Category Archives for comunicacion-2

Dentro de las empresas está siendo un hecho la transformación digital. Los procesos se optimizan a través de las nuevas tecnologías, se mejoran las vías de comunicación especialmente entre personas a nivel internacional, uso de herramientas colaborativas para atender proyectos de manera rápida, creativa, inmediata, en línea…etc.

errores-en-la-transformacion-digital
Photo by Vladimir Kudinov

Sin embargo, cuando una empresa se plantea esta transformación y esta mejora continua de adaptación a las necesidades del entorno, es importante no caer en errores como:

Falta de apoyo de los directivos y líderes de la empresa: Desde las altas estancias hasta los mandos medios y responsables de equipos. Necesitamos que aquellas personas a las que el resto de colaboradores mira y admira sea consistente con el cambio que se quiere promover. Esto genera credibilidad, facilita la adhesión a la causa y se reducen las resistencias.

Desconocer la madurez del proceso de digitalización de la empresa: Es necesario testar al inicio cuál es el punto de partida, los perfiles de los diferentes colaboradores y su posicionamiento frente al cambio digital. IBM en su informe "Digital reinvention: Preparing for a very different tomorrow" indica un modelo de madurez para determinar la evolución del proceso de digitalización de la empresa.

Falta de planificación y administración de la comunicación del cambio: Los rumores, la incertidumbre de lo que supondrá el cambio y la mala o nula información baja la productividad de las personas en las empresas. Una eficaz comunicación es esencial desde el inicio hasta el final del proceso de transformación digital. Al inicio para inspirar la necesidad de cambio, para promoverlo; y al final, para mantener el nuevo sistema. Ha de tratarse como un proceso de venta al cliente (interno) terminando en la fidelización de cada colaborador.

No tener un equipo embajador de la transformación digital: Muchas empresas en este proceso de cambio necesitan nuevos departamentos y estructuras, una forma diferente de gestionar el conocimiento, y también una revisión de la cultura empresarial, entre otros aspectos. Para ello, es importante crear un equipo enfocado y motivado por el futuro, que se implique, que sea inspirador para el resto de las personas y que vaya analizando, mejorando, creando, probando e integrando las propuestas desde antes de su lanzamiento.

Mantenerse ajeno a la emocionalidad de las personas frente a la transformación digital: el cambio lo realizan las personas, bien adquiriendo nuevas herramientas que han de aprender a manejar o atendiendo a nuevos procedimientos o tareas. "¿Desaparecerá mi puesto de trabajo?", "¿Sabré utilizar la nueva tecnología?", "¿Qué tendré que modificar en mi día a día, respecto a lo que ya hago con seguridad y comodidad?" Nos cuesta salir de nuestra zona de confort y a veces no entendemos por qué tenemos que cambiar. Será importante revisar el clima laboral, estar al tanto de posibles conflictos e incluso preverlos, detectar el estrés y la motivación para el cambio.

Falta de creatividad e innovación: Existen tantas posibilidades y soluciones para la transformación digital de la empresa como ideas se les puedan ocurrir a las personas. Siempre habrá un software que consiga hacer lo que nos interesa y si no, se crea. Dejar volar la imaginación es imprescindible para llegar más lejos, para ser diferente, para mejorar y crecer. Y la creatividad es una habilidad cada vez más necesaria en los líderes de hoy en día.

Impedir la participación de los colaboradores: La mejor forma de comprometerse con un cambio es ser parte de él. En la transformación digital es importante averiguar la forma de hacer partícipes a los colaboradores, de que lleguen sus ideas a ser propuestas de valor, de que se sientan representados, escuchados y acompañados en el cambio. Una forma de hacerlo es creando un espacio o canal participativo donde todos los miembros de la empresa puedan expresar sus opiniones e ideas creativas y de mejora referentes a los temas tratados respecto al cambio. Y después, que sean herramientas personalizadas, tanto para el cliente como para cada colaborador. Por ejemplo, desde Recursos Humanos, que haya beneficios adaptados a las necesidades de cada persona.

Ahora que sabemos algunas de las claves para llevar a cabo una transformación digital, ¿qué te falta? ¿Qué puedes hacer mejor? ¿Qué haces ya muy bien? Feliz transformación.

Raquel Bonsfills

Aprendiendo en el camino del crecimiento.

19 septiembre, 2016

Como seres sociales y porque convivimos con otras personas, las habilidades sociales son esenciales para sentirnos bien con nosotros y con los demás.

habilidades-sociales

Podemos definir las habilidades sociales como conductas, pensamientos y emociones que nos permiten relacionarnos con otras personas. Y son relevantes, como dice la psicóloga Patricia Ramírez, para:

  • Expresar amor, agrado y afecto. Porque hay personas que no son capaces de decir "te quiero" o que no sabes cómo demostrar su afectividad.
  • Pedir favores. Hay personas que les cuesta muchísimo porque sienten que molestan o que van a hacer que otros le dediquen su tiempo.
  • Aceptar halagos. Hay personas que se sienten vulnerables ante los halagos y hacen como que no se los dicen para no "ablandarse".
  • Decir que no. Tanto si nos piden hacer algo como si nos invitan a algún evento por un sentimiento de no defraudar a quien nos lo pide y que no cambie su concepto de nosotros.
  • Afrontar situaciones que nos molestan y decirlo. Muchas personas prefieres tragarse la incomodidad que les supone un hecho antes que confrontarlo con la personas para evitar que vuelva a suceder o simplemente, no aceptarlo esa vez.
  • Hablar en público. Y es que esto es un acto social en el que queremos agradar a todos y en el que de antemano nos sentimos juzgados.
  • Pedir trabajo. Hoy día que es tan importante la red de contactos para acceder al entorno laboral, es esencial perder el miedo a pedir a los demás un trabajo.
  • Expresar opiniones encontradas. Por miedo a hacer el ridículo, por no defraudar al grupo o al interlocutor, caer bien, por creer que nuestra opinión no es importante…
  • Superar el estrés. Si estamos estresados normalmente estamos muy afectados por el entorno, que nos domina y nos supera. Las exigencias de los demás o las autoexigencias nos fuerzan a hacer esfuerzos extra que a veces no sabemos manejar.

El desarrollo de las habilidades sociales, según Daniel Goleman, en su libro La práctica de la Inteligencia Emocional , nos lleva a practicar en las siguientes áreas:

  • Influencia: utilizar tácticas eficaces y trabajar la capacidad de persuasión. Invitar a hacer algo, ofrecer los beneficios para la persona si lo hace,… Y si una táctica no funciona, no insistir e insistir, ¡cambiarla por otra!
  • Gestión de Conflictos: negociar y resolver los desacuerdos. ¿Qué podemos hacer para que ambos podamos adecuarnos a las circunstancias que nos hemos encontrado? Buscar el ganar-ganar comprendiendo las necesidades e intereses de las partes afectadas, desarrollando la empatía antes que el ataque y el cierre en posiciones.
  • Comunicación: transmitir mensajes claros, directos y convincentes. Mensajes desde el yo, con asertividad, aprendiendo decir no, a dar las gracias, siendo honesto con uno mismo. Afrontar la situación lo antes posible para no quedárnoslo rumiando.
  • Liderazgo: inspirar, orientar, guiar… Por eso recuperar el propio liderazgo es esencial para liderar a los demás. Comenzar por uno mismo. Para ello, es importante tener visión, ilusión y ese nuevo objetivo servirá de motor para uno mismo permitiéndonos mirar al futuro, soñar y después, contagiar el sueño a otros.
  • Catalizador de Cambios: iniciar, promover o acompañar el cambio paso a paso. Si algo nos molesta de nuestro propio comportamiento o de la forma en que nos tomamos las cosas, cambiémoslo. Si es algo de los demás, pidámoselo. Si no cambia, asumamos nosotros la forma en la que llevarlo mejor. "Si no cambias tú, tendré que cambiar yo".

habilidades-sociales-2

  • Establecer vínculos: alimentar las relaciones. Cada vez buscamos servicios y productos más personalizados. Se hace necesario saber tratar a los clientes, conocerlos, saber cubrir las necesidades de los clientes, adaptarnos a ellos, relacionarnos e interactuar con ellos. Es igual que hacemos para mantener una amistad, llamamos, nos preocupamos, nos mantenemos en contacto… Hoy en día todo el entorno digital permite esto de una forma más sencilla, ayudémonos de la tecnología a nuestro alcance.
  • Colaboración y cooperación: trabajar con otros para alcanzar objetivos compartidos.  Juntos somos más creativos, podemos llegar a más personas, nos podemos beneficiar más, presentar mejores propuestas, más completas,… La satisfacción compartida sube en intensidad. "Lo puedo hacer yo solo aunque… ¿y si lo hago contigo?¿qué más se aportaría?"
  • Habilidades de equipo: crear sinergias para trabajar por las metas colectivas. Personas enfrentadas dentro del equipo, malas caras a un compañero… dan muy mala imagen y nos hacen no querer ir al trabajo.  ¿No sería mucho mejor aprender a valorar a los compañeros, sus habilidades y poder decir al cliente: “espera un momento que llamo a Miguel que te responderá mejor porque él domina completamente este tema”?

Para completar esta información os dejo un vídeo con 12 consejos de nuestra comunicación no verbal para desarrollar las habilidades sociales.

Ahora que sabes algunas tácticas para practicar y mejorar tus habilidades sociales ¿qué vas a empezar a hacer?

Aprendiendo en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills

25 julio, 2016

Querido compañero,

¿Trabajas en equipo? ¿Por qué trabajas en equipo?

Por todos es de sobra conocido que el ser humano necesita unirse a otros para alcanzar metas que serían imposibles de lograr uno solo. Por este motivo, el origen del trabajo en equipo se encuentra en la necesidad de alcanzar objetivos y conseguir resultados.

equipo-de-trabajoDiseñado por Freepik

Ya te hablé en uno de mis artículos de los factores a tener en cuenta en el trabajo en equipo y de algunas técnicas de trabajo en equipo.

Hoy quisiera compartirte las ventajas y desventajas en trabajar en equipo. Algunas de las ventajas que se logran son:

  • Se consigue una mayor eficacia y compromiso. La aceptación de los miembros de un equipo aumenta la participación y el grado de compromiso con los objetivos, así como la integración con el equipo. Además, el hecho de participar en el análisis y toma de decisiones compromete con las metas del equipo y los objetivos organizacionales. George Clements nos indica que “el espíritu de equipo es lo que da a muchas empresas una ventaja sobre sus competidores”
  • Trabajar en equipo produce unos resultados mejores y de mayor calidad. Al trabajar en equipo hay más componentes que pueden detectar, atender, resolver o cuestionar cualquier asunto haciendo que el resultado se haya optimizado. “Los individuos marcan goles, pero los equipos ganan partidos” Zig Ziglar
  • Cuando alguien trabaja en equipo se fomentan las relaciones interpersonales, creando un mejor clima laboral y una mejor comunicación entre sus miembros.
  • Mayor éxito en las tareas complejas. Trabajar en equipo supone dividir el trabajo y multiplicar los resultados. Tener un equipo bien organizado permite que se simplifiquen las tareas y que cada miembro especializado pueda abordar aquella parte para la cual se muestra más competente. Realizando después una tarea integradora, el trabajo se hace más manejable.
  • Mayor suma total de conocimientos, experiencias e información. Trabajando en equipo se pueden lograr sinergias, lo que significa que el resultado global alcanzado por el grupo sea superior a la suma de los resultados que obtendrían sus componentes trabajando individualmente. La Madre Teresa de Calcuta decía:“yo hago lo que usted no puede, y usted hace lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas”. 
  • Estimula la creatividad, de esta manera se crean más enfoques de un problema y un aumento del entendimiento de las perspectivas de los otros.

Trabajo en equipo imagen 2miradas

  • Enriquecimiento individual y de grupo. Trabajando en equipo se logra un mayor y más rápido aprendizaje de cada uno de sus miembros. Se entra en una dinámica de dar y recibir que permite crecer a todo el equipo.
  • Mejor comprensión de la decisión tomada. El trabajo en grupo permite distintos puntos de vista a la hora de tomar una decisión, esto permite una mayor comprensión del trabajo y minimiza las frustraciones. Además, las decisiones que se toman con la participación de los miembros de un equipo tienen mayor aceptación que las decisiones tomadas por un solo individuo.
  • Motivación, satisfacción e integración. Los miembros de un equipo tienen la oportunidad de aplicar sus conocimientos y competencias y además, pueden ser reconocidos por sus integrantes. Lo más hermoso del trabajo en equipo es que siempre tienes a otros de tu lado” Margaret Carty.
  • Apoyo. Un equipo que trabaja conjuntamente permite a cada uno de sus miembros tener un respaldo por parte del equipo para ayudar en momentos de necesidad, para aconsejar, para mentorizar, para acompañar emocionalmente, para celebrar…

¿Qué otras ventajas encuentras cuando trabajas en equipo?

Se recela, a veces, del trabajo en equipo porque presenta una serie de desventajas que habría que tener en cuenta. Algunas de ellas son:

  • Mayor costo de tiempo, por ejemplo, el que se consume en reuniones discutiendo soluciones y acciones y retrasando su puesta en marcha, sobre todo si hay que llegar a un consenso.
  • Se diluyen algunas responsabilidades, por ejemplo, es posible que si se cometen errores, nadie quiera asumirlos en forma individual. O que haya acciones a realizar que no queden bajo la responsabilidad de nadie, como en el limbo porque ¿esto no lo hacías tú?¿ah, pero no eras tú?
  • Que se den desacuerdos y posibles divisiones, por ejemplo, conflictos de intereses. Puede ser que impere el dominio de unas pocas de las personas que componen el equipo sobre los demás, o que puedan generarse conflictos duraderos entre los miembros. Hay ocasiones en las que hay muchas diferencias en las formas de pensar y éstas pueden llevar a discusiones que dividan al grupo.
  • Que haya componentes del equipo que se escaqueen en el trabajo cotidiano. Que existan miembros del grupo que trabajen a un determinado ritmo y otros que no quieran seguirlo. Esto resultará más difícil de comprobar cuanto mayor sea el número de miembros que compongan el equipo.

Buena parte de estas desventajas se solventan con una mejor comunicación entre los miembros del equipo y reuniones más efectivas. Además, es necesaria la confianza en todas y cada una de las personas que componen el equipo.

Con el fin de complementar la información que te acabo de compartir, te dejo un vídeo que nos habla del trabajo en equipo: “Seamos gansos”

Después de lo que te he compartido ¿Qué otros beneficios tienes en cuenta a la hora de trabajar en equipo? Y ¿para qué te sirven en tu día a día?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

Los 5 axiomas de la comunicación

Querido compañero,

¿Qué tienes en cuenta a la hora de comunicarte? ¿Cómo te comunicas?

 5 axiomas

 

Ya he escrito varios artículos sobre la comunicación por ejemplo: técnica de comunicación asertiva o te hablé de la estructura de la comunicación efectiva o comunícate asertivamente

Hoy quiero compartir contigo los 5 axiomas de la comunicación, antes me gustaría compartirte unas cifras preocupantes:

 -CYBERPSYCOLOGY (2013)  Los malos entendidos por Whatsapp y Facebook provocan 28 millones de rupturas sentimentales en el mundo

- CENTRO DE ESTUDIOS FINANCIEROS -CEF- (2010) afirma: “La mala comunicación interna es la principal toxina laboral en Europa”

Aunque todavía hay esperanza:

-OTX SOCIALAGE (2014) El 76% de los españoles prefieren hablar en persona a enviar un mail o un mensaje.

-RANSTAAD (2014) Más del 25% de las empresas invirtió en el 2014 en formar a sus empleados en temas relacionada con la Comunicación.

Paul Watzlawick fue un teórico y psicólogo austríaco nacionalizado estadounidense. Fue uno de los principales autores de la Teoría de la comunicación humana y del Constructivismo radical, y una  importante referencia en el campo de la Terapia sistémica y, en general, de la Psicoterapia. Desde 1960, residió y trabajó toda su vida en la ciudad y Universidad californianas de Palo Alto.

Según Watzlawick, existen cinco axiomas en su teoría de la comunicación humana. Se consideran axiomas a algo evidente que no requiere demostrarse, porque su cumplimiento es indefectible; en otros términos, reflejan condiciones de hecho en la comunicación humana, que nunca se hallan ausentes. En otras palabras: el cumplimiento de estos axiomas no puede, por lógica, no verificarse.

Estos 5 axiomas son:

  1. Es imposible No comunicar. Todo comportamiento es una forma de comunicarse.
  2. En toda comunicación hay dos niveles: contenido y relacional y es por tanto una metacomunicación.
  3. La naturaleza de la comunicación depende de la puntuación de la secuencia de hechos. Cada uno cree que la conducta del otro es la causa de su propia conducta, cuando la comunicación humana es un proceso cíclico y no puede reducirse a un juego de causa y efecto.
  4. La comunicación humana implica dos modalidades: digital (lo que se dice, la comunicación verbal) y analógica (cómo se dice, la comunicación no verbal).

No es lo mismo:         Lo que se piensa decir.

Lo que se quiere decir.

Lo que se sabe decir.

Lo que se dice.

Lo que se oye.

Lo que se entiende.

Lo que se acepta.

Lo que se retiene.

Lo que se aplica.

  1. Los intercambios comunicacionales pueden ser: simétricos (intercambios igualitarios, por ejemplo una pareja) y complementarios (intercambios aditivos, por ejemplo: una madre y una hija).

Como resumen podemos decir: “No es necesario decir todo lo que se piensa pero sí es necesario pensar todo lo que se dice”

Me gustaría complementar lo que estoy hablando y para ello te dejo un vídeo de Paul Watzlawick que habla de la verdad y la realidad:

Después de lo que acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿Cómo vas a trabajar y/o tener en cuenta estos axiomas cuando te comunicas?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

 

Cada día escuchamos la importancia del lenguaje incluso como instrumento de curación. Desde la ontología del lenguaje, de Rafael Echevarría, hasta el pensamiento positivo, pasando por su utilidad en la detección del talento, con el llamado lenguaje analógico.

¿Qué nos decimos y cómo nos lo decimos?

Comunicación

Estudios realizados por científicos rusos ya descubrieron que hasta el ADN puede ser influenciado y reprogramado por palabras y frecuencias. E incluso nuestro cuerpo puede modificarse si nos hablamos en la frecuencia adecuada. Sabiendo de la importancia que puede tener el lenguaje sobre nosotros y nuestro comportamiento, podemos comenzar a gestionarlo para que funcione a nuestro favor.

Cuando nos decimos "no puedo más", las posibilidades de poder un poco más disminuyen. Y lo mismo si nos expresamos en sentido negativo con nuestros compañeros, colaboradores, amigos y familiares. Creyendo que estamos ayudando con frases del tipo "no te rindas", nuestro cerebro, que no sabe interpretar el "NO", lo que está favoreciendo es a llevar a que la persona piense en rendirse.

Enric Lladó nos deja unos ejemplos más que os comparto en este vídeo:

Del mismo modo, cuando nos quejamos o expresamos un problema, el hecho de poner el problema sobre la mesa, desahogarnos, criticar, puede aliviarnos emocionalmente tan sólo porque exponemos con palabras lo que nos ocurre.

Ahora bien, para poder avanzar, sobre todo en las empresas pero también en nuestras relaciones personales, será más efectivo si al mismo tiempo que exponemos el problema, añadimos también las posibles soluciones. Como decía David Kelly, fundador de IDEO y d.school, “es responsabilidad del que ve un problema callárselo y traer problema y solución a la mesa juntos” como nos ha recogido Mamen Perera en su artículo "palabras tóxicas".

Claves para una comunicación más útil y sana con nosotros mismos y con los demás:

  • ¿Lo que te dices te abre opciones o te las limita? Expresarnos en un sentido más amplio, con preguntas del tipo ¿cómo puedo solucionar esto?, nos abre muchas más opciones que si nos preguntamos ¿por qué me pasa esto a mí? Y nos da la oportunidad de resolver y afrontar lo que nos ocurre.
  • Utilizar metáforas capacitantes. Se ha comprobado que el uso de las metáforas nos permite asociar ideas con conceptos relacionados que, en general, nos facilitan la comprensión. Por ejemplo, "me encuentro entre la espada y la pared" nos aclara la idea que queremos expresar. Ahora bien, hemos de poner cuidado para elegir la metáfora más adecuada, la que nos potencie, la que nos permita enriquecer nuestra vida, como por ejemplo "abrir el abanico de las oportunidades que se nos presentan".
  • Tener un amplio vocabulario, como se ha demostrado en los estudios sobre neurociencia,  contribuye a mejorar la reserva cognitiva del cerebro, la responsable de subsanar nuestra pérdida de memoria incipiente en el ocaso de la vida.
  • Palabras como Gracias, Por favor, lo siento, perdón, te amo...tienen una fuerza especial en nosotros, y es la base del antiguo arte hawaiano Ho'oponopono.
  • Las distinciones, nos permiten elegir la palabra más adecuada cuando sabemos qué significa cada una de ellas. Por ejemplo, no es lo mismo aceptar que resignarse. Os dejo algunos ejemplos de distinciones aquí.
  • Evitar las generalizaciones "nada me sale bien" (¿nada?, ¿no hay excepciones? Seguro que algo te sale bien en algún ámbito de tu vida), las distorsiones "no me coge el teléfono, seguro que está enfadado conmigo" (¿y no podría ser por otro motivo?) y las eliminaciones "no puedo" (¿no puedes qué y en qué momento?), en nuestra forma de expresarnos.  
  • Hablarnos con cariño. Evitarnos insultos "¡es que parezco tonto!", etiquetarnos a nosotros mismos "soy tan torpe...", aceptar como generalidad lo que ha ocurrido una vez "siempre meto la pata",  y permitirnos errores, utilizar la compasión hacia nosotros mismos, una compasión entendida como acogida, que nos proporciona calma y seguridad, como indica la "Compassion focused therapy" de Paul Gilbert.

¿Cómo vas a comenzar a hablarte a partir de ahora? ¿Y cómo vas a hablar a los demás?

Te espero aprendiendo en el camino del crecimiento.

Raquel Bonsfills

Querido compañero,

¿Conoces la forma en que persuades a los demás? 

Persuadir

Hoy quiero comentar contigo algo que ayer compartí en el MBA Internacional especializado en marketing dentro del módulo resolución de conflictos, y es la habilidad de la persuasión, que junto con otras como la escucha completa del otro, la empatía, la asertividad, o el tratamiento de quejas y objeciones, nos permite llegar a mejores acuerdos y soluciones.

Wikipedia define la persuasión como la influencia social de las creencias, actitudes, intenciones,motivaciones y comportamientos. La persuasión es un proceso intencionado destinado a cambiar la actitud o comportamiento de una persona o un grupo hacia algún evento, idea, objeto o persona(s), mediante el uso de palabras para transmitir información, sentimientos, o el razonamiento, o una combinación de los mismos.

La persuasión es también una habilidad que podemos desarrollar con tiempo, esfuerzo y práctica. Cuanto más confiables parezcamos, más fácil nos será ser persuasivos.

Convencer no es vencer, es ser capaces de tener las respuestas y argumentos necesarios, de comprender al otro, de mostrar la actitud necesaria y de transmitirlo con entusiasmo, ya que si a ti no te entusiasma algo, no puedes lograr que a otro le entusiasme.

Me gustaría poner algo más de marco sobre este tema y para ello os pongo un link donde se explica la diferencia entre influir, persuadir y manipular.

¿Cuáles son los pilares de la persuasión? En mi opinión, os comparto los 6 pilares que considero más importantes, que son:

  • Credibilidad del mensaje. ¿Cómo has preparado el mensaje? ¿Cuál es el objetivo de tu mensaje? ¿A quién te vas a dirigir? ¿Crees en lo que vas a decir? Aportar experiencias, propias y ajenas, correctamente combinadas con el mensaje, facilitarán la comprensión y el deseo de aceptación del otro. Argumenta con explicaciones lógicas y racionales.
  • Credibilidad, coherencia y confiabilidad del emisor. ¿Qué haces para ser coherente en tu comunicación? ¿Qué haces cada día para resultar una persona creíble y confiable? Crea un clima de confianza para que el otro pueda manifestar todas sus dudas y expresa tu emoción, pues se contagia.
  • Capacidad de Comunicación. ¿De qué manera te comunicas? ¿Cómo te expresas? ¿Utilizas un lenguaje comprensible y adaptado a tu interlocutor? ¿Cuidas tu comunicación no verbal? ¿Qué preparas cuando quieres comunicar?
  • Capacidad para conocer a la otra parte. ¿Qué sabes del otro? ¿Qué preguntas para detectar sus necesidades y lo que le importa? ¿De qué manera te interesas por el otro? Haz que tus mensajes sean interesantes para el otro y piensa que en general lo que más nos interesa es que alguien nos escuche. Pregúntale. Interésate por él y procura que este interés sea verdadero (el falso interés se nota enseguida).
  • Liderazgo Personal. ¿Cómo desarrollas tu carisma? ¿Qué tipo de liderazgo sueles ejercer? ¿Cómo puedes inspirar para que te sigan? Y también el hecho de que te vean como un modelo, que gustes por tus cualidades, capacidades, tu forma de ser y hacer, será una clave muy importante para la persuasión.
  • Reciprocidad. ¿Lo qué pides se equipara a lo que estás dispuesto a dar?

Con el fin de complementar lo que estoy hablando te dejo un vídeo sobre la persuasión que aporta más información sobre las características indispensables para que tu mensaje sea más persuasivo.

Después de lo que acabo de compartir ¿de qué te has dado cuenta? ¿De qué manera vas a mejorar tu capacidad de persuasión?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

Querido compañero,

Cuando te comunicas, ¿las personas se acercan o se alejan de ti? ¿En qué momentos se acercan? ¿Qué les motiva a acercarse a ti? 

Acercar

En el anterior post te hablé de lo que nos aleja y de la importancia de los conflictos en las relaciones (http://2miradas.es/blog/cuatro-reglas-universales-que-nos-alejan-de-los-demas/). Hoy voy a hablarte de los obstáculos en la comunicación y de lo que nos acerca a los otros.

 ¿Qué obstáculos tienes cuando te comunicas? Te invito a que escribas todos aquellos obstáculos que encuentres, yo te comparto algunos: 

  1. Exigencia, amenaza, agresividad.
  2. Juicio, la crítica, las etiquetas.
  3. Aconsejar, consejo no pedido. Esto se da cuando alguien quiere contarnos algo y no busca nuestra solución ni consejo. Lo único que quiere es ser escuchado, que estés ahí, sentir que le entiendes, que se empatice con él y que se le comprenda.
  4. Diagnóstico, interpretación, el hacer “psicoanálisis” del otro. Nadie más que uno mismo sabe lo que nos pasa.
  5. Preguntar con juicio. Por ejemplo: y... ¿cómo se te ha ocurrido hacer eso??? Y tú, ¿qué pintabas allí? A ver, y tú, ¿qué hubieras hecho en mi lugar? (seguramente estés pensando: “seguro que hubieras hecho lo mismo”). Estas preguntas encierran un juicio importante que hace que el otro se aleje.
  6. La Ironía. Por ejemplo: ironizar una situación que el otro nos plantea. "Seguro que no te gustó, ya, ya..."
  7. La Broma. Por ejemplo: "Sacas la cartera pero no asoma el dinero. Uy, no te enfades, ¡¡es broma!!"
  8. Moralizar. El soltar sermones. Recordad que los valores de cada uno son de cada uno, no imponerlos.
  9. La Lógica. No dejan de ser mis razones. Recordad que cada uno tenemos nuestra forma de pensar y que no tiene por qué coincidir con lo que piensa el otro.
  10. Humillar. Por ejemplo: en muchas ocasiones nos ponemos a hablar de los niños y criticarles con otro adulto estando éstos presentes.
  11. Alabar. Por ejemplo: no me digas que soy buen trabajador cuando me quedo después de la jornada laboral porque el día que no me quede, me puedes decir que soy mal trabajador. Mejor reconoce o agradece que tu trabajador se quede haciendo horas extras.
  12. Consolar. Por ejemplo, un amigo pierde su trabajo y le dices: “menos mal que tienes muy buena salud”. A tu amigo en ese momento lo que le está doliendo es que está sin trabajo, mejor acompañarle empatizando con él y no hacer comentarios por consolar poco acertados. 

En esta ocasión te voy a pedir que pienses en una persona que cuando se relaciona contigo te haga sentir bien, con una comunicación que te acerque. Y pensando en esta situación, que contestéis la pregunta: ¿qué te acerca? ¿Qué hace que se haga más cercana la relación? Te invito a que hagas una lista.

Algunos seguramente hayáis contestado: me escucha, me entiende, me hace reír, me valora, desdramatiza, me acepta tal cual, su sonrisa, su bondad. Otros quizás habéis escrito: creatividad, me apoya en los proyectos, me ofrece cariño, me habla bien, me trata con respecto, tengo complementariedad, me da reconocimiento, su disponibilidad, su accesibilidad, complicidad, el tiempo y el espacio que me dedica, que comparte conmigo, la confianza que me da.

Ahora te vuelvo a pedir que amplíes la situación, pensando en todas las personas que te acercan ¿qué hacen, qué dicen, cómo se comportan para que te quieras acercar? Quizás alargues esta lista escribiendo: me da ánimo, me acompaña, está abierto a todo lo que le digo, habla con transparencia, es honesta, generosa, es una relación de igualdad, expresa sus sentimientos…

Como ya he indicado en mi anterior artículo, las emociones nos proporcionan señales de alarma que nos indican nuestras necesidades o lo que nos ocurre. En este caso, ¿cómo reacciona tu cuerpo cuando te sientes cerca del otro? Seguramente que tu cuerpo esté relajado y te sientas más tranquilo.

Lo importante en una relación es que nos comuniquemos como seres humanos y esto ¿en qué crees que consiste? Básicamente en los 4 aspectos siguientes: 

  1. Aprender a que el otro se sienta escuchado.
  2. Sentir empatía por el otro.
  3. Aprender a que el otro se sienta atendido y aceptado. Entender y comprender al otro.
  4. Expresarnos con respeto, de forma asertiva y de igual a igual.

 Con el fin de facilitaros más información os invito a ver este vídeo, en el que habla un gran maestro de la comunicación, Marshall Rosenberg, sobre la comunicación empática:

Después de todo lo que he compartido contigo, ahora ¿qué mejoras vas a llevar a cabo para acercarte más al otro cuando te comunicas?

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García

 

Querido compañero,

Cuando te comunicas, ¿las personas se acercan o se alejan de ti? ¿En qué momentos se alejan?

 Reglas que nos alejan de los demás

 

Hoy quisiera hablarte de la comunicación y de lo necesaria que es para poder mejorar nuestras relaciones.

Seguro que en alguna ocasión te han dicho que tener conflictos es malo, es negativo, que el conflicto es, incluso, comparable al desamor. Sin embargo, es un hecho que si sabemos aprovechar una situación de conflicto nos puede acercar al otro. Dice Paulo Coelho: “El amor sólo descansa cuando muere. Un amor vivo es un amor en conflicto”. 

Un conflicto es una situación que requiere un ajuste a realizar, si este ajuste no se da, nuestro cuerpo y nuestras emociones emiten señales hasta que este ajuste se produce. Por ejemplo, se nos presentan señales corporales como temblores, rojez en las mejillas… ante emociones como la rabia o la tristeza.

 Y ahora, para que puedas conocerte algo más o experimentes la importancia de la comunicación en cualquier relación, si aún no has tenido la oportunidad, te invito a que describas una situación de conflicto. Y pensando en esta situación que contestes la pregunta: ¿qué te aleja del otro? ¿Qué hace que se haga más distante la relación? Puedes hacer una lista.

Algunos seguramente hayáis contestado: que me chillen, me etiqueten, me critiquen, me manden callar, me interrumpan, no me escuchen, que no empaticen, que me comparen, que me invadan, que hablen sin parar, el silencio, que no haya respuesta. Otros quizás habéis escrito: que me aconsejen sin pedirlo, no tengan en cuenta mi criterio, no contesten, que me organicen, que me cambien de tema, que no hagan lo que pido, que me invadan, que quiten importancia a lo que me pase, el perfeccionismo, el victimismo...

Ahora te vuelvo a pedir que amplíes la situación, pensando en todas las personas que debido a su comportamiento, tú sientes que te alejas. ¿Qué hacen, qué dicen, cómo actúan para que te alejes? Quizás alargues esta lista escribiendo: que me insulten, me agredan, no me valoren, que me metan miedo, que el otro esté siempre enfadado, que me exijan… Que me contesten: “anda que tú”, “pues tú más”, “y yo más”…

¿Te has dado cuenta de que cada uno de nosotros hacemos alguna o muchas de las cosas que están en esta lista y que no es sólo el otro quien actúa así? Tenemos otras maneras de afrontar todo este listado de forma distinta, con creatividad.

Existen unos ámbitos en los que se pueden englobar todo lo que nos aleja de los demás. De manera universal estos ámbitos son:

  1. Juicio. Por ejemplo ¿qué hago cuando alguien me dice que soy un idiota? Rechazarlo y esto sucede por una razón primordial y es el preservar nuestra identidad. El problema es creer que el juicio es la verdad ¿Cuál es la realidad? La realidad puede ser que en ese momento, en esa situación mi comportamiento fue idiota pero no soy idiota las 24 horas del día, ni los 365 días del día, entonces, ¿por qué etiquetas?
  2. Exigencia. El formato mental de la exigencia es: tener que, debería, tendría, lo normal es, lo apropiado, lo adecuado… Cuando decimos cualquiera de estas expresiones a alguien, pagamos un precio de alejamiento porque resta libertad al otro y cuando nos hablamos así a nosotros mismos, nos coarta nuestra propia libertad. Cambiar esta exigencia por la convicción con un formato mental como: quiero, deseo, me gustaría… puede ayudar a conseguir un acercamiento en la relación o con nosotros mismos.
  3. Emplear el Castigo, premio, culpa o chantaje cuando quiero conseguir algo del otro. No se trata de adiestrar al otro en su forma de comportamiento para que se adapte a como a nosotros nos gustaría que fuera. Y para ello acudir al premio si lo hacemos bien o al castigo, si no. Jugar con "si haces X entonces te quiero mucho" a la larga seguramente creará una mayor distancia entre nosotros.
  4. Tener la razón. Ante una diferencia de opinión, en general, lo resolvemos con el tener razón y, a menudo, decimos frases como: “yo tengo razón”, tú te equivocas”. Cuando alguien nos da la razón, nos produce un subidón repentino que dura poco y no se sostiene en el tiempo. En cambio, nos lleva a gastar tiempo, energía y resultados. ¿Crees realmente que merece tanto la pena tener la razón si esto te lleva a alejar a alguien que te importa?

 ¿Cómo reacciona tu cuerpo cuando te encuentras con una de estas 4 situaciones? Como comentaba al inicio, ante las situaciones que nos alejan, seguramente que tu cuerpo se tense y te sientas intranquilo.

Con el fin de facilitarte más información te invito a leer algunos libros como:

  • ”Deja de ser amable, sé auténtico!, como estar ante los demás sin dejar de ser uno mismoTomas D Ansenbourg. En general, hemos aprendido a ser complacientes, a ocultarnos tras una máscara, a desempeñar un papel. Hemos adquirido la costumbre de disimular lo que nos sucede, con el fin de ganarnos el reconocimiento, la integración o una aparente comodidad, en lugar de manifestarnos tal como somos. Hemos aprendido a separarnos de nosotros mismos para estar con los demás. Y aquí tiene su origen la violencia en la vida diaria: no escucharse a sí mismo conduce, tarde o temprano, a no escuchar al otro; no respetarse a sí mismo conduce, tarde o temprano, a no respetar al otro.
  • ”Comunicación no violenta”. Marshal Rosemberg. Comunicación no violenta expresa una clara y sistemática presentación de un programa educativo desarrollado por Marshall Rosenberg, a partir de su experiencia como educador mediador y terapeuta.

Después de todo lo que he compartido contigo, ahora ¿Cómo vas a detectar que te estás alejando del otro? ¿Qué mejoras vas a llevar a cabo para evitar que alguien que te importe se aleje de ti?

Con el fin de continuar con el complemento para este artículo, en mi próximo post te voy a hablar de lo que nos acerca al otro y de los obstáculos que podemos tener en la comunicación con los otros.

Te recuerdo que estoy siempre a tu disposición, si quieres hablarme de tu caso y que te responderé cualquier pregunta o duda que quieras hacerme.

No te olvides que te acompaño con pasión hacia el logro de tu éxito.

Milagros García