunicación depende de la puntuación de la secuencia de hechos. Cada uno cree que la conducta del otro es la causa de su propia conducta, cuando la comunicación humana es un proceso cíclico y no puede reducirse a un juego de causa y efecto.
  4. La comunicación humana implica dos modalidades: digital (lo que se dice, la comunicación verbal) y analógica (cómo se dice, la comunicación no verbal).

No es lo mismo:         Lo que se piensa decir.

Lo que se quiere decir.

Lo que se sabe decir.

Lo que se dice.

Lo que se oye.

Lo que se entiende.

Lo que se acepta.

Lo que se retiene.

Lo que se aplica.

  1. Los intercambios comunicacionales pueden ser: simétricos (intercambios igualitarios, por ejemplo una pareja) y complementarios (intercambios aditivos, por ejemplo: una madre y una hija).

Como resumen podemos decir: “No es necesario decir todo lo que se piensa pero sí es necesario pensar todo lo que se dice”

Me gustaría complementar lo que estoy hablando y para ello te dejo un vídeo de Paul Watzlawick que habla de la verdad y la realidad:

Después de lo que acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿Cómo vas a trabajar y/o tener en cuenta estos axiomas cuando te comunicas?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

 

Cada día escuchamos la importancia del lenguaje incluso como instrumento de curación. Desde la ontología del lenguaje, de Rafael Echevarría, hasta el pensamiento positivo, pasando por su utilidad en la detección del talento, con el llamado lenguaje analógico.

¿Qué nos decimos y cómo nos lo decimos?

Comunicación

Estudios realizados por científicos rusos ya descubrieron que hasta el ADN puede ser influenciado y reprogramado por palabras y frecuencias. E incluso nuestro cuerpo puede modificarse si nos hablamos en la frecuencia adecuada. Sabiendo de la importancia que puede tener el lenguaje sobre nosotros y nuestro comportamiento, podemos comenzar a gestionarlo para que funcione a nuestro favor.

Cuando nos decimos "no puedo más", las posibilidades de poder un poco más disminuyen. Y lo mismo si nos expresamos en sentido negativo con nuestros compañeros, colaboradores, amigos y familiares. Creyendo que estamos ayudando con frases del tipo "no te rindas", nuestro cerebro, que no sabe interpretar el "NO", lo que está favoreciendo es a llevar a que la persona piense en rendirse.

Enric Lladó nos deja unos ejemplos más que os comparto en este vídeo:

Del mismo modo, cuando nos quejamos o expresamos un problema, el hecho de poner el problema sobre la mesa, desahogarnos, criticar, puede aliviarnos emocionalmente tan sólo porque exponemos con palabras lo que nos ocurre.

Ahora bien, para poder avanzar, sobre todo en las empresas pero también en nuestras relaciones personales, será más efectivo si al mismo tiempo que exponemos el problema, añadimos también las posibles soluciones. Como decía David Kelly, fundador de IDEO y d.school, “es responsabilidad del que ve un problema callárselo y traer problema y solución a la mesa juntos” como nos ha recogido Mamen Perera en su artículo "palabras tóxicas".

Claves para una comunicación más útil y sana con nosotros mismos y con los demás:

  • ¿Lo que te dices te abre opciones o te las limita? Expresarnos en un sentido más amplio, con preguntas del tipo ¿cómo puedo solucionar esto?, nos abre muchas más opciones que si nos preguntamos ¿por qué me pasa esto a mí? Y nos da la oportunidad de resolver y afrontar lo que nos ocurre.
  • Utilizar metáforas capacitantes. Se ha comprobado que el uso de las metáforas nos permite asociar ideas con conceptos relacionados que, en general, nos facilitan la comprensión. Por ejemplo, "me encuentro entre la espada y la pared" nos aclara la idea que queremos expresar. Ahora bien, hemos de poner cuidado para elegir la metáfora más adecuada, la que nos potencie, la que nos permita enriquecer nuestra vida, como por ejemplo "abrir el abanico de las oportunidades que se nos presentan".
  • Tener un amplio vocabulario, como se ha demostrado en los estudios sobre neurociencia,  contribuye a mejorar la reserva cognitiva del cerebro, la responsable de subsanar nuestra pérdida de memoria incipiente en el ocaso de la vida.
  • Palabras como Gracias, Por favor, lo siento, perdón, te amo...tienen una fuerza especial en nosotros, y es la base del antiguo arte hawaiano Ho'oponopono.
  • Las distinciones, nos permiten elegir la palabra más adecuada cuando sabemos qué significa cada una de ellas. Por ejemplo, no es lo mismo aceptar que resignarse. Os dejo algunos ejemplos de distinciones aquí.
  • Evitar las generalizaciones "nada me sale bien" (¿nada?, ¿no hay excepciones? Seguro que algo te sale bien en algún ámbito de tu vida), las distorsiones "no me coge el teléfono, seguro que está enfadado conmigo" (¿y no podría ser por otro motivo?) y las eliminaciones "no puedo" (¿no puedes qué y en qué momento?), en nuestra forma de expresarnos.  
  • Hablarnos con cariño. Evitarnos insultos "¡es que parezco tonto!", etiquetarnos a nosotros mismos "soy tan torpe...", aceptar como generalidad lo que ha ocurrido una vez "siempre meto la pata",  y permitirnos errores, utilizar la compasión hacia nosotros mismos, una compasión entendida como acogida, que nos proporciona calma y seguridad, como indica la "Compassion focused therapy" de Paul Gilbert.

¿Cómo vas a comenzar a hablarte a partir de ahora? ¿Y cómo vas a hablar a los demás?

Te espero aprendiendo en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills

Querido compañero,

¿Conoces la forma en que persuades a los demás? 

Persuadir

Hoy quiero comentar contigo algo que ayer compartí en el MBA Internacional especializado en marketing dentro del módulo resolución de conflictos, y es la habilidad de la persuasión, que junto con otras como la escucha completa del otro, la empatía, la asertividad, o el tratamiento de quejas y objeciones, nos permite llegar a mejores acuerdos y soluciones.

Wikipedia define la persuasión como la influencia social de las creencias, actitudes, intenciones,motivaciones y comportamientos. La persuasión es un proceso intencionado destinado a cambiar la actitud o comportamiento de una persona o un grupo hacia algún evento, idea, objeto o persona(s), mediante el uso de palabras para transmitir información, sentimientos, o el razonamiento, o una combinación de los mismos.

La persuasión es también una habilidad que podemos desarrollar con tiempo, esfuerzo y práctica. Cuanto más confiables parezcamos, más fácil nos será ser persuasivos.

Convencer no es vencer, es ser capaces de tener las respuestas y argumentos necesarios, de comprender al otro, de mostrar la actitud necesaria y de transmitirlo con entusiasmo, ya que si a ti no te entusiasma algo, no puedes lograr que a otro le entusiasme.

Me gustaría poner algo más de marco sobre este tema y para ello os pongo un link donde se explica la diferencia entre influir, persuadir y manipular.

¿Cuáles son los pilares de la persuasión? En mi opinión, os comparto los 6 pilares que considero más importantes, que son:

  • Credibilidad del mensaje. ¿Cómo has preparado el mensaje? ¿Cuál es el objetivo de tu mensaje? ¿A quién te vas a dirigir? ¿Crees en lo que vas a decir? Aportar experiencias, propias y ajenas, correctamente combinadas con el mensaje, facilitarán la comprensión y el deseo de aceptación del otro. Argumenta con explicaciones lógicas y racionales.
  • Credibilidad, coherencia y confiabilidad del emisor. ¿Qué haces para ser coherente en tu comunicación? ¿Qué haces cada día para resultar una persona creíble y confiable? Crea un clima de confianza para que el otro pueda manifestar todas sus dudas y expresa tu emoción, pues se contagia.
  • Capacidad de Comunicación. ¿De qué manera te comunicas? ¿Cómo te expresas? ¿Utilizas un lenguaje comprensible y adaptado a tu interlocutor? ¿Cuidas tu comunicación no verbal? ¿Qué preparas cuando quieres comunicar?
  • Capacidad para conocer a la otra parte. ¿Qué sabes del otro? ¿Qué preguntas para detectar sus necesidades y lo que le importa? ¿De qué manera te interesas por el otro? Haz que tus mensajes sean interesantes para el otro y piensa que en general lo que más nos interesa es que alguien nos escuche. Pregúntale. Interésate por él y procura que este interés sea verdadero (el falso interés se nota enseguida).
  • Liderazgo Personal. ¿Cómo desarrollas tu carisma? ¿Qué tipo de liderazgo sueles ejercer? ¿Cómo puedes inspirar para que te sigan? Y también el hecho de que te vean como un modelo, que gustes por tus cualidades, capacidades, tu forma de ser y hacer, será una clave muy importante para la persuasión.
  • Reciprocidad. ¿Lo qué pides se equipara a lo que estás dispuesto a dar?

Con el fin de complementar lo que estoy hablando te dejo un vídeo sobre la persuasión que aporta más información sobre las características indispensables para que tu mensaje sea más persuasivo.

Después de lo que acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿De qué manera vas a mejorar tu capacidad de persuasión?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García